gaming pc 

foto: Stefano Tinti via Shutterstock 

Interesante artículo de Tested que nos muestra algo sumamente interesante: En el 2009, construyeron dos gaming PCs: una con lo mejor de la época, por un costo total de $3,000, y otra, una PC más económica – pero aún lo suficientemente veloz para correr juegos de la época – por $1,420. Cuál de las dos configuraciones resultó más rentable?

Ojo: El siguiente párrafo está repleto de especificaciones técnicas. Si les aburre, saltarse los dos párrafos que vienen a continuación

Con el tiempo, Nathan Edwards de Tested (en ese entonces trabajando en Maximum PC) fue actualizando la PC de $1,420. Inicialmente, esta PC contaba con un Intel Core i7 920, 6 GBs de RAM, una Radeon 4870×2 y un disco de 1.5 TBs.  Con el costo de Windows, estamos hablando a $100 ($1,520). A esta PC la fueron actualizando con el tiempo, comprando poco a poco piezas y partes para mantenerla actual, y terminó con una Radeon HD 7950 3 GBs para reemplazar a la 4870, 4 bancos de 4 GBs de RAM (16 en total) para reemplazar los 6 GBs, un SSD de 240 GBs como disco principal, y un salto a Sandy Bridge-E, para reemplazar el Core i7 920. El costo total de upgrade fue de $1,589. Todo, para dejarnos a una PC reciente.

La otra PC, la de $3,000 en el 2009, tenía lo siguiente: Una Core i7-975 Extreme Edition CPU, dos Gefoce GTX 285, 6 GBs de RAM, un SSD de 256 (una rareza en el 2009), un disco de 1.5 TBs, y una fuente de 910W. Esta PC no ha sido actualizada, pero comparándola incluso con las PCs de rango medio (es decir, una que podríamos armar por $1,300-1,500 hoy en día), la de rango medio actual no sólo sería más rápida, sino también consumiría menos energía.

58888 image01

 

En la PC “económica” se gastó $1,500 inicialmente en componentes de rango medio para gaming, y $1,500 extra en upgrades a lo largo de los 5 años. En la PC “top of the line”, se gastó inicialmente $3,000 en los mejores componentes de la época y se la dejó sin upgrades en 5 años.

El resultado? Resulta mucho mejor “repartir” nuestro presupuesto en un periodo largo que nos dará un performance suficiente para correr los juegos más recientes sin problemas, que gastarnos todo el presupuesto en la mejor PC que podamos construir en el momento, y luego dejar de actualizarla. Esto juega en contra de una de las mayores ventajas de las PCs frente a las consolas de videojuegos: Las PCs las podemos actualizar cuantas veces queramos en un periodo de tiempo indefinido, mientras que las consolas están estancadas en la misma revisión de hardware por 5-7 años.

Otra conclusión interesante, es que los componentes para actualizar que debemos priorizar, son el GPU (la tarjeta gráfica) que es donde vemos los mejores avances en rendimiento para juegos, y el SSD (el disco de estado sólido), que es donde vemos un salto de rendimiento en general. El rendimiento de CPU sólo ha mejorado en un 10-15% entre generaciones, lo cual hace de su actualización, algo no muy necesario. Las ventajas de los cambios de arquitectura vienen en lo demás, com el salto a USB 3.0 con Ivy Bridge, o canales SATA de 6GBb/s con Sandy Bridge. Pero ambos upgrades, pueden ser conseguidos con tarjetas de expansión PCI-Express. Es decir, dejen la actualización de sus procesadores, al último.

Esto también lo comentamos hace poco, cuando mencionamos al salto a un SSD en PCs y Laptops, como una de las mejoras más importantes que podemos alcanzar en nuestra computadora

 

  • Luis Davila

    ..primicia chocherita (Archimbaud) xD