Apple recién implementará un sensor de huellas en pantalla…. el 2021!

Apple suele tomarse su tiempo para implementar nuevas tecnologías – usualmente espera hasta aportar algo nuevo o mejorado. Lo hemos visto una y otra vez, a nivel software, como hardware. Multi-tasking (o “app switching”, realmente), el poder saltar entre apps sin tener que volver a abrirlas, llegó más tarde que en Android, pero mucho mejor implementado, por ejemplo (Android recién implementará un modelo de multi-tareas como en el iPhone este año). El uso de dos cámaras llegó un año después de que Huawei lo implementará con el P9. Y se rumorea que este año el iPhone 11 por fin implementará una tercera cámara, ultra-wide, mientras que la competencia lo viene haciendo por tres años. En este último punto, sin embargo, traerá una innovadora función que toma una foto con ambos lentes en simultáneo, permitiéndonos re-encuadrar la foto después de tomarla. Tardan, pero usualmente lo implementan mejor.

Según un rumor de Ming-Chi Kuo, analista que casi siempre está en lo correcto cuando se trata de productos futuros de Apple, la empresa integraría un sensor de huellas dactilares recién en teléfonos del 2021, casi cuatro años después de ver los primeros teléfonos con estos. Touch ID en pantalla vendría como un complemento a Face ID, no un reemplazo. Lo cual me parece ideal, es algo que el Mate 20 Pro hizo, y que probablemente el Mate 30 Pro de este año tenga; la posibilidad de tener las dos opciones seguras de desbloqueo facilitan el proceso considerablemente.

La mayoría de personas que conozco que ha usado Face ID estará de acuerdo en que es una tecnología superior, incluso a la del sensor de huellas en pantalla – que sigue siendo un proceso lento. Es más rápido, no necesitamos mover nuestra mano; simplemente basta con mirar al teléfono y este se desbloquea. Pero hay momentos en el día donde Face ID no funciona; cuando estamos con la cara cubierta por el frío, por ejemplo. O estamos en ángulos extraños. O simplemente no podemos ponerlos el teléfono frente al rostro pero aún así queremos desbloquearlo. En este tipo de escenarios, que son pocos, pero existen, el no contar con un método biométrico adicional de desbloqueo es frustrante. Sobre todo porque, como comentamos en el punto anterior, otra empresa ya lo hizo mejor: el Huawei Mate 20 Pro del año pasado ofrecía desbloqueo facial (y seguro, pues usa proyección de rayos infrarrojos, no sólo una foto, como la mayoría de otros teléfonos que lo ofrecen), además del sensor de huellas como “backup” cuando hacer uso del desbloqueo facial era imposible.

Y si tenemos información vital en el teléfono, quizás hasta se podría implementar de tal manera que se requiera de ambos – el rostro y la huella – para mostrar este tipo de información.

Como comentábamos al inicio, no es raro que Apple implemente algo mucho después que el resto pero cuando lo hace, usualmente trae algo novedoso, o algo que aporte valor a lo implementado. Lo hemos visto antes, lo veremos este año con el lente gran angular. Y el sensor de huellas que todavía llegará dentro de dos años? Pues quizás sea el que implemente la tecnología de poder desbloquearlo en un área mucho más grande de la pantalla, no sólo un lugar específico, como tenemos en los teléfonos de ahora.

Más Noticias
ASUS ROG Phone 2: El teléfono con Android más poderoso del mercado?