P1040820

Desde el artículo "Por qué me Pedí un iPad"; he tratado de controlar el número de posts respecto a este gadget, al menos hasta que, pues, lo tuviese en mis manos, y pudiera darle un buena probada, un merecido "test drive".

Dado el hype, o las espectativas generadas, no hubo café o local hacia donde llevé el iPad (para probar el WiFi, y el 3G tethereado vía iPhone -tutorial al respecto pronto) donde no se me preguntara que tan funcional era, si valía la pena, o si simplemente, era puro marketing y nada sustancial.

Pero esto, por supuesto, es natural con cualquier producto nuevo que ha recibido tanto hype como el iPad. Nada especial. 


El asunto es, tras probarlo bajo todo tipo de uso, es realmente todo lo que Apple nos prometió?

Es un buen eBook Reader? Es un Media Player Portátil? Es un Navegador Web? Es un netbook killer? O es sólo un iPod Gigante?

 

El iPad está concebido como un dispositivo de consumo de información, lo que terminé llamando "gadget pasivo" en un artículo anterior:

Los gadgets pasivos – creados principalmente para consumir el contenido ya creado. Existen con el propósito de permitirnos acceder a todo tipo de contenido, como texto, videos, música. Claro, tenemos la posibilidad de crear algunas cosas, pero realmente queremos hacerlo, cuando tenemos la posibilidad de usar una laptop o PC de escritorio que es más veloz? En este sentido, estos gadgets deben ser cómodos, pequeños, fáciles de transportar, y con la posibilidad de amoldarse a cualquier posición en la que nos encontremos. Existen, pues, para entretenernos, informarnos.

Como tal, el iPad se desempeña bastante bien. Iremos viendo cada una de sus funciones más adelante, así como el rol que podría cumplir también como gadget activo; es decir, la posibilidad que abre en la creación de contenido.

 

Primeras Impresiones / Hardware

 

iPad – Unboxing Video from Brian Stark on Vimeo.

 

La primera impresión, apenas lo sacamos de la caja, será siempre la misma: "pero si es un iPod Touch gigante!".

Y sí, el diseño industrial es muy similar al de un iPhone, o un iPod Touch; casi pura pantalla, con pocos detalles y casi ningún botón

Una vez que presionamos el botón de encendido y deslizamos el dedo para desbloquearlo, sin embargo, y lo cogemos por primera vez, abriendo Mobile Safari para navegar por la web, todo cambia.

El iPad es definitivamente una experiencia nueva. Puede sonar extraño, y es algo que solamente se puede entender cuando, de hecho, cogemos el aparato en nuestras manos y lo probamos, pero existe una conexión diferente al poder interactuar con las páginas, con las aplicaciones, o con la misma interfaz, usando nuestras manos. La experiencia de navegar por la web, de tappear en links con los dedos en lugar de utilizar el mouse y teclado – que crean, finalmente, cierta distancia entre nosotros y el contenido – es algo que debe ser experimentado.

Algo que mencioné en las impresiones del Nexus One, creo que también se aplican aquí, sobre todo cuando hablamos de hardware.

Cosa curiosa, el hardware. Por muchos años, estuve siempre pendiente de lo último en hardware, tratando de conseguir el procesador más veloz, la mejor tarjeta de video. En teléfonos celulares, también; buscando el procesador más veloz, la mejor cámara. Y sin embargo, de nada sirve tanto hardware, si el software no lo sabe aprovechar, o simplemente, no existen programas para aprovecharlo.

Hasta donde tiene que llegar a importar la velocidad del hardware, los specs? Hasta que nosotros, los usuarios, podamos tener una experiencia libre de demoras, donde todo lo que hagamos se haga tan pronto como lo hagamos; donde no haya que esperar un que “la máquina piense”, que el aparato se sienta, pues, como una extensión de nosotros. Es hasta ese momento, donde el hardware importa. Uno puede tener un procesador de 20 núcleos, pero si el sistema operativo y las aplicaciones no lo saben aprovechar y nos da una experiencia lenta, de qué sirve, comparado con un procesador de menor velocidad, pero que tiene un OS y aplicaciones super optimizadas para sacarle el jugo?

