Una noticia que casi se me escapa. Sony, bajo una nueva ideología (una que no involucre invertir millones en productos que no generan mucho billete, al parecer), ha matado a su linea de productos AIBO y QRIO, el perro y humanoide robóticos, respectivamente.

Una lástima, pues el AIBO era uno de los productos más queridos de Sony, como su mascota oficial. Sin embargo, era algo que se veía venir, pues hace mas de dos años que la última versión de AIBO no sufría cambios significativos. Además, teniendo en cuenta el prohibitivo precio de $2,000 de la versión más avanzada, y la actitud de ignorar al mercado americano, ayudarian a la desaparición de AIBO.

R.I.P.