Ayer, un gran porcentaje de la comunidad de Digg – un portal de noticias en donde los usuarios, por medio de votaciones, deciden que historias importan, y que no (al enviarlas y luego “diggearlas” si se consideran relevantes) – se reveló en contra, debido a que algunos editores, que en un principio no deberían ni existir, borraron una historia.

La historia? Se trataba de un código hexadecimal, 09-F9-11-02-9D-74-E3-5B-D8-41-56-C5-63-56-88-C0, el cual permitiría básicamente “liberar” a las películas en HD-DVD, para ser reproducidas en cualquier lector y luego, claro, decodificadas y compartidas.

Y bien, como recientemente HD-DVD se volvió una suerte de “sponsor” de Digg (y Diggnation, un videopodcast que tiene como protagonistas al creador de Digg, Kevin Rose, y Alex Albrecht), que la noticia haya sido borrada, ha generado toda una revuelta entre sus usuarios.

Debido a ello, ahora casi todas las noticias más diggeadas, no son más que noticias falsas cuyo único objetivo es el de seguir mostrando y repartiendo el código hexadecimal. Los comentarios en contra de Digg y sus creadores abundan por todos lados, y cualquier “status” de celebridad que Kevin Rose pudo haber gozado gracias al éxito de este portal de noticias, además de su perenne aparición en Diggnation, se ha esfumado en las últimas 24 horas.

Esto, pues, bien podría significar la caída de Digg. Todo está en las manos del departamento de Relaciones Públicas de la compañía, para ver como resuelven el dilema.

Pero por qué tanto escándalo por una noticia borrada, la cual, obviamente, podría relacionarse fácilmente con la piratería? Después de todo, el código significa también que ahora decodificar las películas en HD-DVD es muchísimo más simple, y versiones pirata de los films podrían circular y ser leídos fácilmente (claro, una vez que los quemadores de HD-DVD se estandaricen). En cualquier página web, es difícil que una noticia que mencione piratería de manera indirecta, siquiera, dure mucho.  El problema está en que otras webs similares, como Slashdot o Reddit, mantuvieron la noticia sin borrarla, permitiendo a la comunidad decidir qué hacer con ella.

En el caso Digg, la primera noticia fue borrada sin explicación. La segunda, llegó a tener más “diggs” que muchas de las otras historias (y se convirtió también en la historia más diggeada),  y también fue eliminada tiempo después. Luego, con el “banneo” o bloqueo de personas, vino el caos, y ahora toda la misma comunidad que alimenta Digg, se ha vuelto en su contra.

esta segunda imagen muestra cómo los usuarios de digg votaron en tiempo record por la segunda historia, para que apareciese en primera plana.

Como se mencionó anteriormente, en cualquier otro portal de noticias, la desaparición de una noticia, sobre todo de una que claramente bordea el campo de la piratería, hubiera generado, en el peor de los casos, unas cuantas quejas. Pero debido al sentido comunitario de Digg, en donde los usuarios tienen verdaderamente el poder de decidir qué es lo que aparece en primera plana o no, al sentir que se les quita la opción de decidir si la noticia se queda o no; es decir, si se les quita la libertad de ello, puede llegar a problemas como el que está experimentando ahora.

Qué pasará con Digg? Como era de esperarse, Digg ha cerrado sus puertas temporalmente. Probablemente el departamento de RRPP responda adecuadamente pidiendo disculpas por lo sucedido, los usuarios, felices de haber causado esta revolución, regresen a la calma, y todo vuelva a la normalidad en unas cuantas horas, claro que con mayor nivel de desconfianza y menor nivel de apego por parte de su comunidad. Pero esto es lo que pasa cuando una página web que le ofrece tremendo poder a su comunidad, crece vertiginosamente, comete un error, y éste sólo crece sin ser remediado a tiempo.

 

Link a Digg

Link a la respuesta de Jay Adelson, en el blog oficial de Digg

 

Y bien, mientras escribía esto, Kevin Rose, el mencionado fundador, acaba de postear una respuesta en el blog de Digg, la cual pueden leer aquí. O bien, acá les dejo la traducción:

Hoy fue un día de locos. Y como fundador de Digg, quería poner lo que pienso…

Al construir y moldear el sitio, siempre quise estar lo más pendiente posible. Siempre le hemos dado la moderación del sitio (votar/enterrar historias) a la comunidad. Ocasionalmente entramos para borrar historias que violan nuestros términos de uso (como linkear pornografía, descargas ilegales, sitios de odio racial, etc). Así que hoy fue un día dificil para nosotros. Tuvimso que decidir entre borrar historias que contenían un simple código basado en una declaración de cesar y desistir. Tuvimos que tomar una decisión, y en nuestro deseo de evitar un escenario donde Digg sería cerrado o interrumpido, decidimos aceptar, y quitar las historias con el código.

Pero ahora, al ver cientos de historias y leer miles de comentarios, lo han dejado en claro. Preferirían ver a digg caer peleando, que arrodillarse a una compañía más grande. Los escuchamos, y desde ahora, no borraremos historias o comentarios que contengan el código, y lidiaremos con cualquiera que sean las consecuencias.

Si perdemos, entonces qué demonios, al menos morimos en el intento.

Sigan Diggeando,

Kevin

 

Bien, básicamente la respuesta que se esperaba, no? Ahora, nuevamente, que se vaya a recuperar la confianza que se tenía en el website será algo que tomará bastante tiempo, pues ya Digg (y Kevin, que en algunos casos había admitido descargar programas piratas, además de apoyar abiertamente a Pirate Bay, un portal de torrents con bastantes descargas ilegales) ha demostrado que sí, también tienen que aceptar lo que dice la ley. Pero es acaso esto algo malo? Tampoco es estar de acuerdo con los términos exigidos por las compañías productoras de contenido HD-DVD (los cuales son igual de terribles que los de la RIAA, que están trayendose a la industria musical para abajo), el cual también hace que reproducir contenido en HD-DVD sea imposible, actualmente, en Linux. Así que, qué hacer?  Dura Lex, Set Lex.

El error, pues, fue cerrar la noticia sin dar claras razones en el momento debido, y luego intentar acallar a una comunidad que practicamente es la que se encarga del portal, al seguir cerrando, con mano dura, las noticias que le siguieron, también sin dar una lógica explicación.