Actualización: He creado una categoría propia (Que pueden ver en la barra lateral) para estos posts, pues de otra manera, iban a terminar perdiéndose entre el resto. Además, se añadió un punto, llamado “Conociendo el entorno”, que me pareció necesario.

Estuve cavilando bastante tiempo sobre qué otra serie de articulos lanzar, y algo que me llamó bastante la atención, es que varios amigos y familiares me habían preguntado varias veces qué se debe hacer para tener uno mismo su blog. Así que que me dije, hey, por qué no, hagamos una serie de posts que abarquen este tema.

Ok, ok, un poco tarde, seguramente. Los blogs tienen ya alrededor de 5 años, asi que toda la “novedad” del asunto se ha perdido. Noticia vieja. Pero también hay que recordar que el motto o slogan de este website es “tecnologia para todos”, y últimamente como que el enfoque se ha ido perdiendo, dirigiéndose más hacia personas especializadas o con mayores conocimientos del tema.

Recuerdo una encuesta que corrí hace unos meses atrás, en donde pedía que se evaluara el contenido del blog de acuerdo al nivel de dificultad, y me sorprendió ver que la mayoría consideraba a muchos de los temas como en un nivel un poco complejo. En un afán de remediar el asunto, esta vez vamos a presentar un artículo que, espero, ayude en algo a los que todo este rollo de los blogs les ha llamado la atención, y aún no se animan a lanzar uno.

Esta primera parte tratará más que nada sobre los pasos previos a lanzar el blog: la elección del tema, y la disposición personal a mantener un blog. La segunda parte, tratará básicamente de los elementos técnicos, como la elección de un servicio, cómo utilizarlo, etc. Y finalmente, en una tercera parte, veremos maneras de generar, al menos, algo de dinero con nuestro blog, si es que nos decidimos por un ruta en la que tengamos que invertir económicamente (además de la ya tácita inversión de tiempo). La única manera de llegar a la segunda o tercera parte, de momento, lamentablemente, es dando un salto temporal hacia el futuro y leerla, o simplemente esperar a que la publique (que, lo prometo, no tardarán mucho)

Conociendo el Entorno.

Antes de empezar con todo, lo mejor que podemos hacer, es un “viaje de reconocimiento“, por llamarlo de alguna manera. Es decir, visitar uno que otro blog (o mejor aún, un portal de blogs, o mucho mejor aún, un buscador de blogs), para darnos una idea de lo que trata.

Creo que empezar por una definición del término no estaría nada mal, así que:

BLOG: en pocas palabras, y simplificando el asunto, un blog es una página web generada por un usuario, donde las entradas o artículos son publicadas a manera de “diario”, y mostradas en orden cronológico inverso (es decir, lo más reciente, va primero). Viene de la unión de dos palabras en inglés: Web y log, que en español, vendría a ser algo como bitácora, o diario. Pero el término ha ido creciendo significativamente, pues ya no se trata solamente de uno que otro diario personal. El Blog es en realidad, producto de la “socialización” de la web. En pocas palabras, la web somos nosotros. Todo el contenido que se genera en línea, hoy en día, ya no es privilegio de algunos “afortunados”, con conocimientos de html, programación web, o lo que sea; al igual que sucedió con la imprenta de Gutemberg, los blogs han permitido un acceso masivo de millones de personas a no sólo leer lo que se publica y compartirlo, sino también crear contenido propio, u opinar sobre el existente. Un blog es, digamos, el portal que tenemos nosotros, para comunicarnos con el mundo, de la manera más fácil. Y es que publicar en un blog no es más complicado que utilizar Word, por ejemplo. Si sabemos escribir, definitivamente podremos tener un blog (de ahí a que sea bueno y leído, pues, ya es otra cosa)

En fin, sigamos con el tema. Es importante conocer el entorno, pues así nos podemos dar una idea de “como funciona toda la cosa”. Podemos leer y ver cómo se realizan, qué es lo que cubren, cuánto es lo que cubren, y cuales son los mejores, y por qué lo son.

Así que antes de seguir leyendo el artículo, les recomiendo que se den una vuelta por estos links, vean, clickeen, busquen, lean:

Technorati. El mayor buscador de blogs del mundo. Tiene en su índice, alrededor de 55 millones de blogs. Y es un muy buen inicio

Blogalaxia. Es un portal de blogs que, a diferencia de Technorati, está focalizado sólamente a blogs de habla hispana. Bastante útil para saber que están escribiendo nuestros hermanos hispanohablantes

Ambas páginas son un buen inicio para empezar a explorar todo el mundo de los blogs, e ir conociendo un poquito más, aunque sea, lo que vamos a crear.


