Blackberry KEYOne Review (Black Edition) en Español!

Qué tal regreso triunfal para Blackberry. Tras casi desaparecer de la faz de la tierra al intentar en convertirse en la tercera gran plataforma de smartphones de la era moderna con su Blackberry 10 OS – y fallar – ahora está de vuelta, redoblando y concentrándose en lo que hizo que la marca destaque, pero con un sistema operativo al cual no le faltan apps.

 

Blackberry KEYOneUn poco de historia

Verán: yo fui fan del Blackberry 10 OS y el Z10. En mi reseña, en el 2013, concluí con lo siguiente:

Después de años de usar Android y iOS, realmente disfruté bastante mi tiempo con el Z10. Algunas de las características del sistema operativo, como el Notification Hub, el excelente teclado virtual, o lo natural que se siente navegar a través de la interfaz a través de gestos, son superiores a los ya establecidos y dominantes sistemas operativos. Son características que no me molestaría ver, en un futuro, en los otros OSes.

La gran limitación del Z10 y cualquier otro equipo con BB10 como sistema operativo, es la falta de apps. Espero que sea algo que se remedie pronto, pero por el momento, es una limitante que hará que atraer a personas que ya están en iOS o Android, sea difícil.

Lamentablemente, Blackberry / RIM nunca pudo capturar el interés de los desarrolladores y esta falta de apps hizo que atraer usuarios fuera difícil (lo mismo que le pasó a Windows Mobile). Eventualmente, el dominio de mercado de iOS y Android se fue expandiendo sin ningún tercer puesto que pudiera capturar el interés del público y, ante estas circunstacias, Blackberry casi desaparece para siempre.

 

Blackberry KEYOneA fines del 2015 Blackberry intentó volver con el Blackberry Priv. Un interesante primer intento, con un teclado deslizable. Pero un teléfono que se vio perjudicado por un procesador de mala calidad (el infame Snapdragon 808), y varios problemas en la calidad de fabricación de los teléfonos debido a que la compañía había, quizás, perdido un poco la práctica. Hoy, en el 2017, y ahora bajo la empresa china TCL – que adquirió los derechos de la marca – , nos encontramos con lo que el Priv debió ser: un teléfono que mantiene la esencia de los clásicos teléfonos de Blackberry, incluyendo un estupendo teclado físico, combinado con la compatibilidad de Android, la seguridad de Blackberry a través de Software, y un procesador eficiente y veloz

 

 Blackberry KEYOne: Un Blackberry Bold, con Android.

Diferencias entre el KEYOne y KEYOne Black Edition

Blackberry KEYOne

Estoy reseñando el KEYOne Black Edition, pero es prácticamente el mismo teléfono que el KEYOne original. La diferencia entre ambos, es que el Black Edition cuenta con 4 GBS de RAM y 64 GBs de almacenamiento, frente a los 3 GBs de RAM y 32 GBs de almacenamiento de la versión regular. Es decir, tenemos 1 GB extra de RAM, y el doble de Almacenamiento interno. La cámara, el procesador, siguen siendo los mismos. Y como su nombre indica, el Black Edition es de color negro, mientras que el original es color plata.

 

 

 El Teclado

Blackberry KEYOneLa estrella del Blackberry KEYOne es, definitivamente, el teclado. Todo el diseño gira en torno a tener un teclado físico siempre en nuestras manos, así que si no es algo que particularmente extrañan, o algo que los llena de interés en una era dominada por teclados virtuales, existen, definitivamente, mejores teléfonos para sus gustos.

Yo le di una oportunidad al teclado, usándolo como mi teléfono principal, y tras un par de días, terminé por acostumbrarme. Tras dos semanas de uso, me volví sumamente eficiente con el teclado, pero quiero recalcar que aún sigo siendo más veloz escribiendo con teclados virtuales, que con el físico. El teclado del Blackberry KEYOne, como sus antecesores, requiere de cierta presión para activar cada tecla. Con teclados virtuales nos hemos acostumbrado a escribir velozmente deslizando los dedos en la pantalla y esperando que el auto-corrector, que ha mejorado considerablemente en esta década, haga el trabajo por nosotros de traducir lo que queremos escribir. Swiftkey y el teclado de iOS hacen un excelente trabajo de predicción. Sin embargo, lo que el teclado del KEYOne me da, es confianza y seguridad de que cada letra que estoy escribiendo es la correcta. Siento mayor precisión cuando estoy escribiendo con el KEYOne, como con el teclado en una laptop, por ejemplo.. El teclado físico es complementado por Blackberry con un auto-corrector que nos sugiere palabras por lo que tampoco tenemos que terminar de escribirlas. Basta con deslizar el dedo hacia arriba encima del teclado, y la palabra aparecerá.

