Motorola One Vision Review

De todos los teléfonos de la nueva familia “One” de Motorola – One Vision, One Action, One Zoom, One Macro, etc – el One Vision es uno de los más sólidos de todos, combinando una excelente cámara de fotos, con un sólido rendimiento, elegante diseño y ese nuevo formato 21:9 – formato alargado – que hace que los teléfonos se distingan de los demás.

Diseño y Pantalla

De hecho, “Vision” se refiere a los elementos más destacables del equipo, que son su cámara de 48 MP y su pantalla alargada de 21:9. Este formato alargado nos da un teléfono cómodo de sostener en una mano, pero aún así manteniendo la posibilidad de caber más contenido que otros teléfonos. Sin embargo, cuando vemos videos de YouTube y similares, perdemos espacio en los costados. La pantalla de 6.3″ destaca, sin embargo, cuando vemos películas de Netflix u otro contenido en formato 21:9, y para contenido vertical, como Instagram, Twitter y otros, es excelente. Tenemos una resolución Full HD con 432 ppi, así que es bastante nítida.

El teléfono se ve bastante bien en general, con un diseño simétrico y un color bastante atractivo. Me gusta lo que Motorola ha hecho con el “gradient” o el degradé del color. Lo que no me gustó, es tremendo “Punch hole” que Motorola ha colocado para la cámara frontal. No me molestan los notches o punch hole cameras cuando no distraen, pero el tamaño de la cámara frontal del One Vision realmente distrae.

Cámaras

Por otro lado, la cámara es también destacable para un teléfono en este segmento. Se trata del sensor Samsung GM1 de 48 MP, por lo que el teléfono se une a la competencia de otros con cámaras similares como el Redmi Note 7. Sin embargo, cabe señalar que como esos teléfonos, la idea de tener 48 MP es la de poder combinar esta resolución, en una foto más pequeña; es decir, combinar 4 pixeles cercanos en uno solo, dándonos una imagen más nítida de 12 MP, algo que Motorola llama “Quad Pixel”. En la práctica, lo que se está haciendo es aprovechar los procesadores de los teléfonos actuales para mejorar considerablemente las fotos que podemos obtener gracias a esta técnica. Y a Motorola le funciona bastante bien, pues el One Vision es capaz de capturar excelentes imágenes, sobre todo de día y bajo buena luz. El teléfono se defiende con otros teléfonos de otras gamas en calidad de imagen, pero es en fotos nocturnas donde, como siempre, se nota la diferencia entre gamas. Lamentablemente, a diferencia del resto de teléfonos en la familia “One”, el One Vision no cuenta con un lente que nos de otra perspectiva; sólo tenemos un sensor adicional de 5 MP para fotos retrato. Pero nada de ultra wide, telephoto, o “macro” como el One Macro.

Rendimiento y Batería

CaracterísticasMotorola One Vision
ProcesadorSamsung Exynos 9609
RAM4 GB
Pantalla6.3″ IPS LCD, 252 x 1080
Almacenamiento128 GB (expandibles)
Cámara frontal25 MP f/2.0
Cámaras traseras48 MP (Samsung GM-1) f/1.7 con OIS
5 MP f/2.2 (profundidad)
Batería3,500 mAh
15W Fast Charge
Dimensiones160.1 mm x 71.2 mm x 8.7 mm
Peso180 g

Este es uno de los pocos teléfonos, aparte de los de Samsung, que utiliza un procesador de la marca coreana. De hecho, el Exynos 9609 no lo hemos visto en un teléfono de Samsung hasta ahora, pero en temas de performance, el teléfono se comportó muy bien. No tuve problema alguno de rendimiento con ninguna app, dándome un promedio de 1500 single core en Geekbench, y unos 4300 multi core. En general, el teléfono se comporta de manera bastante similar a los Kirin 710 de Huawei, o al A50 de Samsung.

Puede lidiar con juegos como Call of Duty Mobile sin problema, y las apps corren bastante bien. Tenemos 4 GBs de RAM, así que el multi-tasking no ers un problema, ya que el teléfono trae la versión Android One, bastante ligera.

En Batería es donde el teléfono decepciona. Tenemos una luminosa pantalla de 6.3″ y Motorola decidió poner una batería relativamente pequeña, de 3,500 mAh. En un año donde 4,000 mAh se ha vuelto casi standard para la categoría, 3,500 mAh significa que tendremos que cargar el teléfono antes de que acabe el día. Yo personalmente tuve que cargarlo a las 4 o 5 de la tarde el tiempo que lo tuve para pruebas.

Conclusión:

El Motorola One Vision hace lo que promete: darnos una experiencia sólida en todo sentido. Tenemos buen performance, una buena pantalla, un diseño bastante ergonómico y fácil de manipular, la cámara está excelente para la gama. Donde decepciona, es en temas de batería.