Y es que una vez que cogemos el iPad en nuestras manos, nos olvidamos por completo de los specs. Por qué? Porque es lo suficientemente veloz. Todo ocurre de manera instantánea, exactamente como lo esperamos. No hay demoras en menús, no hay lentitud a la hora de cargar las páginas. El "pinch in" para páginas, o para comics, ocurre exactamente como lo queremos.

Aquí tienen un pequeño video. A diferencia del resto de videos que pueden encontrar en el blog, o incluso en YouTube, decidí poner la cámara esta vez un poco más alejada del gadget, y no usar el típico fondo blanco. Esto, para darles una idea de cómo es sostener, y utilizar el iPad ya que, dado al peso (680g, es un tema que discutiremos más adelante), es una de las posiciones más cómodas para hacerlo:

 

 

La Web sin Flash

 Screen shot 2010-04-27 at 10.32.13 PM

Francamente, esto dependerá bastante de cada uno. Si su experiencia con la web gira en torno a juegos de Facebook, Kongregate y portales similares con juegos de Flash (y no creen que puedan reemplazarlos por juegos similares o, en algunos casos, los mismos, pero como aplicaciones en el App Store), si visitan websites de personas / empresas que todavía mantienen interfaces en Flash, intros, menúes y sonidos. O quizás si el website desde donde consumen video en la web todavía no ha dado el salto a html5, lo que tendrán, es una web bastante restringida.

Seamos honestos. A pesar de habernos regocijado con flash en su época, maravillandonos ante impresionantes intros en cientos de websites, o clickeando menús una y otra vez por lo animados que se veían, lo cierto es que Flash, aparte de anuncios publicitarios, predomina principalmente en dos lugares : juegos y vídeos.

Si el uso de Flash para ustedes se reduce principalmente a videos en la web, lo más probable es que no extrañen a este plugin en lo absoluto.

Me explico. Safari en el iPad hace un pequeño pero importante cambio, y es que ahora, gracias a la cantidad de pixeles disponibles (gracias a las 9.7 pulgadas de la pantalla), los videos pueden cargar directamente en Safari, el navegador web. Ya no tenemos que estar saltando entre la aplicación de video, y la página web. Esto significa que, cualquier video que encuentren incrustado en algún blog, siempre y cuando provenga de YouTube o Vimeo (u otro servicio que ofrezca videos en .h264 / html5), podrá ser mostrado en el navegador.

YouTube, como saben, es el portal de videos más popular en la web. Y al tener la posibilidad de ver cualquier video de YouTube sin necesidad de salir del navegador, el iPad hace que la gran mayoría de personas, se olvide de Flash.

Otro punto que quería comentar sobre Flash, es que no hay que olvidar que el iPhone OS, el sistema operativo del iPad, está basado en Mac OS X, el sistema operativo de las Macs. De hecho, es OS X, reducido y optimizado para móviles. En mi Mac, cada vez que tengo muchas pestañas abiertas, o un par de videos en Flash cargados, el consumo de CPU salta al 70-80%, y los ventiladores de mi Mac empiezan a girar como locos. Si Flash no puede correr bien en una Core2 Duo, con 4 GBs de RAM, realmente querría verlo en el iPad? No lo creo.

Al final, como les mencionaba, la falta de Flash depende del tipo de usuario y el tipo de navegación que hagamos.

Extrañé algunos juegos de Kongregate, por supuesto, pero gracias al App Store, tenemos un buen reemplazo que no sólo nos beneficia a nosotros, los usuarios, al darnos una versión mejorada y optimizada para el tipo de control del iPhone / iPad, sino que beneficia al desarrollador, quien puede cobrar algo de dinero por ese juego que puso gratis en la web. No extrañé videos porque, finalmente, el 80% de los que veía están en YouTube, que pueden ser vistos sin problemas en el iPad.

Si necesitan definitivamente Flash para el tipo de contenido que consumen, entonces por supuesto, el iPad no es una opción.

