ASUS Zephyrus G14:combinación perfecta portabilidad y poder (VIDEO)

Jamás había tenido una laptop como la Zephyrus G14 en mis manos. No sólo por su hipnotizante panel LED trasero que podemos configurar con texto o animaciones (AniMe Matrix), sino por la cantidad de poder que tenemos dentro de un dispositivo que resulta muy liviano (apenas 1.6 Kilogramos) y sumamente portátil. Y que combine un Ryzen 9 4900HS, el procesador ideal si queremos rendimiento para poder jugar y crear contenido, con una Geforce RTX 2060 de Nvidia, tenemos lo que es una combinación explosiva; una verdadera laptop gamer que destruye todos los prejuicios que tenemos sobre ellas, pues esta no tiene colores estrafalarios, ni pesa una tonelada, ni tampoco ofrece una pobre duración de batería. Al contrario, es una mezcla de elegancia y estilo, rendimiento puro y portabilidad.

Poder absoluto en la Zephyrus G14

Zephyrus G14

Esta es la laptop de 14” más poderosa que he probado. Muchas veces, este tipo de rendimiento se reserva para laptops de mucho mayor tamaño porque tienen más facilidad de enfriar y poder hacer caber todos los componentes necesarios. Por eso es que vemos laptops gamers de 15.6” o 17”, en lugar de más compactas. Que Asus haya logrado meter un Ryzen 9 de la serie 4000, junto con una tarjeta de video dedicada como la RTX 2060 es un verdadero logro en ingeniería, y uno que me sorprendió cuando probé la laptop. Para mi, “ligero” en la categoría de laptops gamers equivale a 2.5 KGs. Por eso cuando probé la Zephyrus G14 con sus 1.6 KGs, realmente dudé un poco de su rendimiento o capacidad de mantener buenos cuadros por segundo. Corrí un par de benchmarks de Unigine – que suelen exigirle bastante al GPU y CPU – e incluso después de media hora de correr los tests en alta calidad de imagen, el performance se mantuvo. Y no es cualquier tipo de rendimiento, estoy hablando de la capacidad de jugar los juegos más recientes, como Horizon: Zero Dawn, Doom Eternal, o Incluso Red Dead Redemption 2, a 60 cuadros por segundo en 1440p (WQHD), la resolución nativa del monitor.

Por cierto, vaya pantalla! Uno está acostumbrado también a ver monitores Full HD en laptops gamers (porque uno 4K no tiene mucho sentido, sobre todo en pantallas de 15” o menos, en mi opinión). Pero este panel IPS de 14” con una resolución 1440p realmente se veía sumamente nítido y, sobre todo, brillante.

Zephyrus G14

El procesador Ryzen 9 4900HS realmente destaca al ofrecernos un rendimiento excelente para todo tipo de tareas. Sin duda fue un componente esencial, pues ponerle un procesador de la competencia en un chasis tan compacto hubiera resultado, quizás, en una laptop que se sobre-calentara fácilmente. Gracias a la fabricación de 7 nanómetros de los procesadores Ryzen, aquí tenemos un procesador extremadamente poderoso y capaz, combinado con una tarjeta de video que conseguirá correr todos los juegos modernos sin ningún problema.

Otra cosa que me gustó mucho: la posibilidad de cargar la laptop vía el puerto USBC. Si tenemos un adaptador de corriente (hasta de 65W), podremos hacer uso del puerto USB C para cargarlo. Lo óptimo es usar el cargador que viene con la laptop, pues nos dará el mejor rendimiento en el GPU, pero si lo olvidaron y sólo tienen un cargador USB C, podrán recargar la laptop.

En total, tenemos un puerto HDMI 2.0b de tamaño completo, 2 puertos USB A 3.2 Gen 1, y dos puertos USB C 3.2 Gen 2; uno de ellos tiene Power Delivery y además soporte para DisplayPort 1.4 para poder conectar monitores vía USB. Por supuesto, tenemos también un puerto 3.5 mm para conectar nuestro headset.

Elegante Diseño Zephyrus G14

Zephyrus G14

Otro aspecto en donde la Zephyrus G14 rompe esquemas, es en el diseño. A pesar de ser una laptop gamer – orgulloso miembro de la línea ROG de ASUS – la laptop no lo grita a todo pulmón, con colores RGB chillando por cada orificio y tecla. Al contrario: el backlight o luz de las teclas, es blanco. La laptop no tiene logos brillantes o colores que distraigan, sino más bien, ofrece un diseño muy elegante, que no desencajaría de reuniones o eventos.

Eso, hasta que encendemos el panel Anime Matrix LED en la parte posterior. Se trata de una configuración de LEDs que ocupa parte de la parte trasera de laptop, y está conformada por 1215 mini LEDs que podemos usar para personalizar cualquier tipo de diseño que se nos ocurra. Texto, logos, o visualizaciones de audio que vayan con la música, resulta una manera muy creativa de personalizar nuestra laptop. Para qué pegarle stickers, si tenemos infinitas combinaciones con este panel LED?

 Conclusión

Me encanta esta laptop. Es mi notebook favorita con Windows de todas las que he probado del año, pues encaja perfecto con el tipo de usuario que soy: una persona que necesita un dispositivo fácil de transportar entre múltiples ambientes o lugares, pero que aún así, no sacrifique el rendimiento. El poder jugar todos los juegos actuales a 60 cuadros por segundo en la resolución nativa del panel (WQHD) en un dispositivo tan compacto no deja de impresionarme hasta ahora, después de varios días de tenerla a prueba.