Eligiendo el tema del blog

Lo primero que tienen que saber, es que “armar” el blog, es decir, poner y sentar la estructura que utilizaremos para escribir, es lo más fácil del asunto. Y con la cantidad de opciones que tenemos, hay bastante de donde elegir.


EL TEMADonde realmente empiezan las complicaciones, o lo primero que tenemos que resolver, en realidad, es EL TEMA. Y sí, así, en mayúsculas y en negrita porque EL TEMA es el alma y corazón de nuestro futuro blog. Qué es, pues, EL TEMA? (ok, última vez que aparece asi). Todo blog debe tener un propósito, una razón de existir. No vayan a crear un blog simplemente porque “está de moda”, o “todo el mundo lo hace”, pues perderán el interés bastante rápido.Cuando hablo del tema, me refiero a cualquier cosa, realmente. Los weblogs, o blogs, o bitácoras, o como quieran llamarlo, surgieron, originalmente, como “diarios online”, donde personas vertían sus sentimientos e inquietudes (generalmente bajo la máscara del anonimato) en la red, una especie de catarsis pública, online.

Sin embargo, con el pasar de los años, la diversificación de temas ha ido en un crecimiento alucinante, y hoy en dia, podemos encontrar blogs prácticamente de todo. Tomemos éste, por ejemplo.

En un principio, si ven mis anteriores blogs (en blogger, o en blogsome), el contenido era bastante misceláneo, saltando prácticamente de política, a videojuegos, a música, a reseñas de libros, a quejas, etc,etc. Sin embargo, conforme pasaba el tiempo, lo que siempre me llamó más la atención fue abarcando más y más entradas en el blog, y finalmente terminó convirtiéndose en lo que es, hoy en dia, y más que nada, un blog sobre tecnologia.

Lo cual no significa que un blog misceláneo esté mal, para nada. Es sólo un ejemplo de cómo uno puede encontrar un tema sobre el cual seguirá interesado, con el paso del tiempo, para seguir escribiendo.

Cuando empiecen, probablemente les suceda lo mismo, y terminen blogueando sobre todo tipo de temas. Lo importante, es que nunca se pierda la relación que debe unir a todos y cada uno de los articulos: la personalidad de uno mismo, que debe ir mano a mano con cada palabra que pongamos. Es decir, imprimirle un estilo propio.

Y tampoco limitarse a linkear todo tipo de contenidos (ok, admito que a veces peco en ese sentido, pero hey, de errores se aprenden), sino que tenemos que aportar más al asunto. Vieron una noticia que les interesa y quieren ponerla en su blog? Pues no olviden comentar sobre el asunto, pues esa es la escencia, básicamente, del blog. El internet ya no es más un sitio de donde simplemente sacamos información, sino que ahora, gracias al blogging, es tan facil aportar nosotros mismos la información, que se ha vuelto más una interacción, un acto de feedback, que algo de una sola vía.


Hobbies, como tema del blogUn tema muy popular para blogs, es lo que consideramos nosotros mismos como hobbie. Les gusta pintar? Pues creen un blog de pintura. Escultura? Literatura? Música? Cine? Poesía? Tecnologia? Internet? Física? Aerodinámica? Biotecnologia? Cualquiera que sea nuestro hobbie, de seguro será un genial tema para nuestro blog.

Y una vez que hayan elegido esa rama, traten de especializarse en ella. Pintura? qué tipo o estilo? o qué genero musical abarcar? No hay que olvidar que nos encontramos en la época de las especializaciones, y mientras más segmentado esté nuestro público, mejor será la respuesta obtenida (pequeño break de marketing…)

Como Hobbie, el tema de nuestro blog tendra una importante ventaja: nos gusta, y mucho, el tema. Por algo es un hobbie, después de todo. La ventaja de elegir este tema frente a uno relacionado a una rama de nuestro trabajo, por ejemplo, es que nunca lo consideraremos como tal. Pero hey, si consideramos a nuestro trabajo como hobbie, mejor que mejor.

Como hobbie, probablemente nos mantenemos al tanto sobre el asunto, o conocemos algunos “tips” que fácilmente podriamos compartir con el resto. Y ya pues, ahí ya estamos, prácticamente, a mitad de camino de conseguir un blog interesante.

Todo esto de elegir un tema y blah blah blah, nos lleva, pues, al otro punto a tomar en consideración.