 

iPad como lector de libros, revistas, comics, y más.

 

Libros en el iPad, son una experiencia aparte. Cuando descargamos, por primera vez, la aplicación iBooks (no viene incluída), de regalo nos viene el libro de Winnie the Pooh.

 

IMG_0014

La elección de libro gratuito no pudo ser más acertada.

No sólo es un libro que probablemente todo el mundo conozca o haya leído (o se lo hayan leído) alguna vez, sino que así, de golpe, nos demuestra algo que otros lectores de eBooks, de momento, no pueden: mostrar imágenes a color.

Las imágenes que acompañan a Winnie The Pooh son tan importantes para el libro que, lo primero que probablemente se nos cruce por la mente será "vaya, esto es algo que no puede hacer el Kindle".

Toda la experiencia de iBooks está muy bien controlada, y cada detalle está minuciosamente estudiado. Cuántas veces, por ejemplo, nos maravillamos con sólo voltear una hoja de papel virtual? El nivel de detalle que se le ha puesto sólo al simple acto de voltear una página es sencillamente increíble; no sólo se comporta como una página real, sino que si la voltean, podrán ver que el contenido de la página anterior se refleja, un poco, en la siguiente.

El resto de la aplicación está bien pulida, con múltiples animaciones cada vez que entramos o salimos de un libro, o vamos hacia la tienda.

El Kindle, sin embargo, sigue siendo el mejor eBook Reader. Al ser un aparato especializado, ofrece una sóla ventaja que, en mi opinión, lo pone todavía como mi preferido a la hora de leer libros: el peso.
Si leen en el sofá, o con la popular "pose de lector" con el iPad, no tendrán problemas. Pero yo usualmente leo en la cama, o donde me encuentre, y la manera en la que cojo el libro, tras años de leer en dispositivos electrónicos, es principalmente con una mano. El peso del iPad es bastante ligero para lo que es, pero no se compara a los 290 gramos del Kindle. Es posible coger el iPad con una mano, pero no es lo más cómodo del mundo.

El Kindle es un aparato que cumple un sólo propósito, y es el de traernos libros virtuales, eBooks, a la pantalla. Ahora, ya he mencionado que no tengo problemas con leer de un LCD y, de hecho, los libros en la pantalla del iPad se veían, en mi opinión, igual de bien que en el Kindle (además de tener la ventaja de no necesitar iluminación, necesaria para el Kindle).

Si lo que quieren es leer ebooks solamente, el Kindle es la mejor opción. Pero el iPad es mucho más que eso. Leer revistas en el iPad es sencillamente espectacular. La calidad de la pantalla es perfecta para mostrar este tipo de contenido, como lo es para Comics.

Aplicaciones como la de Marvel o Comics de Comixology, o incluso aplicaciones que nos permiten cargar nuestros propios CBR y CBZ realmente hacen que el iPad destaque. Desde que lo tengo, he empezado a subscribirme nuevamente a diversas revistas (a través de Zinio), comprar comics, y pasar los que ya tenía al aparato. Es realmente perfecto para estas cosas.

 

 

iPad es un iPod Touch gigante

P1040803

Pero es exactamente esto, lo que lo hace funcionar tan bien. El iPad está construído con prioridades totalmente distintas a las de una Mac, a las de una laptop.

El gran problema de otras laptops con touchscreen, o potenciales “iPad Killers” que veremos a corto plazo (como el HP Slate), es que todavía traen a todo un sistema operativo que no está diseñado para touch. Windows 7 definitivamente mejora las posibilidades táctiles, como vimos en el vistazo a la Touchsmart 600, pero una cosa es traer soporte para input táctil, y otra cosa totalmente diferente, es crear un sistema operativo, o adaptarlo por completo, para que el input táctil sea el método principal de entrada de datos y navegación. Si el iPad hubiese traído a OS X entero en vez de la adaptación para teléfonos de OS X (es decir, el iPhone OS), hubiera sido un desastre.

