Un grupo de investigadores de seguridad han encontrado un fallo crítico en varias versiones de Internet Explorer, esté fallo permite a cualquier computadora infectarse al ingresar a una página web que este infectada, así descarga un código malisioso y lo ejecuta sin necesidad de pedir permisos al administrador.

Este fallo se encuentra en Internet Explorer 6,7,8 y 9 pero no en el 10 y está en la mayoría de sistema operativos de Microsoft (Windows XP, Windows Vista y Windows 7)

Microsoft recomienda instalar una herramienta llamada Enhanced Mitigation Experience Toolkit (EMET) el cual realiza ajustes a tu navegador, pero aún así por ahora se recomiendo no usar Internet Explorer hasta que Microsoft lanze un parche definitivo para solucionar este problema.

La vulnerabilidad 0-day es uno de los exploits más peligrosos ya que son desconocidos por el fabricante hasta que aparece en algún foro y son totalmente desconocidas.

Así que por ahora es recomendable evitar usar Internet Explorer en especial en las empresas, donde se tiene menos cuidado y existen datos más sensibles.

Vía: Slashdot