Shaelkonef me recordó cómo aún no había mencionado una aplicación buena para el manejo de fuentes. Claro, ya van varios los recursos que menciono sobre donde descargar fuentes, pero el problema, es que si instalamos varias en nuestra PC, ésta es una de las principales razones por las que nuestra PC puede empezar a sentirse cada vez más lenta y más lenta.

 

La solución? Un Font manager. Un programa que nos permita tener las fuentes en otro directorio, para que Windows no tenga que andar cargando todas, y sólo instalarlas cuando sea necesario. He probado infinidad de programas de este tipo, pero siempre, siempre, termino regresando al simple FontViewer.

07-11-06 window 0000

 

El screenshot puede parecer algo decepcionante, pero esperen un rato, que les menciono sus características:

  • Podemos tener las fuentes en otro folder e instalarlas luego
  • Facil desinstalación de fuentes
  • Instalación temporal de fuentes – Sólo se instalan mientras Font Viewer esté abierto. Una vez que lo cerramos, la fuente desaparece
  • Listado y carga rápida de fuentes (tengo un folder con miles, y las muestra sin problemas
  • Versión en español

El programa en sí es bastante completo y eso de poder instalar fuentes temporales, es simplemente genial. Digamos que estamos trabajando en algún proyecto que requiere algunas fuentes inusuales y que no volveremos a usar por buen tiempo. Para qué dejarlas instaladas? Basta con instalarlas temporalmente con Font Viewer, y listo, una vez que cerramos el programa, desaparecerá de la lista de fuentes (claro que luego podemos re-instalarla).

Se utiliza de la siguiente forma: En vez de instalar todas nuestras fuentes en nuestro directorio usual (/Windows/Fonts), copiamos todas las fuentes en otro folder aparte (digamos, D:Fonts). E incluso, podemos separarlo por categorías. Si se tienen varias fuentes de una familia, por qué no instalarlas bajo su propio subdirectorio? (Como el /Fonts/Helvetica de la foto). El programa, lo instalamos (o bajamos el ZIP) y lo corremos, enseñandole donde está nuestro folder con fuentes.

Tiene dos tabs, uno con las fuentes instaladas en nuestra PC, y el otro, con las fuentes no instaladas. En el primer tab, podemos eliminar y darle un vistazo a las que ya están residentes, pero es el segundo tab el que realmente nos interesa; aquí veremos las fuentes no instaladas, con una interfaz similar al Windows Explorer. Y los botones de abajo, nos permitirán instalar definitivamente, o temporalmente, las fuentes que queremos usar.

Conclusión: Fontviewer es un programa que quizás no gane nada por su “look”, pero es el típico programa que simplemente funciona (bastante) bien, y nos ayudará a mantener un directorio de fuentes con una población regulada.

Muy recomendado!

 

Link