El Consumer Electronics Show 2015, conocido por CES, es una de las ferias tecnológicas anuales a nivel mundial más importante del año. Y a pesar de que muchos fabricantes prefieren guardarse varios productos como sorpresas a lanzar durante otras fechas en el año – en lugar de soltar un plan de lanzamientos anuales, como solía ocurrir en el passado – el CES es aún el evento que nos permitirá medir el pulso tecnológico que nos acompañará durante todo el 2015.

Este año, las tendencias fueron

El Internet de las Cosas está con nosotros

IoT

Algo quedó bastante claro en este CES: nos encontramos en el génesis de la era del internet de las cosas. Aquella era con la que “Ciencia Popular” y similares revistas futuristas soñaban, de un hogar interconectado a Internet, con dispositivos con mayor autonomía, está por llegar.

Y en esta oportunidad, las probabilidades de que funcione, son mayores.

¿Por qué? Porque por fin tenemos un sistema computacional capaz de actuar como central de todos estos dispositivos; tenemos a un “amo” virtual, capaz de ordenar y controlar al resto de dispositivos tecnológicos, electrodomésticos; capaz de ordenarle a nuestros focos en el hogar de prenderse, a nuestra puerta de cerrarse. El amo de llaves perfecto, contra el que ni Tony Danza puede competir: se trata de nuestro smartphoen

Con los saltos revolucionarios que hemos tenido en los últimos 8 años desde la salida del iPhone en el mercado de los smartphones, por fin tenemos con nosotros permanentemente un dispositivo sumamente potente, capaz, cargado de sensores y siempre conectado.

En esto se resume el Internet de las Cosas: la capacidad de todo ítem de nuestro hogar, desde focos, a refrigeradoras, a cocinas, a puertas, a lentes, a relojes, a pantuflas, de conetarse a internet y de comunicarse, principalmente, con nuestro smartphone, que es el que administrará no sólo nuestra vida digital, virtual, sino también la real.

Así, pues, es que lo que se divisó como una era de smartwatches – relojes inteligentes – en los últimos año no eran más que los primeros pasos para llegar a una era ya no de teléfonos inteligentes nada más. Sino a una era de objetos inteligentes, en general.

Y esto, impulsado por un pequeño pero crucial detalle: en lugar de rellenar a cada dispositivo con CPUs y gigahertz de velocidad, en lugar de atiborrar a micro-ondas con RAM, por ejemplo, en lugar de meterle las entrañas de un smartphone a todo, los fabricantes han descubierto que las plataformas móviles modernas, iOS y Android, son lo suficientemente estables y maduras para actuar como centrales; para convertirse en el centro digital de nuestras vidas.

Así, pues, tenemos innovaciones como Healthkit de Apple, integrado en la última versión de iOS, su sistema operativo móvil. Se trata de una aplicación que reúne todos los datos captados por los sensores del celular, así que es capaz de saber cuántos pasos dimos en el día, cuantos pisos hemos subido (gracias al barómetro del iPhone 6 / 6 Plus). Al ser una plataforma, estos datos pueden ser complementados por dispositivos saludables como health bands (bandas que miden nuestra actividad con mayor precisión y nuesta calidad de sueño), por biciletas inteligentes que pueden informar cuántos kilómetros hemos recorrido. Es gracias a la madurez de Android y iOS, por ejemplo, que ahora los centros de entretenimiento de nuestros autos, en lugar de ser terribles sistemas operativos sumamente lentos y con poco sentido, no son más que una pantalla y una interfaz táctil que reaccionan cuando conectamos nuestro teléfono. Con Android Auto y Carplay, podemos disfrutar de las mismas apps que tenemos en nuestro teléfono, en la consola principal de nuestro auto; basta con conectar nuestro smartphone y automáticamente el teléfono se apodera de las funciones del sistema de entretenimiento automovilístico.

Se mostró, además, focos de luz inteligentes que pueden simular un atardecer o un amanecer para reemplazar a las molestas alarmas; focos que podemos controlar con nuestro smartphone, y que, además, pueden monitorear nuestro sueño.

Samsung también le dedicó buena parte de su keynote, a explicarnos lo que nos tiene preparado para el Internet Of Things, tras la compra de la empresa SmartThings en Agosto del año pasado: puertas que se cierran automáticamente cuando nos alejamos, termostatos que se programan automáticamente a nuestra temperatura preferida y más.
Para entender el internet de las cosas, basta con saber algo: no se trata de los dispositivos, sino de la manera en la que éstos se comunican entre sí, y con nuestro smartphone

La muerte del 3D

Viewing-3D-TV-Glasses

Adiós 3D, y no vuelvas nunca más.

