Las notas de prensa siempre hablan de la empresa en sí. Ya sea mencionando un producto, algunos cambios estratégicos, quizás un anuncio sobre las ganancias del año,

Aquí en arturogoga.com, no suelo publicar notas de prensa. Claro, reviso todas las enviadas (aquí como hacérmelas llegar) , pero en lugar de publicar la nota íntegra, prefiero hacer un artículo al respecto, poniendo al producto mencionado en contraste con el resto del mercado.

De vez en cuando, sin embargo, llegan también artículos como el que veremos hoy. Se trata de una excelente guía de actualización escrita por Alejandro Palacios, Gerente de Producto para América Latina de Toshiba. Escrita como guía, menciona interesantes puntos sobre el proceso de actualización. Y estos, por supuesto, merecen ser publicados íntegramente.

Mis opiniones al final.

 

Consejos rápidos para una actualización sin dolores de cabeza

Por: Alejandro Palacios, Gerente de Producto para América Latina

División de Cómputo de Toshiba

 

Ninguna tecnología es para siempre. Los discos duros se cansan, el software sale del mercado y las empresas en crecimiento se ven obligadas a adaptarse a las necesidades de los nuevos empleados. La ventaja es que la tecnología siempre está mejorando. La modernización al equipo adecuado en el momento preciso es fundamental para mantener a su empresa avanzando en un mundo de negocios competitivos.

 

Cuándo hacer su upgrade

“¿Cuándo?”, esa es la gran pregunta. Sobre todo, porque las computadoras y otros equipos tecnológicos no vienen con fechas de caducidad, como los medicamentos o los alimentos. A veces hay signos bastante claros, como cuando el equipo toma demasiado tiempo para hacer su tarea o no soporta adecuadamente algún nuevo software.

 

Algunas empresas simplifican el proceso, manteniendo un calendario regular de actualización. Cada tres años es un plazo razonable para la evaluación de una nueva ronda de actualizaciones. Si usted tiene marcas, sistemas operativos y versiones de software, reemplazarlos por versiones más recientes puede ayudarle a optimizar su tecnología y mantener sus gastos de operación en un nivel adecuado.

 

También puede ser hora de cambiar si se ha producido una variación en su negocio. Por ejemplo, si ahora usted trabaja más desde fuera, podría ser un buen momento para pasar a una laptop más potente y ligera.

 

Si su actividad se basa en redes inalámbricas y usted todavía está utilizando los equipos más antiguos 802.11b en su oficina, es un buen momento para migrar a un sistema 802.11g o 802.11n. Un mayor ancho de banda puede acelerar su experiencia en redes de negocios.

 

Más empleados en su oficina pueden significar más demandas en la impresora. Al contar con una impresora láser con mayor capacidad puede ayudar a soportar esa carga de trabajo.

 

Vaya poco a poco

No es necesario que sustituya todo. Si sus equipos están todavía en buenas condiciones, puede aumentar el rendimiento mediante una memoria adicional, un nuevo y rápido DVD de escritura, un disco duro externo para más espacio de almacenamiento o las últimas versiones del software que más utilizan en su empresa. Pero igual de importante es darse cuenta cuando es momento de decir adiós y pasar a un nuevo equipo. Usted no querrá mantener su equipo obsoleto a costa de la propia productividad de su empresa ¿o sí?

 

Su presupuesto

Las empresas siempre tienen que hacer frente al presupuesto cuando se trata de esta importante tarea. Afortunadamente, una amplia gama de precios están disponibles para ello. Si no puede pagar una laptop de $2,000 dólares, lo más probable es que exista alguna de $1,000 que se encargará sin problema de sus necesidades de negocio.

 

Antes de comprar, conozca sus necesidades

Si en su empresa planean solamente navegar en Internet y editar documentos, es posible que no necesiten una computadora potente completamente equipada. Pero si manejan multimedia y grandes hojas de cálculo intensivamente, una máquina más poderosa es la opción. No todos deben tener el mismo equipo. Consiga el equipo para cada uno de sus empleados, según sus tareas.

 

Y, finalmente, recuerde:

 

  • Haga un respaldo de todos sus datos antes de cambiar a un equipo nuevo.
  • Si el movimiento de datos y el cambio de las computadoras no es su fuerte, busque un proveedor de TI que le ayude a instalar el nuevo equipo (hardware y/o software) y que haga la transición rápidamente.
  • Piense en el futuro. Seguramente usted desea que su equipo nuevo continúe siendo fuerte, al menos, los próximos dos años. Tenga en cuenta su tasa de crecimiento de negocio y las necesidades de tecnología a medida que crece.
  • Hable con sus empleados. Averigüe lo que funciona para ellos y lo que no. Si ellos están luchando con computadoras lentas, conexiones a Internet e impresoras con mal funcionamiento, entonces usted está perdiendo dinero.

C645D-1.jpg

 

 

Y hasta aquí la nota de prensa. Interesante, verdad?

 

Algunas cosas…

Bastante de acuerdo con todos los puntos también. Pero algo que me gustaría agregar, es que antes de realizar actualización alguna, debemos de formarnos una idea de lo que queremos actualizar.

Nos hemos quedado sin espacio? Necesitaremos un Disco Duro nuevo. La PC tarda bastante en cargar? Quizás es hora de comprar más RAM. Las aplicaciones pesadas como Photoshop tardan siglos en aplicar filtros o renderizar fotos? Ya es problema de CPU.

Una vez que tenemos una idea clara de qué es lo que queremos, es hora de balancear el costo de upgrade vs la compra de una laptop / PC nueva. Si el costo del upgrade será similar a una PC nueva, quizás sea hora de reemplazar nuestra máquina. Con el rápido declive de precios que vemos mes a mes en notebooks / laptops / componentes, es importante evaluar si el costo de comprar una laptop nueva quizás sea más conveniente, sobre todo si la diferencia no es muy grande.

Algo a tomar en cuenta, sin embargo, es la actualización de RAM. Si el equipo tiene tan sólo 1-2 Gigabytes de RAM, una de las mejores actualizaciones que pueden hacer es subir la cantidad de RAM a 4GBs. Es algo que beneficia a todo el sistema operativo (si tienen Windows de 64 bits) y el equipo en general se sentirá mucho más veloz.

Otro upgrade que puede hacer que esa PC algo vieja se sienta como nueva, es cambiar el disco duro por un SSD. Los discos de estado sólido (o SSD) son mucho más veloces que los discos tradicionales pues no tienen partes movibles, o un “disco” giratorio en sí. La diferencia en velocidad es impresionante. Más info sobre los SSDs, en este artículo: Discos Durps: SSD vs HDD. Cambiar nuestro disco duro por un SSD puede significar un aumento de velocidad bastante grande.

 

Cómo elegir el equipo adecuado?

Esto ya lo vimos al detalle hace un par de meses:

Guia de Compras: Notebooks

Guia de Compras: Netbooks

    • Hace poco le puse un ssd a mi MacBook Pro del 2006 y ha sido una sabia decisión. Todo va más rápido y no tiene nada que envidiar a nadie. Ya antes le había puesto 2GB más de RAM.

      Con lo cual, calculo que tengo máquina para 2 años más por lo menos.

    • tincho

      hace poco le agruegue a mi Notebook un disco de 1 TeraByte y 4 GB de memoria ram.
      el disco de 1TB (WesterDigital Serie Scorpion) es silencioso, consume menos energia y es mas rapido… y lo mejor de todo es el precio: aprox u$s 150
      un disco muy recomendable.
      en cuanto al software… no hay nada mejor que el Software Libre y su comunidad.