Hoy, Huawei nos invitó a sus oficinas para que pudiésemos presenciar un “teardown” (un desarmado) de su más reciente lanzamiento, el Huawei P10. Súper interesante ver todos los componentes y piezas que podemos encontrar dentro de un smartphone!

Algunas observaciones que tuve durante este teardown al poder ver un smartphone por dentro:

No lo intenten en casa. Un smartphone es un dispositivo sumamente complejo que, por motivos de espacio, está construido de manera sumamente compacta. No es como una PC donde podemos cambiar piezas a gusto. Así que eviten abrirlo si quieren conservar la garantía

Qué fácil es quitar la pantalla con un “spudger”. Si, necesitas práctica, pero quitar la pantalla del teléfono pareció algo no tan complicado; bastaba con meter ese “spudger”, una suerte de pedazo de plástico que ayudó a separar la pantalla de la parte trasera del teléfono. Además, al no ser un teléfono “waterproof”, no encontramos ese material de jebe que protege al teléfono del agua. Así que tampoco se les ocurra sumergir un P10.

Cuánto espacio ocupa la batería! . Si, es algo que resulta visible en varios teardowns, pero verlo en persona es otra cosa: probablemente el 60% del teléfono es batería

Qué pequeño es el logic board. La placa madre, donde está el CPU, el RAM, los sensores de la cámara y demás, es esto de acá.

Pequeñísimo, no? Y sin embargo, es gracias a eso que todo el teléfono funciona.

El sensor de las cámaras es pequeñísimo. Los smartphones han mejorado drásticamente en calidad de fotos con el paso de los años. Pero ver al sensor en el teardown me hizo notar la enorme diferencia que hay entre un sensor del smartphone, con el de una cámara real. Y la diferencia es grande. Claro, un sensor más grande, en condiciones ideales (de día, con bastante luz) no mostrará sus ventajas; pero una foto nocturna, con poca luz? Es otra historia.

Cómo es un smartphone por dentro?

Realmente fascinante ver un smartphone por dentro. Algo que me sorprendió es cómo todo está puesto sin necesidad de cinta adhesiva, sino que armado con sumo cuidado para facilitar el rearmado. De hecho, Ángel volvió a rearmar el teléfono desde cero en aproximadamente 7 minutos! Esta es una de las ventajas que la marca ofrece en nuestro país; al contar con centros de atención y soporte técnico, hay varias personas como Ángel que saben cómo funciona el teléfono, por lo que pueden darnos el servicio técnico adecuado.

Nuevamente gracias Huawei por la oportunidad de ver un teléfono por dentro!