Huawei P Smart 2019: Análisis en Español

Mucho, muchísimo tiempo le dedicamos a reseñar productos como el Mate 20 Pro, al Galaxy Note 9 o al iPhone XS, pero lo cierto es que, cuando se trata de ventas, son los teléfonos de gama media, los que dominan en ventas. Antes, comprar un gama media era siempre una decisión cuestionable (comparado a, por ejemplo, comprar un gama alta de una generación anterior). Pero la brecha en rendimiento y potencia se ha reducido tanto entre la gama alta y gama media que uno termina pagando por una gama superior sólo si realmente necesita la mejor cámara, o la mejor batería.

Esto es lo que el P Smart 2019, nuevamente me mostró. Se trata de un teléfono de gama media que casi no tiene nada que envidiarle a sus hermanos de gama alta y que, de hecho, ha adoptado nuevas funcionalidades exclusivas de teléfonos más caros que lo hacen un sólido contrincante frente a teléfonos como el futuro Moto G7 en esta gama.

P Smart 2019: Una amalgama de nuevas tendencias.

Puede que comparta el nombre del P Smart original, pero el teléfono hereda más cosas del P20 y Mate 20 – y se asemeja más a estos teléfonos – que de su primera generación. Para empezar, tenemos un teléfono que está construido en base a vidrio, tanto por delante, como por detrás. Debo admitir que extraño un poco el aluminio – sobre todo porque es más un cambio estético que funcional; no hay carga inalámbrica en el P Smart 2019 – sobre todo porque los teléfonos de Huawei se sentían ergonómicos y cómodos en el uso de este metal. El vidrio es menos resbaloso, sí, pero es un imán de huellas dactilares y, por supuesto, más frágil ante caídas. Además, cabe señalar que este “cristal templado” que tenemos en la parte trasera se siente diferente al frontal; se siente más plástico; seguramente es una aleación diferente para aguantar mejor caídas. Por suerte el equipo incluye un case y un protector de pantalla en la caja, como vimos en el Unboxing:

Este smartphone es más grande que el equipo del 2018, con una pantalla de 6.2″ que además, es 19.5:9 (ligeramente más alargada). Esto hace que físicamente no se sienta tan grande (sigue teniendo un grosor muy similar), pero sí tenemos más pantalla. Esto se ve acentuado debido a que el P Smart por fin reduce los bordes en torno a la pantalla y adopta un “mini notch”, en forma de gota, donde se aloja la cámara frontal.

La reducción de bordes se aplica a casi todos los extremos del teléfono, pero en la parte inferior todavía encontramos cierta “barbilla”. Esto se debe a que aquí se encuentra la conexión de la pantalla hacia el equipo y, por lo tanto, reducir este borde implica técnicas que suelen estar reservadas para teléfonos de mayor costo (el iPhone XS para reducir su “barbilla” o borde inferior, por ejemplo, curva la pantalla OLED hacia abajo; algo que no vemos nunca pero le permite tener uno de los bordes más delgados del mercado; pero se trata de un teléfono de $1,000). Huawei ha incluido un pequeño LED de carga en esta parte inferior, al costado izquierdo del puerto de carga en lugar de la parte superior. Útil, pero no se ve particularmente bien porque no está centrado, ni vertical, ni horizontalmente, con esta sección.

El branding, debido a esta reducción de bordes, ha pasado a la parte trasera del teléfono, donde encontramos el logo de Huawei alineado horizontalmente en lugar de verticalmente, como invitándonos a usarlo de esa manera, para tomar fotos.

Cabe señalar que a pesar de un aspecto más moderno, el P Smart se mantiene en micro USB en lugar de dar el salto al USB C. Puede ser algo positivo / negativo de acuerdo a la colección de cables que tengan, pero me parece que Huawei debería ya estandarizar el tema, al menos en teléfono de gama media como el P Smart. Y mantener el microUSB en sus gamas más bajas, como la serie Y5, Y6 e Y7. El equipo conserva un puerto para audífonos y la Radio FM. Tenemos soporte de carga relativamente rápida de 10 W (5 voltios a 2 amperios) con el cargador incluido en la caja.

El teléfono tiene un claro look “moderno”, del 2019. Algo que le faltaba al P Smart original, que seguía con gruesos bordes en plena era de “notches”. Por lo general, Huawei ha hecho un buen trabajo con el rediseño, con una mejor pantalla de mayor tamaño, una buena implementación del notch y cosas que hemos visto en teléfonos de gamas más altas.

