Tienes una tablet que no usas muy seguido? Te gustaría usar una tablet como segundo Monitor? Entonces tienes que darle un vistazo a iDisplay. Se trata de una aplicación multi-plataforma (disponible en Windows, Mac, Android, iOS) que nos permitirá usar una tablet como segundo monitor en cualquier circunstancia.

La app cuesta $9.99, pero en Android, sobre todo con el reciente rediseño, es la mejor aplicación para ello. iDisplay nos permite conectarnos tanto a través de una conexión Wifi, como vía USB. La conexión USB reduce la latencia a prácticamente nada, así que es como si realmente estuviésemos usando un monitr real. En Wifi también logré obtener un excelente nivel de respuesta, pero en mi conexión propia, de casa. Usar una Wifi pública no es muy buena idea, debido a la lentitud.

Con un iPad? Prueba Duet!

Duet Display mejora dramáticamente el rendimiento, funciona con iPad Pro

Duet Display mejora dramáticamente el rendimiento, funciona con iPad Pro

Adoro a Duet Display (disponible para Windows y Mac), pues definitivamente ha transformado la manera en la que puedo trabajar de manera móvil. Oh, y le ha dado un verdadero uso al iPad abandonado que cargaba conmigo. Duet nos permite utilizar un iPad (todo tipo de iPad, desde el iPad 2) o incluso iPhone como un monitor secundario. La diferencia con los cientos de apps similares, es que Duet nos ofrece un rendimiento ejemplar, sin lag o latencia. Y con la ventaja de que, al estar usando un iPad, no necesitamos tenerlo conectado a un toma-corriente. Es la

Cómo usar una Tablet como Monitor?

unnamed.png

Una tablet como Monitor, con iDisplay

iDisplay es sumamente sencilla de utilizar. Simplemente tenemos que comprar y descargar la app desde el Play Store. Luego, tenemos que descargar el Driver necesario para MacOS o Windows , para que Windows o la Mac reconozcan a iDisplay. Este componente es gratuito, así que el único costo que tenemos, son los $9.99 de la App.

Una vez instalado el driver en Windows y la app en nuestra tablet o smartphone, reiniciamos la PC para que el driver funcione adecuadamente. Esto es importante, ya que sin una reiniciada, puede que el proceso falle o se cuelgue.

id_04.png

 

Una vez reiniciada nuestra PC, simplemente ejecutamos iDisplay en Windows o la Mac. Ahora procedemos a abrir iDisplay en la tablet y bien la conectamos por USB a nuestra PC, o nos aseguramos que ambas estén conectadas a la misma red Wifi y la PC recibirá un mensaje de conexión. Basta con aceptarlo y listo! Automáticamente nuestro escritorio se expandirá y podremos utilizarlo.

En mi experiencia, me sorprendió lo bien que funcionaba la conexión vía Wifi. Uso iDisplay hace años, y la estabilidad / velocidad ha mejorado significativamente. Sobre todo en una red local y veloz (al menos una red “n”). Si están en la calle, sin Wifi, o con conexiones pobres y muy saturadas, tenemos la opción de usar la conexión USB, implementada recientemente, que funciona también sumamemte bien.

iDisplay sigue siendo la mejor solución si buscan una alternativa multi-plataforma, que funcione tanto en Windows, como en Android. Si utilizan principalmente una Mac y un iPad, les recomiendo Duet, que se integra mejor con el sistema operativo.

Cabe señalar que iDisplay no sólo hace que nuestra segunda pantalla funcione como monitor, sino que funciona como monitor táctil, así que podemos interactuar con los elementos de Windows o la Mac, como si se tratara de una tablet.

Personalmente, lo encuentro como una excelente solución para cuando quiero trabajar de manera “móvil” en edición de video. Puedo mandar el “preview” o algunos controles al monitor secundario, mientras trabajo la edición en el primario. Es una buena manera de imitar el flujo de trabajo que uno realiza en una PC, en casa, de manera portátil o móvil