Esto se debe a que el teclado también detecta “gestos” o movimientos encima. Podemos usarlo como un trackpad, avanzando en una página sin tener que tocar la pantalla, lo cual encontré bastante conveniente para Instagram, Twitter, Reddit, y demás.

Además, cada tecla en el teclado puede ser utilizada como un “atajo doble”. Es decir, puedo presionar la letra “y” cuando estoy en la pantalla principal del teléfono, e inmediatamente ser llevado a YouTube. Si lo dejo presionado por más de un segundo, en lugar de abrir YouTube, puedo lanzar YouTube Studio, por ejemplo. Lo mismo tengo con “f” para Facebook, “t” para Twitter, “m” para Facebook Messenger, “w” para Whatsapp, “s” para Reddit Sync, y más. Es súper conveniente, pues tengo, en mis manos, la posibilidad de lanzar mis apps más usadas sin íconos, sólo con atajos.

 El Diseño

Blackberry KEYOne

Todo en torno al KEYOne, gira alrededor del teclado. El Blackberry Priv, el último Blackberry diseñado por la empresa, parecía avergonzado del teclado, pues requería ser deslizado para ser utilizado. En el KEYOne, el teclado está siempre presente al frente, listo para ser utilizado en todo momento. Como consecuencia y para no terminar con un teléfono demasiado grande, el KEYOne tiene una pantalla de 4.5” con un formato 3:2. Es una pantalla no tan alargada, que se aproxima más a un cuadrado que las típicas pantallas largas que vemos en un smartphone, que tienen formatos 16:91.

Como resultado, tenemos una pantalla que comparativamente pequeña para la mayoría de tareas. Videos en YouTube y fotos se ven pequeños (y los videos en YouTube muestran una barra en la parte superior e inferior). Para apps con mucho texto, como Twitter, Reddit, Facebook o documentos largos, también tenemos menos espacio para contenido, pero esto se ve remediado, de alguna manera, por el hecho que podemos usar el teclado como Trackpad para avanzar en el contenido; así nuestros dedos no cubren la pantalla mientras leemos. No es el teléfono ideal para ver videos o fotos, pero tampoco es incómodo. Es un sacrificio que tenemos que hacer por tener un teclado físico.

El diseño industrial del KEYOne me gustó bastante. Es un teléfono que se siente sumamente macizo, sólido en nuestras manos. La parte trasera es de un material plastificado que ayuda a que el teléfono no se nos resbale de nuestras manos. Además, no tenemos ese temor de dejarlo sobre la mesa y que se raye, como ocurre con los teléfonos con la parte trasera de vidrio. Las teclas también se sienten súper cómodas y ofrecen una respuesta rápida. El teléfono se ve distintivamente elegante, y definitivamente resalta del resto. Es uno de los mejores diseños que he visto en un Blackberry.

 Rendimiento y batería

El KEYONe utiliza un procesador Snapdragon 625. Gracias a ello, a la pantalla relativamente pequeña y a su batería de 3,500 mAh, tenemos una autonomía excelente. El teléfono me duraba un día completo sin problemas, y esto incluía horas de YouTube, navegación por Reddit, y un poco de gaming ligero. Fue totalmente normal conseguir entre 6 a 7 horas de Screen on Time cuando estuve utilizando el teléfono como mi teléfono principal.

Y si bien el Snapdragon 625 es conocido por ser uno de los más eficientes en la historia de procesadores móviles, en rendimiento no está a la par con procesadores de mayor consumo y más veloces. Y esto es algo que quedó en evidencia con el KEYOne; debido al énfasis en seguridad, e implementación de útiles aditamentos para Android como el Blackberry Hub, el performance en el KeyOne no fue tan “suave” como otros teléfonos que utilizan el mismo procesador pero con una versión más sencilla de Android, como ocurre con el Moto Z Play. En varias ocasiones me encontré con apps que “tropezaban” ligeramente, tardando en cargar más contenido, o saltar entre apps. El teléfono se comporta bien en general, pero si se sienten las limitaciones del procesador, incluso cuando navegamos en la interfaz. Afortunadamente, el Black Edition que estoy probando cuenta con 4 GBs de RAM, así que no tuve problemas con mantener apps en memoria; podía regresar a ellas horas después desde el menú del multi-tasking, y se mantenían activas.

Es un buen rendimiento, pero no llega al nivel de suavidad que encontramos en la gama alta con procesadores más potentes. Esperen encontrar pequeños “tropiezos” en rendimiento

 Cámara

La cámara es muy, muy buena. No llega al nivel de calidad que hemos visto en los teléfonos top del año como el Mate 10 Pro, el Note 8 / S8 o el iPhone 8 Plus, pero toma excelentes fotos. Me sorprendió, sobre todo, la calidad de imágenes nocturnas que pude conseguir con el equipo; algo que no me esperaba en absoluto. Es una cámara bastante decente y gran parte de ello se debe a que cuenta con el mismo sensor del original Google Pixel; las fotos salen nítidas, con buena calidad, y de noche, gracias a la apertura f/2.0, podemos conseguir fotos con poco ruido. La cámara frontal no es tan buena, pero tenemos un ángulo de visión bastante amplio (un lente wide angle), perfecto para capturar selfies y también dejar espacio para el paisaje.