Todos los grandes fabricantes de televisores dejaron un claro mensaje: el 3D es cosa del pasado. Aquella tecnología que sí, también nació y se promocionó en el CES como la siguiente gran revolución televisiva es un “tema non grato” en CES. Ninguno de los fabricantes ofrece televisores que ofrezcan soporte para películas o reproductores 3D, principalmente porque el público en general nunca mostró el interés esperado. Después de todo, la idea de utilizar un par de lentes para apreciar una película no es algo que muchos asocien con diversión. Y menos, cuando se necesita de una posición perfecta (frente al televisor, a determinada distancia) para realmente apreciar la tecnología.

Esto no significa que el 3D haya muerto por completo. En el cine seguirá implementándose (aunque en menor grado, dada la preferencia del público asistente por pantallas de mejor calidad y mayor tamaño – las IMAX – en lugar de artilugios con poca utilidad como lo es el cine en 3D). Y la tecnología tridimensional, tiene un brillante futuro en cascos de realidad virtual, que cada año cobran mayor relevancia y se vuelven más asequibles.

¿En televisores, sin embargo? Es algo que simplemente no funcionó, y es hora de seguir adelante.

 

 

El auge del 4K / Ultra HD y los televisores curvos

 

Samsung-SUHD-TV-Lineup-Introduced-at-CES-2015

El paso adelante es el 4K. El 2014 señaló la llegada de televisores con la tecnología 4K / UHD a precios razonables. Estos televisores tienen 4 veces la resolución de los televisores actuales – por ello el nombre de “4K” o “Ultra HD” – y esto, a su vez, se traduce en imágenes más nítidas y de mejor calidad. Es una genial noticia para nosotros, consumidores, que durante años nos vimos estancados con la misma resolución, sin un verdadero progreso en calidad de imagen.

Es esta calidad de imagen, lo que los fabricantes han apuntado a mejorar este año. Samsung presentó su tecnología SUHD con algo denominado “quantum dots”. Es una tecnología que ha estado presente por buen tiempo, pero por primera vez, tendremos en nuestros televisores. Estos “quantum dots” permite que la TV tenga una mayor precisión de colores (hasta en un 30%) y 64 veces mejor gradación de color para cada pixel.

Sony, por su parte, presentó televisores 4K que son más delgados que sus propios teléfonos Xperia, con algunos modelos alcanzando hasta 4.9 mm de grosor.

De los grandes fabricantes, el único que parece seguir interesado en vender televisores OLED, es LG. La empresa coreana presentó un nuevo televisor 4K OLED. Esta tecnología ofrece mejores niveles de brillo, mejor contraste, y un menor consumo que los LEDs o LCDs tradicionales. Además, el nivel de saturación (que tal “vibrante” se ve una imagen), es superior a lo que se puede conseguir con un LCD actual (algo que Samsung piensa remediar con sus nuevos LCDs con “quantum dots). LG mostró televisores OLED curvos, pero también, afortunadamente, televisores planos

Algo que todos tienen en común, es que por fin están adoptando sistemas operativos con futuro. Samsung ha implementado “Tizen”, el sistema operativo propio que ha utilizado, hasta ahora, en relojes inteligentes, en los nuevos televisores. Sony, por otro lado, ha optado por abandonar el confuso sistema operativo que acompañaba a los Bravia, para implementar Android TV. Y LG traerá consigo la segunda versión de WebOS en los televisores del 2015.

La curvatura en televisores es algo que no termina de convencer al público en general (muchos lo toman como otro artilugio de poca importancia, como la fiebre del 3D), sobre todo cuando es aplicado en modelos de pequeño tamaño.

 

Laptops más delgadas, pequeñas y más duraderas

extreme_large

Intel por fin mostró a Broadwell, la quinta generación de procesadores Core de Intel. No tenemos un salto significativo en la velocidad computacional, pero sí grandes mejoras en autonomía para dispositivos y la posibilidad de construir laptops incluso más pequeñas y delgadas.

Broadwell está construído bajo el proceso de 14 nm (comparado con el de 20 nm de Haswell, la generación anterior de procesadores Core de Intel). Esto significa que el espacio físico que ocupa, así como el consumo energético, se reducen considerablemente.

Todo esto se traduce en mejores y más veloces laptops, capaces de durar mucho más. Y dispositivos híbridos (tablets / laptops) mucho más interesantes. Estos avances hacen del 2015, como un año perfecto para actualizar laptops; sobre todo si el modelo que utilizan actualmente es del 2012 o anterior.

CES 2015 se mantuvo como lo que es: una exhibición de un futuro que podría ser, productos que veremos en los próximos meses o quizás nunca, pero que, dentro de todos esos televisores 4K, cámaras portátiles, dispositivos vestibles inteligentes por todos lados, drones, robots y más, quizás podamos divisar lo que nos espera.

  • dchawk

    debes corregir “revolución televisiba es” televisiva