Claro, films grabados con celulares no es novedad. Es algo con lo que se viene experimentando desde que los teléfonos eran capaces de grabar video. Nokia nos ha dado geniales ejemplos con los videos hechos con el N8, con the Commuter, por poner un ejemplo.

Lo que sí es nuevo, es que un director reconocido como Park Chan-Wook, lo haga.

Park es el responsable de Oldboy y Thirst, dos films que han sido aclamados por la crítica, con el primero ganando el Grand Prix de Cannes el 2004, y el segundo obteniendo el Premio del Jurado en el 2009.

Su nuevo proyecto? Se llama Paranmanjang (koreano para “altibajos”), y se trata de un film de fantasía-horror de 30 minutos, cuya trama gira en la idea de trascender de su actual y anteriores vidas. Narra la historia de un hombre en sus 30s,  que atrapa el cuerpo inerte de una mujer, mientras pescaba en medio de la noche. De la nada, la mujer se despierta, asustada, y lo estrangula, hasta quedar desmayado. Cuando la mujer se despierta, ella está con su ropa, y él, en la de la mujer. Ella llora, y lo llama “padre”.

 

park-chan-wook.jpeg

A pesar de las limitaciones de usar un teléfono móvil, según Park, las ventajas principales fueron la portabilidad y ligero peso del iPhone 4 comparándolo con cámaras regulares. La película fue creada con un presupuesto de $133,123 y estará disponible en Korea, el 27 de enero.

 

Denle a Chan-Wook Park una cámara de juguete, y probablemente conseguiría resultados impresionantes porque, al fin y al cabo, se trata del cineasta, no de las herramientas que utilice. Aún así, estoy realmente interesado en ver el corto, para ver cómo ha empujado Park a lo que es posible conseguir con un smartphone como cámara de video principal.