Cómo pasarse de Android a iPhone?

Adobe Spark.jpg

Me considero “platform-agnostic”. Utilizo a diario tanto Android como iOS ya que, debido al blog, necesito siempre estar probando nuevas apps, herramientas y actualizaciones para ambos sistemas operativos. Los dos tienen sus fortalezas y debilidades (iOS está a kilómetros de distancia en apps de edición de video y fotografía, mientras que Android deja a iOS mordiendo el polvo en integración / automatización de funciones), pero hoy es más fácil que nunca saltarse de una plataforma a otra. Debido a que las “core apps” – las apps esenciales, de las que uno depende para poder trabajar y utilizar un smartphone con normalidad – están disponibles en ambas plataformas, pasarse de Android a iPhone (y vice-versa) es súper sencillo. Hoy veremos este proceso, para luego enfocarnos, en un artículo futuro, en el procedimiento inverso: cómo abandonar a iOS, por Android.

 

Por qué migrar?

En este artículo asumo que ya han tomado la decisión de dar el salto de Android a iOS, pero aún así, para completarlo, dejaré algunas razones por las cuales, personalmente, dejaría a Android por iOS.

Para empezar, tenemos el tema de la calidad de aplicaciones. Si bien todas las apps de redes sociales, navegación y más están en ambas plataformas, la versión de iOS suele ser superior. Esto, porque el desarrollador puede “ajustar” mejor la app a los poquísimos modelos de iPhone que existen. iPhones sólo son fabricados por Apple, así que el “dev” tiene que preocuparse de optimizar y crear su app para unos 3 o 4 modelos. Ahora, imagínense que están creando una app para Android: aquí el caso se complica mucho más, porque existen centenares de modelos diferentes con características sumamente variadas, y encima, con diferentes versiones del sistema operativo. Esta es una de las razones por las cuales una app en iOS, suele estar mejor diseñada. Además, la variedad de aplicaciones

Luego, tenemos el tema de eficiencia de hardware y software. Apple sólo ha empezado a liderar el mercado de hardware con sus teléfonos en las más recientes generaciones, donde sus procesadores dejan muy atrás a la competencia. Pero antes, cuando el poder de procesamiento de un iPhone era inferior a los teléfonos de gama alta de Android, igual el iPhone se sentía mucho más veloz. Esto debido a varios aspectos, pero principalmente porque Apple, al ser el fabricante del software y hardware del equipo, puede optimizar al máximo el software para trabajar en la única plataforma de hardware. Esta eficiencia de hardware y software se siente cuando usamos al teléfono, pues la velocidad de respuesta y autonomía del equipo son excelentes. No tenemos que estarnos preocupando de monitorear la batería, o de aplicaciones que se hayan quedado “colgadas” en segundo plano, que estén consumiendo nuestra batería innecesariamente.

Y para cerrar con otro punto fuerte: está el tema de actualizaciones. Adoro Android, pero me desespera ver lo mal que Google maneja el tema de actualizaciones automáticas a su sistema operativo. En un iPhone, apenas Apple saca una actualización para sus teléfonos, esta está disponible para todos los teléfonos alrededor del mundo, sin demora alguna. En Android, pueden pasar meses hasta ver la más reciente actualización. Nougat, la versión más nueva de Android, ha salido hace más de medio año, y se encuentra en 1% de los teléfonos disponibles.

Estas, creo yo, son las razones “de peso” si están considerando pasarse de Android a iPhone. Ahora, veremos cómo hacerlo!

Cómo pasarse de Android a iPhone?

movetoios.jpg

 

El proceso es muy sencillo gracias a que Apple lanzó una aplicación para ello,Move to iOS.

A través de esta app, podremos transferir las fotos, mensajes de texto, nuestra cuenta de Google que usamos con apps en Android, contactos y favoritos, todo al iPhone, en un proceso sencillo y rápido. Cabe señalar que el proceso necesita de un teléfono configurado como nuevo.

Lo primero que tendremos que hacer, es volver al iPhone a la configuración de fábrica si es que ya lo hemos configurado. O simplemente encenderlo si lo están sacando de la caja por primera vez.

Una vez que configuren lo básico (colocar el Wifi, establecer una contraseña, poner la huella dactilar), se encontrarán en la sección denominada “Apps & Data”, donde se nos preguntará como queremos proceder con el teléfono. Lo que  tienen que hacer, es elegir “Migrar información de Android”, la última opción, la cual les mostrará un código de 6 a 10 dígitos.

ios10-iphone-setup-apps-data.png

 

Ahora, en sus teléfonos con Android, abran la App “Move to iOS”. Sigan los pasos típicos, y luego denle click a “Next” para poder ingresar el código que vimos aparecer en el iPhone. 

Una vez ingresado el código, basta con seleccionar el contenido que queremos transferir para pasarse de Android a iPhone, como:

  • Fotos
  • Mensajes
  • La cuenta de Google
  • Contactos
  • Favoritos

Adicionalmente, y algo que me pareció genial de la app “Move to iOS”, es que si encuentra apps gratuitas que teníamos instaladas en Android, pero también están en iOS (y son del mismo desarrollador; apps conocidas como Facebook, Instagram, etcétera), las apps se transferirán también.

En este paso tenemos que  tener algo de paciencia ya que potencialmente podrían ser varios archivos los que estamos transfiriendo, así que asegúrense de tener a ambos teléfonos cargados.

Una vez que la barra de culmine, basta con darle click a “Done” en Android, y continuar el proceso de configuración en iOS! Así de sencillo es transferir archivos, documentos, mensajes, fotos y más, de Android, a iOS!

 

Y ahí lo tienen? Pasarse de Android a iPhone es un proceso que no suele tardar mucho y, como pueden ver, es posible hacer un “app matching” para dejarnos rápidamente con un teléfono con casi todo instalado, así que no tenemos que sufrir por haber cambiado de plataforma!

En una próxima oportunidad, veremos el proceso, a la inversa: cómo migrar de un iPhone, hacia Android!

 

 

 

No more articles