Características Técnicas, Rendimiento y Batería

CaracterísticasHuawei P Smart 2019
Pantalla6.2″ Full HD (LCD) formato 19.5:9
ProcesadorKirin 710 a 12 nm / Mali G51
RAM3 GBs
Almacenamiento32 / 64 GBs
Cámara Trasera13 MP f/ 1.8 principal, 2 MP (para desenfoque)
Cámara frontal8 MP f/2.0
Batería: 3,400 mAh
Dimensiones:155 x 73 x 8 mm, 160 gramos
OS:Android Pie 9 / EMUI 9
Precio:$250 – $350 (aprox)

El Kirin 710 del P Smart 2019 se comportó de manera ejemplar en el teléfono. La experiencia fue fluida en todo momento, incluso cargando mis típicas apps y dándole trabajo al saltar entre múltiples apps. EMUI 9 y Android Pie vienen incluidos de fábrica, junto con todas las optimizaciones que Huawei implementa al sistema operativo (manejo de apps para que no consuman recursos innecesariamente)

El P Smart 2019 incorpora la navegación por gestos que trae el Mate 20 Pro, aunque están incluidos de manera opcional (los activamos desde Ajustes / Sistema / Navegación). En mi experiencia, funcionaron igual de bien que en el Mate 20 Pro; es decir, necesitarán utilizarlo junto al EMUI Launcher para que los gestos funcionen como deben; otros launchers, como Nova, no trabajan bien con los gestos de Huawei.

Juegos corrieron muy bien, incluso algunos exigentes como PUBG Mobile o Asphalt. Y la batería de 3,400 mAh resultó suficiente para llegar a casa a las 7 u 8 de la noche después de desconectarlo a las 6:30 am, con 10 % de batería. No trae la batería ejemplar del Mate 20 Pro, pero sí es una mejora frente a la del P Smart del año pasado, que tenía 3,000 mAh.

Cámara

La cámara ha recibido varias mejoras, comparándola a la del P Smart original. Si, tenemos al mismo sensor de 13 megapixeles acompañado de uno de 2 megapixeles para desenfoque, pero como hemos visto en los últimos años, los grandes avances vienen gracias a la fotografía computacional, apoyadas en inteligencia artificial. En pocas palabras, los resultados me sorprendieron bastante. El P Smart 2019 trae modo noche / night mode! El mismo modo por el cual la cámara del P20 Pro / Mate 20 Pro sigue siendo mi favorita para fotos por sobre otros teléfonos, está implementado aquí en un teléfono de menos de la mitad de su precio! Y si bien los resultados son ligeramente inferiores (más ruido y menos detalles comparados al de un Mate 20 Pro), igual dejan mordiendo el polvo a teléfonos en la misma gama. El “Night Mode” o modo noche, como vimos en el Mate 20 Pro, se encarga de capturar una imagen por 4 o 3 segundos, capturando los detalles en todo este momento. Esto, con una cámara regular, es imposible sin un trípode porque los movimientos de cámara nos devuelven una foto borrosa. Sin embargo, usando los sensores del teléfono, en combinación con la cámara, el teléfono puede anular el temblor de nuestras manos y nos da una imagen nítida, incluso en situaciones de poca luz. Pueden ver más demostraciones de ello en el Mate 20 Pro, que implementa el mismo modo:

Ver el Modo Noche en un teléfono de gama media me sorprendió. Los resultados fotográficos son muy buenos para su gama. Todavía existe una diferencia entre gamas altas y el P Smart 2019 (el Mate 20 Pro sigue sobresaliendo en fotos más oscuras, capturando más detalle, además de tener el beneficio de una cámara telephoto para capturar cosas a lo lejos, y una ultra wide angle para darnos una perspetiva angular imposible de alcanzar con el P Smart 2019).

Sin embargo, para ser un teléfono con un precio aproximado de $250, la cámara es muy, muy buena.

Conclusión: Un sólido teléfono por donde se le mire.

El P Smart 2019 es un sólido teléfono en todo sentido. En batería y rendimiento es más que suficiente para la gran mayoría. La cámara ofrece un importante salto en calidad frente al modelo anterior y, creo yo, frente a muchos teléfonos de esta gama. Por último, el diseño renovado lo ayuda a verse actual, moderno para el 2019 (a pesar de que no soy muy fan del cambio de aluminio a este pseudo vidrio que más se siente como plástico). Esto, combinado con la buena costumbre que tiene Huawei de incluir la versión más reciente de Android, Android 9 / EMUI 9, lo hacen un excelente teléfono de gama media que, sí, no tiene mucho que envidiarle a gamas más altas.

La reseña del P Smart original:

Essential Phone Review Round Up!

El Essential Phone, esperado teléfono de Andy Rubin, creador de Android – si, el sistema operativo – acaba de salir a la venta para muchos y como era de esperarse, reseñas del teléfono han empezado a poblar la Web!

El teléfono tiene una disponibilidad bastante limitada inicialmente, lanzándose en Estados Unidos y posteriormente en otros mercados, así que se me ocurrió hacer un Essential Phone Review Round Up, enumerando las opiniones de otros medios que han tenido la oportunidad de probar el teléfono previamente, y enlazando sus reseñas para que puedan leerlas completas!

La conclusión a la que llegan muchos? Que es un sólido teléfono – algo notable para ser el primer teléfono de esta empresa – pero que aún tiene algunas fallas y problemas que le impiden ser el mejor. La mayor crítica? La cámara, que no está a la altura del resto de la competencia. Y siendo la cámara uno de los elementos que diferencia a los teléfonos de gama media de la alta, es un problema notable.