Escribir, escribir, escribir.No se necesita tener vena literaria para escribir en un blog, por supuesto. Ni tampoco haber sacado siempre 0 errores en ortografía desde inicial. Pero lo que sí es importante, es tener ganas de escribir.Y es por eso que éste, y el punto anterior, están estrechamente relacionados. El primero nos ayuda a encontrar, en nosotros mismos, un tema sobre el cual

A)tengamos algo de conocimiento, o lo suficiente como para aportar algo nuevo al asunto,

B) tengamos interés, lo suficiente que nos permita mantenernos interesados, si es posible, de por vida o

C)Todas las anteriores.

De cumplirse alguno de los puntos anteriores (preferiblemente C), escribir sobre el asunto, no será problema para nada.

Tampoco me refiero a que debamos escribir 10 posts al dia, todos los dias de la semana, todos los meses del año. Uno mismo debe implantarse su ritmo (pues tampoco podemos esperar a que bloggear ocupe todo nuestro tiempo, a menos que quieran convertirse en pro-bloggers). Pero eso si, uno debe tratar siempre de mantener un horario o una rutina a la hora de escribir.

Actualizan una vez por semana? Está muy bien, pero siempre traten de hacerlo cumpliendo con ese schedule, el de publicar una vez por semana. O quizás una vez por mes, lo cual está también perfecto, pero traten de no saltearse muchas fechas. Ojo que este tip es por si quieren que su blog sea leído (y supongo que si, porque por algun motivo lo estamos colgando en un sitio como internet). Manteniendo una constancia a la hora de escribir, los futuros lectores de sus blogs tendrán ya una idea clara de cuando es que se actualiza la página, y la visitarán entonces.

Y otra vez, debo hacer énfasis en cuanto al estilo propio. Se mencionó al principio de este punto que no era necesario ser un gurú del idioma, pero de todas maneras, debemos mantener un estilo, el cual nos ayude a distinguir nuestro blog de los 55 millones de blogs (segun technorati.com) que existen.

Hay que recordar, después de todo, que uno visita al blog por el contenido de los articulos. Un blog puede verse increíblemente bien, cumpliendo todas las reglas del diseño web 2.0, implementar flash/AJAX por todas partes, y aún asi, nadie querrá verlo por el simple hecho de que carece de contenido interesante. Esto hay que tenerlo siempre en consideración. Pero tampoco hay que ponerse a pensar “hmm, y ahora qué escribo para llamar la atención”, sino simplemente, debemos escribir lo que creemos, nosotros, que es importante, para nosotros. Y eso basta.

Resumiendo este punto, es simplemente hacerse el hábito de escribir de manera continua, sea cual sea el plazo de publicaciones que ponemos en nuestro blog. Y no sólo escribir, sino escribir sobre lo que realmente nos importa.


Pensar, antes de escribirYa vimos la importancia de escribir, ahora veamos la importancia de qué escribir.

Un blog nos da una voz para decir lo que queramos, cuando queramos. Pero cuidado, pues esta es, como en la vida real, un arma de doble filo. Si utilizamos el blog para difundir falsos rumores, poco pasará para que Pedro y el Lobo se vea interpretada en nuestra vida, y al final todo el mundo haga caso omiso de lo que escribamos.

Si vamos a brindar tips sobre algo, por ejemplo, es buena idea probarlo, antes de publicarlo. O, caso contrario, publicar una nota, junto con el articulo, haciendo notar que lo que aparece en nuestra página no ha sido probado por nosotros mismos.

Ahora, si es un blog más bien personal, no olvidar que, al estar disponible públicamente, todo el mundo puede tener acceso a él. Es por ello que dejar datos muy personales (si se trata de un diario online, por ejemplo), no es, para nada, recomendable. En tales casos, crear un nickname o apodo y escribir bajo éste, es lo mejor, pues de esa manera estaremos protegiendo nuestra identidad (si no me creen, denle un vistazo a este link).


Y bien, creo que esto cierra la primera parte de esta serie de articulos, pues hemos cubierto los puntos que creo, son los más fundamentales. Quizás algunos bloggers que hayan tenido más de un año de experiencia en el asunto puedan también iluminarnos, dejando algunos comentarios. Si es que faltó algo más, o creen que no se cubrió un punto adecuadamente, por favor dejarlo mencionado entre los comentarios, y este articulo será actualizado.Para la segunda parte (a ser publicado durante la semana), hablaremos de los diferentes servicios disponibles para poder publicar nuestro blog. Y veremos las ventajas y desventajas de usar servicios gratuitos, frente a otros pagados.