La elección, pues, de traernos iPhone OS, un sistema operativo que ha sido construído desde 0 para ser controlado vía touch, fue la adecuada. Lamentablemente, esto trajo también las actuales desventajas del iPhone OS, como lo es la incapacidad de hacer multitasking (o mejor dicho, dejar que aplicaciones corran en el fondo, como aplicaciones de audio, Skype, entre otras), y una interfaz de páginas que, en esta era de Apps, ya no es suficiente. Desventajas que serán remediadas con el OS 4, pero que, de momento, afectan al iPad.

A pesar de tener el mismo sistema operativo, sin embargo este cambio de tamaño es enorme; no sólo se aumenta el espacio o “real estate” que los diseñadores y desarrolladores de aplicaciones tienen para trabajar sino que, además, nuestro comportamiento y uso cambia radicalmente.

El iPhone / iPod Touch es principalmente un aparato de una mano. Es decir, navegar con una sola mano es la manera ideal con el iPhone porque el aparato es pequeño, y más de uno o dos dedos en pantalla, obstruyen la visión de la misma. Con el iPad, sin embargo, podemos tener 2, 3 ,4 ,5 dedos en pantalla, y todavía tendremos bastante espacio visible. Y no sólo esto; al iPad lo cogemos con las dos manos, por lo que la interfaz a la que nos acostumbramos en la mayoría de apps, debe cambiar. Aplicaciones que tenían que mostrarlo todo en una sola pantalla, ahora pueden separar la información en dos, por ejemplo, y repartir bastante bien el espacio para darnos una experiencia única.

Puede que parezca pequeño, pero este es uno de los cambios más significativos que el iPad trae consigo: el cambio de resolución no sólo significa más espacio, sino también, diferentes usos.

 

 

iPad como reemplazo de netbook

P1040858

Depende para qué usen sus netbooks, o qué planes tenían para ella.

Si el plan para la netbook era simplemente navegar por la web, revisar correos electrónicos, jugar algunos juegos, y nada más, el iPad es una mejor opción. No sólo puede hacer todas estas cosas, sino que las hace mejor. Las netbooks son insoportablemente lentas y a pesar de dejarnos hacer muchas cosas, lo cierto es que al final terminé limitando la netbook para cosas puntuales porque hacer más, era pedirle demasiado.

Si piensan usar sus netbooks para escribir artículos, o algo que requiera estar saltando de aplicación a aplicación (es decir, tratar a la netbook como una laptop "de verdad"), olvídenlo. Al menos de momento. Una netbook no nos dará una mejor experiencia (demasiado lentas para mi gusto), pero al tener un sistema operativo completo (y multitasking), todavía son una mejor alternativa si lo que quieren, es trabajar de verdad.

 P1040851

Como les comentaba al inicio, escribí varios posts en el blog con el iPad mientras lo estuve probando (si, con una configuración similar a la de las fotos; con un teclado bluetooth – funciona con cualquier teclado bluetooth, no solo de Apple – y un stand) , pero las aplicaciones disponibles están todavía muy "verdes". La falta de multitasking también duele, sobre todo cuando tenemos sacar referencias de un lado, citar un post de otro lado, y cosas similares.

Estoy seguro que con el OS 4, las cosas mejorarán. Hasta entonces, sin embargo, no tomaría muy en serio al iPad como herramienta de trabajo.


Limitaciones del iPad

P1040818

Las únicas quejas que tengo contra el aparato son dos, ahora que la de multitasking será resuelta en un futuro: el peso, que ya mencionamos líneas arriba, y la falta de RAM.

No sé si lo habrán notado, pero aparte de mencionar los specs al inicio, casi no se ha hecho mención del hardware. Y es que Apple ha conseguido exactamente lo que uno busca del hardware: olvidarnos que está ahí, porque es lo suficientemente veloz para no darnos cuenta de que está procesando algo en algún momento, y absolutamente todo responde como debería.

Sin embargo, es el peso lo que nos desconecta de la experiencia, sobre todo cuando luchamos por conseguir una postura cómoda para sostenerla. Debido a que el aparato es tan delgado y tan portátil, a veces nos olvidamos que en realidad, el competidor más cercano son las netbooks, y no hay ninguna otra netbook tan ligera o delgada. Pero es imposible no compararlo con smartphones, y es por eso que el peso se vuelve una molestia. 680 gramos no son cosa fácil de sostener por un prolongado periodo de tiempo.