 Wired, por David Pierce

Es un mundo complicado para un Android phone. Tienes a Samsung y Huawei vendiendo teléfonos en cantidades imposibles, mientras que Xiaomi, HTC, Motrola, Google, Oppo, OnePlus, LG, y 1,000 otras compañías buscan un nicho. Los teléfonos baratos son geniales; teléfonos caros son increíbles. Todos los smartphones hacen todo ahora. La esperanza de Essential es ser ese teléfono sin marca, el teléfono que le de a los usuarios un sentimiento de elección y pertenencia que les ha faltado. Funcionará? Andy Rubin y Essential tiene aproximadamente $300 millones de dólares para enterarse. Pero es complicado.

Entiendo la noción de que un teléfono excelente podría capturar los corazones de personas que no quieren un Apple o el desastre de software de Samsung. Y el Essential Phone se aproxima bastante a ser ese teléfono. Hace tantas cosas bien. Si este pedazo de metal fuera waterproof, y si confiara en la cámara un poco más, tranquilamente lo pondría en el rango del S8 y Pixel como los mejores teléfonos con Android disponibles. Pero tiene suficientes imperfecciones para hacerme dudar, y como con cualquier compañía nueva, cómo Essential maneja cosas como actualizaciones y servicio al cliente serán cruciales a futuro.

Hay todavía bastante espacio para un teléfono que no te refriega a sus aliados fabricantes y publiciarios en la cara. Si compras este teléfono, eso es lo que apreciarán con el Essential Phone. También te darás cuenta que Essential, como cualquier otro, está trabajando en cómo cambiar el “juego del smartphone”

 The Verge, por Dieter Bohn

El Essential Phone hace muchas cosas de manera correcta, y es un muy bonito teléfono Android. Estéticamente, creo que es mi teléfono Android favorito. Pero para alcanzar este diseño monolítico y mandarlo a tiendas tan rápido (supuestamente para ganarle a algunos de sus más esperados competidores al mercado), parece que Essential se salteó una característica que uno no puede saltearse en un premium smartphone: la cámara.

El Essential Phone hace tantas cosas correctamente: gran pantalla, buena duración de batería y software limpio. Y encima de todo ello, tiene ambiciones de hacer incluso más con sus módulos. Si le preguntaras a usuarios de Android de manera abstracta lo que quieren, sospecho que muchos de ellos describirían exactamente este teléfono. Pero a pesar de que la cámara es bastante buena, no llega a cumplir las expectativas que el resto del mercado ha puesto.

Lo bueno:

  • Pantalla edge to edge
  • Android limpio
  • Buena duración de batería

Lo malo

  • Cámara decepcionante
  • Sistema modular aún sin ser demostrado en su totalidad.
  • Sin puerto para audífonos

 Techcrunch, por Greg Kumparak

Hasta ahora, el Essential Phone se siente como una estructura sólida para la visión de Andy Rubin – una de un ecosistema unificado con un catálogo de accesorios; una de teléfonos con Android que prometen actualizaciones por dos años y parches de seguridad mensuales. Comprarlo ahora es apostar por esa visión, sea lo que sea que signifique. Me gustan muchas cosas del teléfono – pero, si ya estás contento con lo que está en tu bolsillo, no hay nada aquí que te grite “TU TELÉFONO ES BASURA! BÓTALO Y CÓMPRAME!”

Android Authority

 Engadget

Estos son todos los reviews que tenemos por ahora; al parecer, no muchos medios han recibido unidades de reseña a tiempo, así que lo más probable es que veamos más reseñas en un futuro próximo.

Advance Smartpad SP7246 – Una económica tablet con Windows 8.1 [Reseña]

IMG 6798

Durante las últimas semanas, he estado probando la Advance Smartpad SP7246, una tablet con Windows 8.1 con modestas características, pero que trae consigo una buena duración de batería y, sobre todo, el poder de tener Windows 8.1 completo en un paquete relativamente económico.

IMG 6804

Características

 Características  Smartpad SP746 
CPU  Intel Atom Z2760 | 
RAM  2 GBs
Pantalla  10.1″, 1280×800
Almacenamiento  32 GBs
Batería  6,200 mAH
Extras  Office Home & Student 2013 incluído, Bluetooth, Cámara frontal 2 MPx, Stylus 

IMG 6807
El Smartpad tiene un plug de audífonos, un puerto USB de tamaño completo, y el puerto por donde el dispositivo es cargado

En características, la Smartpad de Advance no va a ganar ningún premio. A pesar de la mala fama adquirida por procesadores Atom, sin embargo, me sorprendió lo bien que funcionó la combinación de este CPU y RAM para ejecutar todo tipo de tareas comunes, como navegar por la Web, lanzar múltiples aplicaciones simultáneamente – correr Spotify para audio mientras tenía Chrome abierto con múltiples pestañas, con Word abierto para redactar esta reseña. Aplicaciones de más peso – como Lightroom o juegos – sin embargo, demostraron las limitaciones del CPU y GPU integrado.

