Screen Shot 2012 05 03 at 10 47 09 AM

El proceso de la composición de una fotografía es uno de los temas más importantes, para poder conseguir exactamente la foto que queríamos. Después de todo, el arte de la fotografía involucra principalmente el tema de la substracción de objetos; si un pintor empieza con un lienzo en blanco y su arte implica crear o recrear todo desde 0, como fotógrafos, empezamos ya con una obra de arte, todo lo que nos rodea. Nuestro trabajo? Encontrar nuestra perspectiva, la manera en la que queremos retratarlo y, muchas veces, esto implica sacar elementos de la composición; elementos que distraen y que no aportan absolutamente nada a lo que queremos contar. El arte de la composición fotográfica está en dejar sólo los elementos necesarios, para contar nuestra historia.

Y gran parte de la composición, está en realizar el encuadre que queremos. Quizás no lo consigamos mientras tomamos la fotografía, pero gracias a la llegada de la fotografía digital, podemos cambiar el encuadre. En otras palabras, cortar de la foto los elementos que están de más. Esto es el “cropping”.

Ahora, como mencionamos al comienzo, la idea de recortar una fotografía para modificar el encuadre es algo bastante subjetivo; todos vemos siempre algo diferente, o queremos destacar algo diferente. Pero existen reglas, como la regla de tercios, la del Golden Ratio, que aprendemos en el camino, que sirven bastante en ayudarnos a discernir qué es, exactamente, lo que hace a una fotografía, buena.

Screen Shot 2012 05 03 at 10 54 49 AM

 

Croppola es una herramienta web que, utilizando unos algoritmos, considera los elementos de la foto, y nos da sugerencias de cómo deberíamos cortar la fotografía para, quizás, darle mayor énfasis a los sujetos que se encuentran en ésta. Y francamente, hace un muy buen trabajo. Croppola identifica adecuadamente el elemento más importante de la foto y trata de recortar la fotografía para que el elemento sobresalga más. 

Incluso nos ofrece alternativas de dimensiones, por si queremos una foto en formato cuadrado (perfecto para instagram o cualquiera de estos servicios similares), una fotografía en widescreen, e incluso el tamaño ideal para una portada en Facebook. 

Como una sencilla herramienta para realizar cortes, funciona bastante bien, y puede servir como una suerte de lección rápida para que, en el futuro, lo hagamos nosotros mismos (después de todo, hasta el más sencillo programa de edición fotográfica cuenta con herramientas para recortar fotografías).

Croppola

via tnw


Si quieren saber más sobre reglas de composición, o saber por qué y cómo debemos encuadrar a los sujetos en nuestras imágenes, no se pierdan el artículo: 7 Esenciales Libros de Fotografía, Gratis. Los libros mencionados en aquel artículo son excelentes para personas que recién empiezan en el mundo de la fotografía, y quieren aprender más, sin necesidad (inicialmente, al menos) de comprar una DSLR