En realidad, ambos. Otro producto con un nombre raro, pero que, sin embargo, no se ve nada mal.

De hecho, es una gran idea. Ruf-Cinema se olvida completamente de los molestos y pesados LCDs, y nos ofrece, en lugar de ello, una cama con proyector y pantalla incluidos. El proyector, si se fijan bien en la foto superior, o ven la foto inferior, se encuentra entre las dos cabeceras de la cama (que bien pueden funcionar como respaldares de asiento)

 

Y  como tenía que ser, la pantalla se “esconde”, con el presionar un botón. En la página oficial, no hay mucha información sobre la calidad del proyector, pero lo que si se sabe, es que, lamentablemente, no se incluyen parlantes.

Otra cosa faltante, es información sobre cuando estará disponible, o el posible costo del mismo, pero pueden visitar regularmente la página para enterarse.

link

via gizmodo

  • Pues no sé que quieres que te diga. Para mí más que un centro multimedia me parece un sitio donde poner pelis guarrillas y pasar un rato agradable/divertido intentando imitar a los “actores”. Igual es que tengo la mente retorcida. No sé.