IMG 6833

Otra gran limitación, es la capacidad del dispositivo. Tras instalar Windows 8.1 / Office 2013 Home & Student, el espacio libre restante en el disco principal es de 10-12 GBs. Si, dos tercios del espacio libre se van en Office y el sistema operativo, por lo que será prácticamente necesario colocarle una tarjeta microSD a la tablet para guardar documentos, fotos, videos y más. Claro, podemos recurrir a técnicas para ganar espacio (como eliminar la partición de recuperación (haciendo un backup en un USB previamente), reducir el tamaño del archivo de hibernación, entre otras cosas). Hasta ahora Windows 8.1 no ofrece la posibilidad de instalar “Metro Apps” a un disco externo o memoria SD1, así que también limitará la cantidad de apps que podamos instalar.

DSC08693

Pero esto se debe a que Windows 8.1, a diferencia de Android o iOS, es un sistema operativo híbrido, como hemos visto ya en el pasado, en nuestra reseña: Windows 8.1, Qué Hay de Nuevo?. Windows 8 fue un drástico cambio a lo que estábamos acostumbrados, prácticamente forzando la interfaz táctil a todos sus usuarios, por lo cual fue negativamente recibido. Windows 8.1 es un refinamiento de la experiencia, donde ambos modos pueden coexistir tranquilamente.

A pesar de la falta de apps exclusivas para Windows 8, el sistema de multitasking empleado por Microsoft, al haberse originado como un sistema operativo de escritorio primero, antes de implementar la interfaz táctil, es muy superior a lo que encontramos en Android o iOS. Correr 2 aplicaciones simultáneamente, lado a lado en la interfaz Metro – navegando por Facebook mientras exploro noticias en Feedly, por ejemplo, o revisando Flipboard, jalando noticias interesantes a mis contactos via email, en simultáneo – resulta sumamente conveniente. Y cuando necesiten trabajar “en serio”, basta con conectarle un mouse y teclado, via bluetooth o por el puerto USB, y en segundos pueden estar utilizándola como una laptop tradicional, con Office.

IMG 6835

Hablando de Office, cabe señalar que esta tablet incluye ya una licencia de Office 2013 Home & Student como parte del paquete. Así es, ya no es necesario adquirir una licencia para utilizarlo, porque viene pre-instalado con la tablet, lo cual es una gran ventaja para estudiantes.

Windows 8.1, entonces, funciona muy bien en la Smartpad SP7246. Las apps corren bien, Office funciona impecablemente. Pero qué tal el hardware en general?

Dejando de lado la limitación de almacenamiento, la Smartpad se siente bastante bien en las manos. Es relativamente liviana (aproximadamente 600 gramos), la pantalla tiene buena luminosidad y la construcción del dispositivo se siente sólida. La resolución de la pantalla es algo baja, pero no se ve mal. Me alegra que se haya utilizado esta resolución porque un panel Full HD hubiera empeorado el rendimiento (exigiendo demasiado del procesador Atom) y duración de batería.

IMG 6818

En cuanto a la duración de la batería, esta fue más que aceptable. En mis pruebas, duró sin problemas unas 6 horas de uso activo, con la pantalla a 66%. El procesador Atom, junto a las mejoras de batería aplicadas por Windows 8.1, mejoran bastante la experiencia.

Ojo: tengan mucho cuidado con la pantalla. En las semanas de prueba, ésta ya mostraba ciertos rayones en la superficie. Así que asegúrense de cubrir la pantalla cuando la estén transportando.

DSC08688

Lo que tenemos con la Smartpad, entonces, es una buena tablet de introducción para usuarios. La limitación de almacenamiento probablemente mantenga alejados a “power users”, pero para estudiantes que están buscando un único dispositivo que cumpla la labor de máquina de trabajo y tablet, ésta me parece mejor opción que tablets económicas con Android, debido a que para trabajos, asignaturas y demás, nada como una versión completa de Office.

Precio estimado: S/.1,200


  1. Algo que por fin Windows Phone 8.1 – el OS para smartphones – por fin permite 

Windows Phone 8.1 – Review en Español

 

El día de ayer, Microsoft lanzó Windows Phone 8.1 (Pueden actualizar sus teléfonos – todos los teléfonos con Windows Phone 8 – siguiendo estos pasos). Se trata de un importantísimo update que no sólo se concentra en refinar la experiencia existente, sino sumar características que han sido pedidas por múltiples usuarios. A pesar de ser un update “0.1”, se siente más como un salto mayor. Son tantos los cambios y las mejoras, que sinceramente, se siente como un point update.

