Donde está el iPad de 10.5”?

Los rumores en torno al iPad, por lo general, estuvieron muy, muy equivocados. Al menos, respecto a los lanzamientos de marzo. Muchos analistas apuntaban a un “refresh” del iPad Pro de 9.7” y 12.9” como los lanzamientos de este mes, junto a un rediseño total del iPad, con un nuevo modelo de 10.5” que vendría no sólo con nuevos componentes, sino un look totalmente diferente. Tanto así, que a pesar de tener una pantalla más grande, cabría sin problemas en las dimensiones del iPad de 9.7”. Un iPad, en esencia, como la foto conceptual que ven arriba; sin botón de home, y con una pantalla que casi no deje bordes laterales.

Sin embargo, no se mostraron ni nuevos iPads en la línea Pro, ni un rediseñado iPad de 10.5”. En lugar de ello, tuvimos el lanzamiento de un modelo de entrada, con el “iPad”, a secas, que apunta a conquistar usuarios con su bajo precio. Por $329, tenemos un iPad bastante capaz, con un procesador veloz (al A9, que se encuentra en el iPhone 6S / SE), una pantalla Retina y 32 GBs de almacenamiento base. Este iPad, además de buscar convencer al público de que se trata de una excelente alternativa a una laptop (y lo es; yo uso mi iPad Pro como herramienta de trabajo principal hace casi un año), está tratando de recuperar al sector de Educación, donde ha perdido terreno frente a Chromebooks en Estados Unidos.

El mercado educativo es uno donde Apple siempre ha tenido bastante fortaleza. Sin embargo, teniendo en cuenta que el principal uso de una computadora, actualmente, es darnos acceso a la Web, una Chromebook, que es básicamente una PC con Chrome – el navegador – como sistema operativo, es más que suficiente para la mayoría. Pero teniendo en cuenta la calidad de Apps en el iPad, y de cómo el sistema operativo ha madurado en los últimos dos años para convertirse en una verdadera alternativa a MacOS y Windows, es el momento perfecto para Apple para lanzar un dispositivo como este: de bajo costo, pero poderoso; lo suficientemente poderoso para correr cualquier App del App Store sin problema, además de tener el multi-tasking más robusto de un sistema operativo móvil. Esto, más la estabilidad, simplicidad y autonomía de un iPad, lo hacen una atractiva solución para escuelas.

Pero… y el iPad Pro 10.5?

Hemos visto las buenas razones que existen detrás de la existencia del nuevo iPad… pero qué hay del tan rumoreado iPad de 10.5”? Yo creo que existe, pero como bien dice John Gruber, resultaba sumamente dudoso que Apple presentara un rediseño junto a nuevos modelos del iPad Pro en Marzo.

Espera… iPad 10.5?

Hagamos un resumen de lo que se espera de un iPad con estas dimensiones. Para empezar, tendríamos un iPad con bordes mucho más delgados, donde la pantalla del iPad sería la estrella. El botón de “Home” también desaparecería para darle más espacio a la pantalla en la parte frontal. Y todo esto, en un tamaño con dimensiones idénticas o similares al iPad de 9.7” actual: con bordes más pequeños, se puede usar una pantalla más grande, en las mismas dimensiones.

Para empezar, presentar un rediseñado modelo de iPad Pro de 10.5 junto a dos iPad Pros que sólo cambiarían componentes internos, simplemente mataría las ventas de los nuevos iPad Pros. Pocas personas optarían por un “modelo antiguo a precio de nuevo”, y menos cuando el nuevo modelo se anuncia en simultáneo; una muerte anunciada para los nuevos iPad Pros.

Por otro lado, anunciar un rediseño tan radical en el iPad antes del iPhone tampoco tiene mucho sentido. Sobre todo siendo este el año en el que el iPhone celebra su décimo aniversario, y se espera un gran rediseño para celebrarlo. Cómo, entonces, un rediseñado iPad, arruinaría varias de las sorpresas del nuevo iPhone, como reducir lo biseles, desaparecer el botón de Home, y otras cosas más que se espera que el nuevo iPhone del 2017 haga, al lanzar un rediseño prematuro con el iPad Pro?

Todo esto parece señalar, entonces, a que el iPad de 10.5” no vería la luz sino hasta inicios del 2018; quizás un año contando desde ahora. Si Apple quisiera lanzarlo este año, lo hará, pero en Octubre o Setiembre. Entonces, un supuesto lanzamiento en Octubre podría traernos lo siguiente:

  • iPad Pro rediseñado, uno con una pantalla de 10.5” pero dimensiones idénticas a la del actual 9.7”, además del modelo de 12.9”, pero en un cuerpo más pequeño, para alinear todas sus tablets bajo un mismo diseño
  • Apple lanza un iPad Pro de 9.7 y 12.9 con mejoras en Hardware (procesador A10X, más RAM) en Octubre, y se guarda el lanzamiento de este tercer dispositivo para Marzo, para eventualmente reemplazar a toda la línea Pro con este modelo en el 2018.

No dudo que un iPad rediseñado, el mítico iPad Pro de 10.5, esté entre las cartas de Apple. Pero sí dudo que vaya a lanzarlo pronto o, al menos, antes que el engreído de la marca: el iPhone.

Para un heavy user de iPads como yo, la idea de un rediseño del dispositivo me parece prácticamente necesario (no tenemos uno desde el iPad Air, hace ya 4 años). Pero por otro lado, me emociona más ver al iPad de bajo costo, ya que esta tablet traerá todos los beneficios de un iPad a muchas más personas, quienes, como yo, encontrarán en este dispositivo una verdadera herramienta de trabajo.