Ante los recientes acontecimientos ocurridos con el Galaxy Note 7, donde se tuvo que realizar un recall masivo, recuperando todos los teléfonos vendidos debido a un fallo en la batería que ponía en riesgo a todo aquel usuario que haya adquirido uno, vale la pena explorar por qué este accidente puede ocurrir, y qué tan probable es que ocurra con otros smartphones que no sean el Note 7.

En el caso del Note 7, el problema es claro, y preocupante. Es un error de fabricación, que hace que cualquiera que tenga un Note 7 vendido hasta ahora, corra el riesgo de estallar. No es cosa de bromas y, si cuentan con uno, lo mejor que pueden hacer es devolverlo a Samsung y esperar la versión arreglada, o simplemente cambiarlo por otro smartphone.

Pero qué hay del resto de teléfonos que no cuentan con este defecto? Cuántas probabilidades hay de que, de la nada, estalle en nuestro bolsillo? En pocas palabras… por qué explotan las baterías de los celulares?

Por qué explotan las baterías de los celulares?

 Cómo funciona una batería?

Para entender por qué una batería puede estallar, es importante entender cómo funciona una batería de ión litio – la que tenemos en todos nuestros dispositivos electrónicos.

La energía que enciende nuestros smartphones, tablets, laptops o autos eléctricos se produce cuando los electrones se mueven de un lado de la batería, al otro. Un extremo se llamada ánodo, y el otro extremo es el cátodo, y los conocemos como electrodos. Para que los electrones puedan migrar de un electrodo a otro, la celda se llena de electrolitos.

Cuando encendemos un dispositivo electrónico y la batería empieza a funcionar, los electrones viajan del ánodo al cátodo. Este movimiento o flujo de los electrones es el que produce la energía necesaria para hacer funcionar nuestros dispositivos. Cuando los electrones terminan su viaje del ánodo al cátodo, la batería se agota.

Por otro lado, cuando ponemos a cargar nuestro smartphone, el proceso ocurre a la inversa; los electrones viajan del cátodo al ánodo, reiniciando la carga de la batería.

Sencillo, verdad? El problema está en que, si no se toman las medidas necesarias, este mismo proceso que genera energía puede también ocasionar una explosión.

Cómo y por qué podría explotar una batería?

Ambos electrodos están a un extremo por un buen motivo: si bien los electrones navegan de un polo a otro para generar energía, ambos polos no deberían tocarse nunca porque podría ocurrir un corto circuito, al mezclar el polo negativo con el positivo.

Eso es exactamente lo que ha ocurrido con la batería del Note 7, y una de las razones más comunes por las cuales podría explotar una batería: por algún error de manufactura, si ambos electrodos entran en contacto entre sí, se generará tanto calor que la batería terminará estallando.

Esto puede ocurrir muchas veces con batería de poca calidad, donde no se lleva un adecuado control de seguridad a la hora de fabricación, o puede ser producido por un error de fabricación, como ocurrió con el Note 7. El problema es que este tipo de error hace que nuestra batería explosione en cualquier momento, no sólo cuando está siendo cargada, debido a que se trata, esencialmente, de un corto circuito.

Sobrecarga

Pero esta no es la única manera en la que las baterías pueden estallar. Otra falla común, sobre todo con baterías de terceros que no pasan rigurosas pruebas de seguridad, es lo que se conoce como “sobrecarga”.

Una sobrecarga ocurre cuando la batería rebasa su capacidad o, tomando lo explicado, cuando demasiado litio llega al ánodo. El problema no es común porque las baterías suelen tener mecanismos de seguridad para evitar que suceda. Una batería no es sólo una compleja composición de procesos químicos: también contamos con sensores y circuitos que monitorean el estado de la misma. Por lo tanto, las baterías de ion Litio automáticamente detienen la carga para prevenir la sobrecarga energética. Pero nuevamente, si están lidiando con una batería de marca desconocida, o de poco fiar, no hay una seguridad de que estos mecanismos para evitar la sobrecarga, entren en efecto.

 La Carga Rápida

Otro peligro que corremos, nuevamente sólo con baterías de dudosa procedencia, es cuando la batería carga demasiado rápido.

Una batería de ion Litio tradicional suele cargar inicialmente sumamente rápido, transfiriendo electrones velozmente, hasta llegar a un 40%. A partir de ese momento y hasta un 80%, la velocidad sigue siendo notable, pero menor. Y finalmente, el último 20% de carga se realiza lentamente, para evitar accidentes. Es por eso que, cuando resucitamos un teléfono que ha llegado a 0%, una carga de pocos minutos, puede llevarnos a un 40 o 50%. Pero llevarlo de 80% a 100%, puede tardar mucho más.

Ahora, imagínense a una batería mal fabricada, que no sabe controlar el flujo energético para que la carga sea regulada. Una carga muy rápida, sin regular, podría llevar a una sobrecarga y por ende, culminar en una temida explosión

 Conclusión

La idea de esta publicación es, finalmente, dar una idea básica de que la batería que tenemos en nuestro teléfono, en nuestra tablet, en nuestra laptop, es una verdadera maravilla tecnológica. Pero también existen riesgos, por lo que es importante saber por qué una batería puede estallar. Ya hemos visto por qué explotan las baterías de los celulares, o en qué casos pueden hacerlo.

Lo que siempre recomiendo? No vale la pena arriesgarse y comprar baterías desconocidas o de mala calidad. No vale la pena ahorrar unos cuantos dólares, y cargar con nosotros una bomba de tiempo en el bolsillo. Ya hemos visto cómo, por fallas de fabricación, pueden ocurrir verdaderos desastres. Y cómo, sin una manufactura adecuada, o por alguna falla en algún componente, nuestro smartphone puede explotar.

Nuestro deseo por más y más autonomía en nuestros dispositivos nos ha llevado a una era en la que cargamos baterías de gran capacidad, con una gran fuerza explosiva, en nuestros bolsillos, en nuestras mochilas. Lo mejor que podemos hacer para proteger nuestra inversión y, por supuesto, a nosotros mismos, es tratar de “ir por lo seguro”; comprar baterías y cargadores de marcas conocidas o recomendadas. Y por supuesto, estar atentos a situaciones similares a las que ocurrió con el Note 7.

  • Arturo

    Hola Arturo,

    Muy buenos tus artículos especiales. El final de tu artículo nos deja en suspenso… 🙂

    • jaja se subió un draft que tenía en el iPad. Ya lo corregí, gracias!

  • Diego Lopez

    Por qué no cambiaron sólo la batería?

    • Porque la batería está sellada dentro del smartphone, que a su vez está sellado para ofrecer la certificación IP68 (resistente al agua y polvo).