Con Windows Phone 8.1, por fin tenemos un sistema operativo maduro, capaz de competir, cara a cara, con los grandes. Uno que no sacrifica sus características únicas, pero que ha logrado adoptar y armonizar una parte de las mejores características que son ya comunes con otros sistemas operativos, como el centro de notificacione.

 

Action Center / Quick Settings.

 

Una de las quejas más grandes que ha existido siempre contra Windows Phone, es la falta de un sistema de notificaciones funcional. Con esto, nos referimos al área en donde todas las alertas y mensajes de diversas apps – mensajes de Facebook, Tweets, nuevos emails – van a parar. Usualmente, los sistemas operativos móviles le dedican el gesto de deslizar el dedo desde la parte superior de la pantalla hacia abajo para desplegar este sistema de notificaciones. Fue utilizado inicialmente por Android, y luego adoptado por iOS.

Existe el argumento de que, como Windows usa “Live-Tiles” o cuadrículas con información que se actualiza constantemente, razón por la cual, hasta Windows Phone 8, no mostraba interés en el tema de notificaciones.

En parte, el uso de Live Tiles mitigaba en parte la necesidad de ello. Y en combinación con el “Toast” (breve notificación temporal cuando un mensaje llegaba), no era un problema muy grave. No obstante, dada la millarada de mensajes que podemos recibir en un breve momento, era fácil simplemente pasar por alto el servicio web o portal lo había generado. Por lo tanto, detectar la fuente de la notificación, se hacía complicado.

Todo esto, queda atrás con Windows Phone 8.1. Ahora, además tener el superior sistema de Live Tiles (Windows Phone sigue teniendo el mejor Home-Screen o Pantalla Principal de cualquier sistema operativo, a mi criterio), actúa en combinación con un sistema de notificaciones que, al igual que Android o iOS, se despliega al deslizar un dedo desde la parte superior de la pantalla, hacia abajo.

El sistema no es tan avanzado como el de Android. No es posible, por ejemplo, desaparecer notificaciones individuales. Pero es mucho mejor a no tener nada. Lo que sí podemos hacer, es desaparecer grupos de notificaciones, a nivel de aplicación. Es decir, si deslizamos el dedo hacia la derecha, borraremos todo el grupo de notificaciones de Facebook, Instagram, sea cual sea la app que deseamos eliminar.

Junto al sistema de notificaciones, tenemos al”Action Center” Se trata de una sección en la parte superior que nos brinda 4 opciones configurables (5 en dispositivos de mayor tamaño, como el Lumia 1520) para rápidamente acceder a acciones comunes del teléfono. Así, por ejemplo, podemos activar / desactivar el Wifi, Bluetooth, activar la rotación, o lanzar la aplicación de cámara. Es sumamente configurable, y por fin elimina la necesidad de descargar apps que se encargaban de añadir atajos al Home Screen.

El Action Center / Sistema de Notificaciones es uno de los “pequeños-grandes” updates que veremos a lo largo de Windows Phone. Es decir, no se tratan de cambios dramáticos individuales, sino de pequeños cambios que mejoran considerablemente la experiencia, que pone a Windows Phone como una alternativa similar y en casos superior, a sus rivales como Android o iOS

Cambios en la interfaz.

 

Ahora Windows Phone 8.1 nos permite añadir más Live Tiles. Es decir, ganamos más espacio al permitirnos colocar íconos más pequeños. Esto ha cambiado bastante la manera en la que configuro ahora mi homescreen (en un Lumia 1020). Con este espacio extra, mi scrolling vertical ha disminuido consierablemente, pues casi todo lo que neccesito, está a la mano. Al menos en la pantalla del Lumia 1020 no tuve problemas con hacer más pequeños los tiles. No tuve dificultad con ver notificaciones, ni contadores, ni ningún otro tipo de mensaje.

Además de mayor espacio, también ahora Windows Phone nos permite colocar una imagen de fondo en la pantalla principal. Pero en lugar de sacrificar el tema de los Live Tiles en favor de poner un wallpaper (como en las interfaces más tradicionales usadas por iOS y Android), Windows Phone coge la imagen que queramos configurar como fondo, y las aplica en algunos Live Tiles transparentes. El efecto es bastante bueno, pero sólo si encontramos una imagen que cree cierta harmonía o usamos una de las incluidas.

El tiempo de animaciones también ha sido reducido, lo que finalmente da la impresión de mayor velocidad en el sistema operativo. Por otro lado, por fin el indicador de batería, wifi y señal está siempre visible. En WP8, teníamos que deslizar el dedo hacia abajo para ver esta información vital. Como ahora este gesto descubre el Action Center, por fin tenemos esta información siempre visible.

A todos los niveles, los cambios en el UI mantienen lo que hace a Windows Phone único; pero al lado del excelente homescreen, ahora obtenemos finalmente un sistema de notificaciones decente. Todavía hay trabajo por hacer (sobre todo en la lista de apps que vemos a la mano derecha), pero por lo general, es un genial upgrade.

