2014 07 18 09 37 25

 

Según un reporte de Ian Morris para Forbes, Chrome para Windows tiene un bug desde hace 4 años, que causa que la batería de nuestra laptop se agote mucho más rápido de lo debido. 


El problema?

La causa es algo llamado “system clock tick rate”. Los eventos o tareas en Windows están configurados para ser lanzados en intervalos. Para ahorrar energía, el procesador “descansa” cuando no hay ninguna tarea pendiente. Windows por defecto pone este intervalo en 15.625ms, pero Chrome lo ajusta a 1.000 ms. Lo que esto implica, es que por culpa de Chrome, el sistema está despertándose más veces de las necesarias. En lugar de hacerlo 64 veces por segundo para revisar eventos pendientes (y ver si es necesario que el procesador empiece a trabajar más rápidamente), por culpa de Chrome, el procesador se está despertando 1000 veces por segundo. Gran diferencia, verdad?

Por el lado de Microsoft, dicen que aumentar el tick rate a 1.000 ms (en lugar de los 15.625ms por defecto) aumenta el consumo energético en 25%. Si, nuestra batería podría durar hasta 25% menos, sólo por correr Chrome.

En Chrome en otros sistemas operativos, y en otros navegadores como Firefox u Opera, el “tick rate” sólo aumenta cuando estamos haciendo algo intensivo en el navegador; por ejemplo: reproducir un video de Youtube, o visitar una página pesada. Una vez que hemos salido de esta página, el tick rate baja de 1.00 ms a 15.625 ms. Chrome en Windows? Aumenta el tick rate a 1.00 ms apenas lo lanzamos.

Lo cierto es que muchos dejamos el navegador abierto todo el día, sin preocuparnos de que éste esté haciéndonos consumir más recursos de los necesarios. De hecho, Chrome se “auto-lanza” cada vez que arrancamos el sistema.

Link al bug

La solución?

2014 07 18 09 46 13

Este bug fue confirmado por Google a PC World y han prometido arreglarlo próximamente. Cabe señalar que este bug sólo afecta a PCs / Laptops con Windows; no a Macs o sistemas con Linux. 

Si no pueden abandonar Chrome por nada del mundo, entonces sólo queda esperar a que un arreglo aparezca pronto y asegúrense de cerrar Chrome por completo cada vez que no lo están utilizando. 
 
Y esta sería también una excelente oportunidad para probar navegadores alternativos, como nuestros favoritos Opera o Firefox.