Safari funciona también bastante bien, hasta que intentamos abrir demasiadas pestañas en Safari, que es donde nos encontramos con error del iPad: A pesar de que el procesador es lo suficientemente veloz como para no darnos preocupaciones, la historia con el RAM es otra. Todos los iPads disponibles tienen exactamente 256 de RAM. Ahora, en un 3GS, esto es más que suficiente: puedo mantener múltiples páginas (entre 5 a 7) abiertas en el navegador sin que éstas tengan que refrescarse por falta de RAM. En el iPad, sin embargo, dado a la mayor resolución, basta con tener 3 o 4 páginas para que, cuando querramos abrir una quinta página, Mobile Safari se vea obligado a re-cargarlas. Puede sonar como una molestia leve, pero créanme, puede llegar a hartar. Sobre todo para un dispositivo que usamos tanto para navegar por la web.

Hasta donde pude probar, sin embargo, esta falta de RAM fue sólo aparente durante la navegación en Safari, o quizás porque Safari todavía no está tan optimizado como debería. Pero lo cierto es que, ahora que el OS 4.0 no está tan lejos, la falta de RAM podría ser un problema futuro (problema que, seguramente, será corregido con los nuevos modelos del próximo año)

La falta de una cámara de algún tipo también es algo que veremos corregido en el "iPad 2"

 

 

Conclusión

P1040861

Una cosa que hay que dejar en claro, sin embargo, es que se trata, por supuesto, de un producto de Apple. Por lo tanto, todos aquellos que por algún motivo detestan la marca, sus aplicaciones, sus políticas cerradas, diseño, precios, o hasta su logo, no encontrarán nada diferente aquí. El iPad lleva orgulloso el Apple logo como cualquier otro de sus gadgets, por lo que si estaban buscando algo diferente, por supuesto que no lo van a encontrar.

Cuestión de esperar, me imagino, a las fotocopias o "iPad Killers" que empezaremos a ver por todos lados en un cercano futuro (sólo que mejor esperar a tablets que traigan un sistema operativo móvil como Android; o quizás el Courier y su variación de Windows CE, antes de saltar a algo como el HP Slate, por ejemplo)

Y aún así no tengan ningún complejo contra Apple, justificar la compra de uno de estos, sobre todo en su primera generación, resulta difícil.

No me malinterpreten, tampoco. Esta semana con el iPad ha sido simplemente genial. De hecho, a pesar de haberla considerado más como un gadget "pasivo" -es decir, más para consumo de información, que creación – logré publicar varios de los posts o artículos que vieron durante la semana pasada en el blog con el iPad. No fue sencillo, dada las actuales limitaciones del iPad – que serán resueltas con el OS 4, como multitasking, por ejemplo – pero sí posible.

Lo que sucede es que el iPad trata de ganarse un espacio que muchas personas han llenado ya con otros gadgets; es decir, un espacio entre el smartphone, y la laptop. En algunos casos, el iPad será totalmente innecesario. Pero si alguna vez, mientras utilizaban el iPhone, se preguntaron “Por qué no habrá un iPhone con una pantalla más grande?”, o mientras utilizaban la Mac, se preguntaron “Por qué no podré arrancar la pantalla y llevármela a la cama para leer tranquilo?” Entonces, quizás, haya un espacio para un iPad en sus vidas.

 

Es este el año de los tablets?

No. Pero el próximo se perfila a serlo (y si tuviera que pronosticar algo, sería la rápida desaparición de netbooks del planeta) . No se equivoquen, sin embargo: las tablets han venido para quedarse. Atrás quedaron los días de intentos fallidos, como el Nokia N770 / N800, las laptops con pantalla táctil como las de HP, y similares propuestas. Aún con las limitaciones ya mencionadas del iPad (peso y falta de RAM, principalmente) en su actual generación, queda claro que la generación touch está con nosotros – ya no sólo en teléfonos móviles, sino también en dispositivos de mayor tamaño y, por ende, más usos.