 

Cortana

Cortana es una propuesta muy interesante por parte de Microsoft. No por lo innovadora[1], sino porque parece cementar algo que debemos tomar por hecho: en un futuro muy cercano, todos estaremos hablando con nuestro teléfono en todo momento, agendando citas, realizando breves investigaciones o búsquedas, y consiguiendo respuestas a todo tipo de preguntas. Windows Phone, como tercer gran sistema operativo móvil (ya establecido, ahora que cuenta con poco más del 10% de la cuota de mercado mundial), ha también mostrado la importancia de contar con un sistema de asistencia digital personal.

Lamentablemente, Cortana sólo está disponible en inglés, ahora que está en Beta. Consiste en que lo podemos usar, pero a condición de que tengamos nuestro teléfono configurado con Inglés (Estados Unidos) para utilizarlo. Por este motivo, no ahondaremos mucho en el tema. Pero sí vale la pena comentar que Microsoft ha implementado algunas funciones que no habíamos visto en otros sistemas operativos.

Cortana, por ejemplo, mantiene un Notebook o cuaderno con información que va aprendiendo de nosotros. Así, Cortana tiene una base de datos a la cual puede acceder para aprender, por ejemplo, cuándo es nuestro cumpleaños, cómo nos llamamos, quién es nuestro padre o madre y más. Y lo mejor de todo es que es un cuaderno al cual nosotros podemos acceder en cualquier momento y corregir la info (si es que Cortana está equivocada), o limitar los conocimientos de la misma.

Una pena que el servicio esté disponible sólo en inglés. Es algo que, esperemos, Microsoft internacionalice pronto.

 

Otros

 

Además de las funciones ya comentadas, Windows Phone 8.1 incluye algunos extras sumamente útiles. Battery Saver, por ejemplo, es algo que debería ser incorporado en otros sistemas operativos. De modo semejante a Mavericks (OS X, el sistema operativo para Macs), Battery Saver nos dice qué apps están consumiendo toda nuestra batería. Así, si queremos prolongar el uso de la misma, basta con dejar de usar la app. También es sumamente útil para encontrar esas apps que consumen recursos sin medirse.

Data Sense, por otro lado, es una app que, de manera similar al manejo de Data de Android, nos permite establecer un día de inicio / fin de nuestro plan de datos, así como un límite en Gigabytes. De esta manera, Data Sense nos avisará cuando nuestro consumo llegue a un límite, para no sobrepasarnos.

Internet Explorer ha sido actualizado también a la versión 11. Y con este update, obtenemos mucha mayor velocidad. IE11 es superior a Chrome en Android en cuanto a rendimiento y performance, y diría que está a la par con Safari en este tema.

 

Conclusión

 

Windows Phone 8.1 es no sólo una alternativa viable, sino una opción a sumamente atractiva frente a Android o iOS. El sistema operativo ha llegado a tal punto de maduración, que es un serio contrincante de los otros dos sistema operativos. Puede no tener todavía la cuota de mercado de Android, pero no me sorprendería ver un gran crecimiento durante el 2014; sobre todo porque no sólo tenemos a un robusto sistema operativo con este update (que, sinceramente, debió ser llamado cuando menos Windows Phone 8.5 o incluso 9), sino que Nokia sigue creando excelente hardware, a un buen precio.

Todavía no tenemos un “ecosistema de apps” comparable al de Android (y menos al de iOS), pero todas las apps esenciales están. Facebook, Twitter, Evernote, Spotify están todas disponibles en la plataforma. Hay varias otras que todavía no llegan a Windows Phone, pero dado el constante crecimiento en popularidad, no me sorprendería ver cómo las empresas empiezan a dedicarle más y más personal para el desarrollo de apps a esta plataforma.

Windows Phone 8.1 no sólo se trata de una opción viable, sino una que quizás muchas personas terminen prefiriendo. No sólo se trata de un robusto y veloz sistema operativo, sino que los terminales que lo utilizan, como la línea Lumia de Nokia, está entre los mejores teléfonos disponibles. Si estuvieron ignorando Windows Phone debido a que el sistema operativo no se sentía lo suficientemente maduro, o nos obligaba a sacrificar ciertas funcionalidades, denle una segunda oportunidad.

Ahora, solo falta que los desarrolladores empiecen a prestarle más atención, para cubrir ciertos ligeros vacíos en apps.


  1. Microsoft llegar tarde a la fiesta, después de todo. Apple tiene a Siri desde hace años, y Google mantiene su Google Now.  ↩

<

p> 

Bose SoundLink Mini. Un análisis

IMG_1675-800

Parlantes Bluetooth, existen hoy en día por montones. Desde que nuestro smartphone / tablet se convirtió en la principal fuente musical de nuestras vidas, la idea de tener un parlante libre de cables, ha sido siempre lo ideal. Después de todo, quién quiere estarse acercando a una mesa para conectar con un cable el teléfono? Quién quiere, después de todo, separarse de su teléfono?

