Screen Shot 2011 09 27 at 11 42 36 AM

Claro, hoy en día vivimos en rodeados de redes sociales, donde contactar a una persona, es tan sencillo como abrir cualquier navegador, dirigirnos a Facebook, Google +, Twitter y listo, insta-comunicaciones. Pero a veces, esa inmediatez, o disponibilidad instantánea le quita, quizás, un poquito de emoción al hecho de recibir un mensaje, como el que nos da(ba) la carta.

Ahora, imagínense recibir un mensaje metido en una botella, perdido por años. O mejor aún, imagínense recibir una carta como respuesta al mensaje que arrojamos al mar. Y no sólo uno, sino más de 3000.

Conozcan, pues, a Harold Hackett, cuyo hobby desde 1996, ha sido el de arrojar botellas con mensajes. De hecho, lo ha hecho ya 4,800 veces, recibiendo un buen número de respuestas: 3,100, para ser exactos.

Screen Shot 2011 09 27 at 12 03 15 PM

Algunos de sus mensajes han estado perdidos, dando la vuelta al mundo, por 13 años. Ha logrado recibir mensajes también de África, Rusia, Holanda, Gran Bretaña, Paris, Francia, Escocia, Sudamérica, Florida y muchos lugares diferentes.

Según Hackett, nunca soñó que recibiría tantas respuestas, o que sus botellas llegaran tan lejos, o que se pudiese formar un lazo tan fuerte, sólo con mensajes en botellas (Hackett no añade más que un corto mensaje y la dirección en su casa; nada de números telefónicos). A la fecha, aún recibe DVDs, postales navideñas, y más.

Screen Shot 2011 09 27 at 12 01 44 PM

 

Pueden ver un video con la entrevista a Harold, en la BBC

  • stanxz

    jajaja asu

  • Una respuesta de sudamerica. ¡Wow que especifico!