alg_blackberry

Así es. Los servicios de Internet y mensajería de los smartphones de RIM, los archi-populares Blackberry no sólo siguen con problemas (ya en su tercer día, desde que se originó), sino que siguen extendiéndose.

El problema, que empezó en el Medio Oriente, Europa y África, llegó el día de ayer a Estados Unidos y algunos países de Sudamérica como Brasil y Argentina. Y hoy, ha afectado a incluso más países.

Cabe aclarar también que lo que se ha caído ha sido la conectividad de datos (mensajería, internet). La posibilidad de hacer llamadas, afortunadamente, sigue intacta.

 

La Causa

El problema se originó a causa de una falla de un switch dentro de la infraestructura central de RIM. A pesar de estar diseñado para utilizar un switch adicional como respaldo, ésta técnica preventiva no funcionó como se esperaba, ocasionando esta caída mundial del servicio.

 

Las Consecuencias de utilizar un servidor central.

A diferencia del resto de smartphones en el mercado, el Internet para Blackberries llega desde una central, en lugar de las diferentes operadoras alrededor del mundo. Es decir, todo viene desde la central de RIM en Canadá.

Esto ofrece ventajas y desventajas. La ventaja, es que, salvo algunas excepciones en el Medio Oriente, toda la información es enviada, de manera cifrada, a los servidores de RIM inicialmente. Esto nos provee con una capa de seguridad adicional que no ofrecen el resto de smartphones.

Y la desventaja, por supuesto, la estamos viviendo hoy. Si el servicio falla, ocasiona problemas mundiales. Si en lugar de un proveedor central, el servicio de internet y datos fuese provisto de manera local, no podrían darse este tipo de problemas.

 

Todavía no tenemos un número total de afectados dentro de los 70 millones de usuarios de Blackberry en la actualidad, pero al parecer, las cifras son bastante altas. Ya vamos tres días con la caída del servicio; esperamos que RIM encuentre pronto una solución, sobre todo porque la caída ha ocurrido en el peor momento. Sin dudas, sus usuarios estarán nada contentos. Y teniendo en cuenta que el iPhone 4S de Apple y la próxima versión de Android están a la vuelta de la esquina, esto podría afectar las ventas de futuros equipos de RIM a sus usuarios.