El problema que ha aquejado a esta nueva generación de parlantes, es una de balance. Ha sido bastante complicado encontrar un buen balance entre el buen sonido, y la portabilidad. Ya lo vimos con los Jambox de Jawbone, donde se sacrificó calidad de sonido (bajos demasiado débiles, sonidos altos y medios predominantes) para que éste fuese sumamente cómodo de transportar (y de hecho, durante el tiempo de la reseña, jamás me molestó cargar el Jambox conmigo a todos lados).

Bose, empresa con un pedigree bastante reconocido en calidad de sonido, ha logrado encontrar este balance con los Soundlink Mini.

Sonido

IMG_1682-800

En dimensiones,tenemos medidas muy similares a las del Jambox de Jawbone, haciendo de los Mini, unos parlantes sumamente portátiles. Pero aquí es donde acaban las similitudes, pues los parlantes de Bosé son muchísimo más pesados, pero ofrecen una calidad de sonido muy superior.

Resulta impresionante, teniendo en cuenta el tamaño que tienen estos pequeños parlantes, oírlos en acción. Es aquí donde comprendemos de dónde viene tanto peso (680 gramos, contra 0.340 del Jambox; literalmente el doble). Para alcanzar unos sonidos bajos que parecen venir de un dispositivo mucho más grande, Bose tuvo que añadir par de [radiadores pasivos para bajos de 3″](http://en.wikipedia.org/wiki/Passive_radiator_(speaker). Basta con ponerlos cercanos a una pared, subir el volumen, y empezar a reproducir cualquier canción, para sorprender a cualquiera.

IMG_1680-800

Además de funcionar vía Bluetooth, el dispositivo puede aceptar audio de manera tradicional, con un típico cable de 3.5mm (no incluido)

Aquí un breve video mostrando a ambos parlantes en acción. El audio fue grabado con un Snowball de Blue Microphones (USB). El micrófono estaba frente al iPad.

Look

IMG_1697-800

Lo Soundlink Mini comparten el nombre de los Soundlink II – también parlantes Bluetooth, de mayor tamaño pero no portátiles – mas en aspecto, parecen estar emparentados más con laptops de Apple.

A diferencia del Jambox, que es principalmente plástico por donde se le mire, en el Soundlink Mini predomina el aluminio, lo cual lo hace verse de mayor calidad, además de aportar a su durabilidad. Los materiales utilizados, junto al peso del dispositivo, ayudan a darle ese look premium al producto.

IMG_1691-800

Batería, funciones extras

IMG_1683-800

Aquí es donde el Soundlink Mini pierde frente al Jambox. Para empezar, el Jambox ofrece la opción de funcionar como speakerphone. Gracias al micrófono incorporado, podemos utilizarlo para realizar llamadas telefónicas. Gracias al énfasis en tonos agudos y medios, el Jambox es particularmente bueno para esta función, ofreciendo gran claridad a la hora de escuchar a personas hablar.

El Jambox es también muy personalizable, gracias a todo lo que Jambox ha lanzado para el pequeño parlante. Podemos cambiar la voz que nos saluda al encenderse o darnos notificaciones, podemos incluso implementar un sistema de audio binaural que, con algunas canciones, suena sorprendentemente bien.

El Soundlink Mini no ofrece nada de esto. De hecho, no cuenta con micrófono, por lo que no podemos usarlo como altavoz Bluetooth para llamadas. Queda claro que el objetivo de Bose era bastante específico: el de ser un parlante musical bluetooth. El resto de funciones, queda fuera.

Entiendo que Bose haya dejado atrás el tema de speakerphone para centrarse en mejorar la calidad de audio, pero es una pena que el parlante no tenga controles para avanzar / retroceder o pausar las canciones. Todo lo tenemos que hacer desde el dispositivo; pero hubiera sido un buen extra.

Lo que sí tenemos, es un “Dock” para cargar a los parlantes. Lamentablemente, los Soundlink Mini no podemos cargarlos directamente vía un puerto USB (algo que sí es posible con la gran mayoría de parlantes bluetooth portátiles), pero el Dock, junto con el cable para cargarlo, remedian esto.

En cuanto a batería, el Jambox duró más en promedio de uso, pero la diferencia es leve. No tendrán que recargar al Soundlink Mini más que una vez por semana si lo utilizan una hora, u hora y media por día.

Conclusión.

IMG_1674-800
Los Soundlink Mini de Bose son excelentes parlantes para aquellos que buscan la mejor calidad de sonido, en un dispositivo altamente portátil. Me sorprendió desde la primera vez que realicé el pairing con el teléfono – era difícil creer que tanto sonido pudiese venir de un dispositivo tan pequeño.

Si buscan un dispositivo más versátil, sin embargo, que también les permita realizar llamadas; algo que puedan dejar en la oficina como altoparlante para conferencias, tanto el Jambox de Jawbone como los BTV5 de Sony, son una opción viable.

Nota: Parlantes provistos por Yichang