APFS: Apple File System. Qué es, cómo funciona, y por qué es importante?

iOS 10.3 ya está en Beta, y el cambio mas significativo de todos, es la implementación de un nuevo sistema de archivos para iOS, llamado APFS o Apple File System. Un sistema de archivado, o file system, se utiliza para controlar como la información se almacena en el sistema operativo . En Windows, por ejemplo, tenemos al NTFS, FAT32 y más recientemente, al ExFAT, todos con sus beneficios y puntos negativos.

En las Mac y iOS, sin embargo, Apple ha estado utilizando el sistema de archivado HFS+, un sistema que está a punto de cumplir dos décadas de existencia. A pesar que Apple lo ha estado actualizando constantemente, lo cierto es que HFS+ carece de funciones que dispositivos modernos como el iPhone, o las Mac, necesitan. Por eso es tan importante la aparición de APFS en iOS, el tener un sistema de archivos moderno traerá múltiples beneficios en velocidad, estabilidad y ahorro de espacio en almacenamiento

Apple planea implementar este sistema de archivos tanto en iOS, como MacOS, tvOS y watchOS, manteniendo paridad entre las plataformas y diseñado para poder adaptarse de acuerdo a la plataforma.

 Características de APFS

Clones: Quizás lo más interesante de APFS es que un archivo duplicado, no ocupa espacio adicional en el sistema operativo. En iOS esto es sumamente útil. Debido a la manera en la que iOS está diseñado para mantener la seguridad, las apps no se pueden “ver” entre si; por lo tanto, si editamos una foto en una app y luego la mandamos a otra para seguir con la edición, ambas apps mantienen una copia de la imagen en sus propias carpetas. Con iOS 10.3, esto no ocurre así; la copia existe, pero no ocupa espacio adicional. Además, si se realizan modificaciones al archivo original, se guardan estos cambios aparte y los bloques no modificados del archivo se siguen compartiendo. Esto, como consecuencia, tendrá una gran reducción en el espacio que apps necesitan para sus archivos, ya que tanto imágenes compartidas como frameworks comunes que apps utilicen, serán compartidos entre sí.

Cifrado: Teniendo en cuenta que se trata de un sistema de archivos moderno, APFS implementa el cifrado de archivos de manera más eficiente, evitando así lentitudes innecesarias.

Snapshots: APFS nos permite tomar un “snapshot” o una captura, congelada en el tiempo, del estado actual del sistema. El sistema operativo puede continuar modificándolo todo, pero esta copia se preserva de manera eficiente para ahorra el consumo de espacio. En caso de problema, es mucho más sencillo volver a este “Snapshot”, restaurar el sistema a un estado anterior, sin efectos adversos.

Creado con SSDs en mente. Casi toda la alineación de dispositivos de Apple cuenta con un SSD como dispositivo de almacenamiento. Tiene sentido, por lo tanto, que Apple haya decidido enfocar las optimizaciones de este nuevo sistema de archivos en mejorar el rendimiento de discos de estado sólido.

Estas son las grandes mejores que vendrán con iOS 10.3 y, probablemente, una versión futura de MacOS. El cambio en el sistema de archivos es algo poco usual, pero un cambio del cual veremos sus frutos muy pronto. Por lo pronto, muchos usuarios de iOS 10.3 Beta están viendo cómo han podido recuperar varios gigabytes (entre 3-5) desde el cambio al Apple File System!