Nueva excusa, chocomaníacos! Según un estudio en la Universidad Jesuita de Wheeling, comer chocolate resulta bastante beneficioso para la concentración, tiempo de respuesta, y recordación de palabras e imágenes.

Chocolate Negro: Los antioxidantes que tiene ayudan a luchar contra enfermedades al corazón, y contiene muchos estimulantes como cafeína y teobromina, que aumentan la actividad cerebral por pequeños periodos

Chocolate de Leche: Poco poder antioxidante, pero los estimulantes contenidos más el azúcar, hacen que el cerebro funcione “mejor”

Chocolate blanco: No tiene cocoa, así que no tiene antioxidantes. La grasa y el azúcar añaden solamente dulzura y calorías…

Para que funcione en nuestros periodos de concentración, sin embargo, debemos ingerir alrededor de 2 barras, 15 minutos antes de que lo necesitemos. Pero hey, seguro que más de uno se anima a hacer la prueba.

fuente

via Achieve it

  • Y a mí que me encanta el chocolate! Doble motivo, yeeee!!

  • Jaja. Todo es bueno, siempre y cuando no sea en exceso 😉