Conceptos de un teléfono Nokia con Windows Phone 7. Algunas impresiones con el salto a WP7

www.engadget.jpeg

Has pasado escasas horas desde que Stephen Elop anunció la alianza con Microsoft para eventualmente desaparecer a Symbian y reemplazarlo por Windows Phone 7 como Sistema Operativo y gracias a Engadget, tenemos una imagen conceptual de cómo podría ser un teléfono de Nokia, con el OS de Microsoft.

Ojo: es un concepto. No se trata de un modelo existente, ni siquiera un prototipo. Pero claramente se puede ver la mano de Nokia en el diseño, pues se parece bastante al N8. Podrían ser así los primeros modelos de Nokia con WP7? Probablemente, y no me sorprendería tampoco verlo en esos colores.

 

Por qué es buena idea haberse pasado a WP7?

Tras digerir la noticia, debo admitir que me parece una buena idea la alianza entre las dos compañías. Quedó bastante claro en la conferencia que Elop es realista. Si bien Symbian todavía tiene un gran porcentaje del mercado, este no ha hecho más que caer (y caer) en los últimos 2 años. Lo peor es que Symbian, lamentablemente, no ha evolucionado con el paso del tiempo.

En mi reseña del 5800 hace casi dos años, algo quedaba claro: Symbian S60v5 era un sistema operativo Beta. En un producto que se vendía en el mercado. La interfaz touch era terrible, y empeoraba con el hecho de que la pantalla era resistiva: hacer “taps” o deslizar nuestro dedo por la pantalla muchas veces no producía los resultados deseados. El teclado virtual era también terrible, pues Symbian nos daba 3 a elegir, y cada uno, era peor que el otro.

Con el N8 y Symbian^3 las cosas cambiaron notablemente. No, no estaba a la par con Android o el iPhone, pero todos los problemas de S60v5 habían sido corregidos y la interfaz, por fin, se sentía bien. Para un OS del 2009. Y el N8, salió hace pocos meses, en el 2010. Para fans de Nokia, sin embargo, era por fin el teléfono prometido, un verdadero sucesor al legendario N95.

Windows Phone 7, por otro lado, es un sistema operativo moderno. Si han tenido la oportunidad de probarlo, terminarán con una muy buena impresión del mismo. Claro, todavía le faltan cosas (copy & paste! multitasking!) pero vendrán en actualizaciones constantes en estos meses. Es, en pocas palabras, un sistema operativo móvil que me vería utilizando sin problemas.

Y sí, vuelvo a poner la imagen de Micronokia porque me gustó como me quedó 🙂

micronokia.jpg

 

Lo que le falta a Windows Phone 7? Estar en más celulares. Android ha acaparado a casi todos los fabricantes, y de momento, Microsoft no tiene ningún tipo de presencia internacional.

Aquí es donde entra Nokia. Los equipos de Nokia son excelentes. El N8 es una maravilla de equipo, pero que lamentablemente, se queda corto por la falta de una buena interfaz de usuario, una experiencia de usuario que es, quizás, lo más vital en el mundo de las pantallas táctiles.

Una alianza entre ambos, podría significar la solución de los problemas de ambos, y la posibilidad de convertirlos en una plataforma viable. Es el empuje que ambos necesitaban.

Fuera de este universo geek donde nos refugiamos del “mundo real”, dudo que muchos se vayan a enterar de todo el asunto. Y Nokia, por supuesto, sigue siendo un Love Mark; la gente compra el equipo por la marca. Symbian se sentía ya como aquel carro viejo al que no dejamos de meterle actualizaciones (nuevos faros! nueva luna! nuevos asientos! nueva radio!), pero que, simplemente, tenemos que dejar ir. Windows Phone 7 acaba de nacer, y trajo consigo un nuevo concepto de cómo debería funcionar un sistema operativo móvil. No íconos en un escritorio, sino más bien, un flujo de noticias y novedades al que podemos acceder rápidamente, a través de “tiles”.  De hecho, apostaría que la gran mayoría de usuario comunes de Nokia (no fans o geeks como nosotros), tras unos minutos de perplejidad, realmente disfrutarán y recibirán a WP7 con brazos abiertos. Es un sistema mucho más amigable, mucho más útil, y mucho más intuitivo de lo que pudo haber sido Symbian.

En resumen, luego de digerir la noticia, sigo pensando que ha sido el movimiento adecuado. Lo único que espero es que no haya sido ejecutado demasiado tarde.


Actualización: No, Nokia no deja de ser Nokia

He leído algunos comentarios en Twitter que van por la línea Nokia deja de ser Nokia, y Microsoft sigue siendo Microsoft“.

A lo que pregunto: Cuándo fue la última vez que quedaron impresionados por algo del lado de software de Nokia? Cuándo fue la última vez que se sorprendieron de lo fluída de la interfaz, de la excelente interfaz de usuario de Symbian? Aparte de Ovi Maps (que fue comprada) , creo que no he visto una verdadera aplicación que realmente separe a Symbian del resto de las plataformas.

En lo que siempre ha destacado Nokia, sin embargo, es en hardware. Recuerdan al N95? Por qué lo recuerdan? Porque era imponente, para su época. El N95 tenía, por sobre todas las cosas, un excelente diseño. Contaba también con una cámara de 5 megapixeles que tomaba excelentes fotos. Tenía una cámara frontal para videollamadas (que no funcionaba muy bien en ese entonces y no habían muchas aplicaciones que lo usaran para Symbian, salvo Qik, por cierto) en una época en la que videollamadas todavía sonaba a cosa de ciencia ficción (otra vez, por falta de soporte de software).

Y lo mismo podemos ver con el resto de modelos lanzados desde entonces. Cómo podemos decir que Nokia deja de ser Nokia, cuando nunca hemos destacado nada del software, o del sistema operativo que tiene? Acaso este cambio a Windows Phone 7 empeorará el diseño de sus smartphones? Suena más a sensacionalismo, que otra cosa.

Lo que ha sucedido, luego de que las aguas se calmen, es que el mundo (o bueno, el “universo geek” que mencionaba) vea a Nokia con otros ojos. Estoy seguro que muchos tuvimos que abandonar a la marca en algún momento simplemente porque, como plataforma en general, dejaba que desear. Muchos dimos el salto al iPhone, o dimos el salto a Android (o bueno, estamos utilizando los dos). Pero ahora que Nokia nuevamente tiene un verdadero sistema operativo para móviles bajo su hardware, yo creo que muchos nos replantearemos a estos equipos como una opción viable.

Siempre y cuando  llegue a tiempo. El 2012 (o finales del 2011) es demasiado tiempo para un equipo móvil. En 2 escasos años hemos visto como los smartphones han pasado de procesadores de 400 Mhz, 128 MBs de RAM, a impresionantes equipos con doble núcleo, casi la misma cantidad de RAM que nuestras laptops y aceleración gráfica. Y no sólo eso, el mercado de smartphones está creciendo enormemente, y con la cantidad de equipos baratos (pero con Android) que invadirán inevitablemente el mercado, la oportunidad de que esta alianza de frutos es bastante limitada.

 

 

No more articles