Fotos con el KEYOne, sin retocar

En video la cámara funciona bastante bien con el estabilizador electrónico en 1080p, pero traten de evitar  grabar videos en 4K. Al no contar con un estabilizador óptico de imagen, todo movimiento con la mano se verá reflejado en la cámara.

No es la mejor cámara, por supuesto, pero sí logra capturar excelentes fotos.

 Software

Aquí es donde el Blackberry KEYOne también resalta. Siempre fui fan del Blackberry Hub, y me encanta lo bien implementado que está en el KEYOne. El Hub es, en esencia, un “centro de comando” donde podemos revisar, desde un único lugar, todos los mensajes que nos han llegado de diferentes fuentes. Múltiples cuentas de email, Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, mensajes de texto, Whatsapp; todos terminan en el Blackberry Hub,. dándonos una manera bastante práctica para responderlos todos. Desde que empecé a usar el KEYOne, mi nivel de respuesta de emails respondió; en parte porque tener un teclado físico lo incentiva a uno a ello, y en parte porque con el Hub, tenemos acceso a todo esto de manera inmediata.

Blackberry KEYOneOtro aspecto bastante importante, es cómo Blackberry asegura nuestro equipo. No se trata de una versión de Android cualquiera; TCL se ha tomado las medidas necesarias para darnos un teléfono extremadamente seguro. Para empezar, no existe manera de instalar custom ROMs, por ejemplo, al equipo, pues ocurren chequeos de firmware y hardware para que instalar versiones modificadas de Android sea imposible. Otro aspecto importante? Blackberry no permite la instalación de software por operadoras, dándonos una de las versiones de Android más limpias en este sentido, y asegurándonos parches de seguridad continuos. Mientras lo estuve usando recibí el parche mensual de seguridad de Android, así que es una de las opciones más seguras en este sentido.

Blackberry KEYOne

Tenemos también algo denominado “DTEK” de Blackberry, que nos da un índice de seguridad de nuestro equipo, una especie de medidor que nos dice si nuestro teléfono se encuentra asegurado.

Además de estas modificaciones útiles por parte de Blackberry a Android, tenemos también otras modificaciones menos prácticas, como el “Privacy Shade” que oscurece toda la pantalla menos una sección; algo que suena interesante en teoría pero en la práctica es poco útil. Y, pues, el BBM que sigue existiendo, aunque no lo crean.

Si, es una versión fuertemente modificada de Android que trae varios beneficios de seguridad y mejoras al sistema operativo, pero como vimos en rendimiento, vienen con el costo de un performance reducido.

 Conclusión

Blackberry KEYOneEl KEYOne es el Blackberry que muchísimos estuvimos esperando por años. Se trata de un sólido teléfono en todo sentido, con excelentes componentes de hardware y POR FIN, un sistema operativo que no está limitado en la calidad y cantidad de apps que podemos instalarle.

Si recuerdan a Blackberry con cariño, están buscando un teléfono que nos ofrezca la seguridad y conveniencia que apps de Blackberry nos solían dar, el KEYOne es para ustedes. Si buscan un teléfono diferente, extrañan los teclados físicos, el KEYOne es una excelente opción.

Pero todo, como mencionamos en toda la reseña, gira en torno a qué tan útil consideren ustedes un teclado físico. El diseño, la utilidad y las ventajas que el KEYOne ofrece frente a la competencia, están supeditados al teclado. Si añoran usar un teclado físico – que es súper conveniente, tanto como teclado, como también lo es como trackpad y como sistema de atajos rápidos para lanzar aplicaciones – entonces el KEYOne es para ustedes.

De lo contrario, existen teléfonos con mejor hardware que se encuentran al mismo precio que el KEYOne, pues una de las pocas fallas que tiene el equipo, es que ha sido lanzado relativamente caro, un precio que lo pone en la misma liga que la gama alta, y aquí es un poco más difícil de justificar la elección, teniendo teléfonos que lo superan en rendimiento y autonomía. Pero si buscan algo diferente, si quieren regresar al teclado físico, si son fans de la marca, el KEYOne es el mejor Blackberry que ha existido hasta ahora.

 

 

El Blackberry KEYOne Black Edition está disponible por $700 desbloqueado en Amazon

 

BlackBerry KeyOne Black Edition llega a Perú 🇵🇪

  1. y 18:9 en la mayoría de gama alta este año