El iPad en sí no es una revolución, pero al igual que el iPhone, parece haber empezado una de nuevo, así que aún así no vayan adquirir un iPad, lo más probable es que en estos momentos, las fotocopiadoras en Google y diversas otras empresas han sido ya prendidas, por lo que pronto veremos el mercado inundado de buenas alternativas.


Vale la pena comprar un iPad?

Comprar uno ahora? Sería mala idea; sobre todo porque no sabemos que tan bien se comportará este modelo de iPad con el OS 4.0 (mientras que el siguiente, el que aparezca en abril habrá sido construido con OS 4.0 en mente) y probablemente todas las limitaciones de este iPad sean solucionadas. Al igual como sucedió cuando se lanzó el iPhone 3G junto con el App Store, todavía no existe un ecosistema "completo" de aplicaciones para iPad: son pocas las apps que realmente sobresalen, que son más que un simple retoque estético, un salto al "HD". Ya un año más maduro, el App Store tendrá, definitivamente, una mucha más rica variedad de aplicaciones.

Sin embargo, estoy muy contento con la compra. El iPad es realmente un dispositivo asombroso y revolucionario. Si no estuviese tan seguro que el próximo modelo no sólo corregirá las (pocas) quejas que tengo con el gadget, sino que caerá a los pocos meses de haber salido OS 4, les diría que se compren uno ahora mismo.

Así como el iPhone demostró lo bien que podía funcionar el "touch" con smartphones, lo mismo hace el iPad con dispositivos de mayor tamaño. Prepárense para un futuro donde netbooks y, más adelante, laptops, serán reemplazados por dispositivos como este.

  • Algo tarde pero llego la reseña, no se como pero muchas personas tenian el ipad antes que tu (aca en Peru), bueno sigo esperando que nos comentes como hiciste para comprarlo es decir todo el proceso de la compra.

  • Miguel Angel

    De acuerdo en todo, yo agregaría que el mérito principal del ipad es su tamaño, casi como una agenda, con la funda/case apropiado es casi como llevar una revista, discreto, liviano, con todos los contenidos en el interior.
    Es el dispositivo soñado para ejecutivos que fundamentalmente usan una computadora para informarse, comunicarse y entretenerse.
    Tengo el ipad hace dos semanas y lo encuentro maravilloso. Lo uso el 80% del tiempo, el otro 20% uso alternativamente una MacBook Pro o una Imac. Lo fascinante es que por su portabilidad lo llevo donde voy. Las esperas en bancos, oficinas e incluso en restaurantes se vuelven productivas 100%, antes llevaba una MacBook Air, pero por sus dimensiones, era penoso el sólo hecho de sacarla, abrirla, encenderla, cuidar la batería, etc. Además un notebook siempre es llamativa, no hay como camuflarla.
    El ipad puede estar encendido un día entero, y con un toque activarlo, sin esperas, y con otro toque desactivarlo. Como un smartphone.
    Para terminar, tengo una hija de 5 años, y jugar con ella en el ipad es una experiencia que ninguna consola ni computadora iguala. Sólo este hecho para mi ya pagó su precio.

  • Porfavor, puedes indicar el precio final del producto q pagaste mas transporte y recibirlo en Lima

    GRACIAS.
    Eso si seria de mucha ayuda.

  • Salvador

    Arturo, muy buena reseña! Tengo un par de consultas que espero puedas contestarme:

    1) Puedo pasar todas mis aplicaciones y música del iPhone al iPad o algunas aplicaciones o juegos “no corren” en el iPad? ¿cómo haría para meter todos mis cómics en CBZ o CBZ al aparato? ¿Tendría que pasarlos al iPhone antes?

    2) Cómo es eso de la versión 3G que sale pronto? De repente es pregunta absurda pero no entiendo cómo sería la conexión si no hay un puerto USB como para meter un dispositivo de internet móvil que ofrecen Claro y Movistar?

    Saludos,