Análisis: Blackberry Torch, el mejor Blackberry a la fecha. Pero es suficiente?

Torch 2270

 

Durante el último mes, he estado utilizando un Blackberry Torch, el más reciente smartphone lanzado por RIM.

A diferencia de anteriores teléfonos como el Storm o Storm 2, que sacrificaban los excelentes teclados por el una interfaz táctil (que, por cierto, no funcionaba bien), el Blackberry Torch hace uso de ambos: podemos navegar por la pantalla (táctil) a través de gestos y toques, o rápidamente podemos deslizar la pantalla hacia arriba para revelar un teclado que se asemeja bastante al del bold en comodidad.

 

Hardware


  • Pantalla: Táctil de 3.2 pulgadas, con 480×360 de resolución, capacitiva.
  • CPU: 624 Mhz
  • RAM / Espacio: 512 MB RAM, 4 GB de almacenamiento interno
  • Cámara: 5 Megapixeles para fotos con Flash LED, VGA a 24 fps en video.
  • Peso: 161g
  • Otros: Trackpad óptico, WiFi, Bluetooth 2.1 con A2DP
  • OS: BlackBerry OS 6.0

 

El equipo tiene unas medidas de 111 x 62 x 14.6 mm, ligeramente más grueso (0.6mm) que el Blackberry Bold, y a la par con otros equipos con teclados deslizables, como el Motorola Milestone.

Torch 2253

En la parte superior, tenemos dos botones: uno que nos permite bloquear / desbloquear la pantalla rápidamente, y otro que nos permite silenciar el teléfono. El lado izquierdo cuenta con un puerto micro USB para sincronización / carga, mientras que el lado derecho, tenemos el “jack” para audífonos, el control de volumen, y el botón de la cámara.

El equipo se siente bastante sólido. El sistema de “slider” del teclado requiere la presión justa para no sentirse ni forzada, ni muy débil; lo suficientemente cómoda para deslizar el teclado con una mano.

El teclado es, como en todos los smartphones de RIM, bastante cómodo y quizás una de las características que más extrañaba de usar un Blackberry. A pesar de que durante el año usualmente me encuentro tapeando en vidrio con los teclados virtuales, tardé sólo pocos minutos para empezar a escribir rápidamente con el teclado físico. Después del fracaso del Storm (smartphone con sólo la pantalla táctil, ningún teclado), es bueno ver que RIM recapacitó con un modelo que trata de fusionar ambos sistemas aunque, lamentablemente, esto ocasiona algunos problemas como veremos más adelante.

512 de RAM significa que no tendremos problemas a la hora de cargar múltiples aplicaciones y saltar entre ellas, pero es una lástima que el CPU utilizado, sea de solo 624 Mhz. En una era donde la mayoría de smartphones está adoptando CPUs de 1 Ghz (sin mencionar los de doble núcleo que vendrán en pocos meses), el CPU de 624 Mhz limita, en algunas ocasiones, al equipo. Esto se compensa en cierta medida por el hecho de que el Torch sólo tiene que trabajar con 480×360 pixeles, en lugar de los 854×480 en Android, o los 960×640 en el iPhone 4.

Y hablando de la resolución de la pantalla, es una lástima no ver un panel con mejor resolución, sobre todo considerando que este equipo era uno de los primeros en traer el Blackberry OS. Pero sinceramente, en el mes de uso, no tuve mayores quejas, ya que todas las aplicaciones para el OS, finalmente, están usualmente escritas para 480×360. Las imágenes no se ven tan nítidas como en el iPhone 4 o mi Motorola Milestone.

Siguiendo con la pantalla, en las pruebas con luz solar directa (que abundaba en estos meses, teniendo en cuenta que estamos en verano), me alegró notar que se mantuvo bastante legible, y el sensor logró acomodarse rápidamente a los cambios de luz

En resumen, a pesar de algunas limitaciones en CPU y pantalla, el equipo es bastante sólido y, definitivamente, el mejor que ha producido RIM a la fecha.

Torch 1

La cámara

La cámara se comportó decentemente para fotos. Tiene un auto-focus continuo y estabilizador de imagen, así que la mayoría de fotos salieron bastante nítidas. Como toda cámara de celular, sin embargo, sufrió con fotografías nocturnas (generando bastante ruido) y el flash, al ser LED, es efectivo sólo a uno o dos metros, máximo. Aún así, es una cámara bastante buena, comparada con el promedio. El único problema es que, para video, está limitada a filmar en VGA a 24 cuadros por segundo. Aquí es donde el CPU de 1Ghz hubiese resultado bastante conveniente.

 

 

Software

 

Y aquí es donde tenemos que separar la reseña en dos: una para Android / iPhone users, y otra para actuales Blackberry users.

Para el primer grupo, actuales usuarios de Android y iPhone lamentablemente el Torch y Blackberry OS 6 no traen nada nuevo o innovador como para justificar el cambio de sus actuales equipos o plataformas. Si bien OS 6 trae consigo múltiples mejoras, son mejoras que sólo los actuales usuarios de Blackberry apreciarán. Lamentablemente, al igual que pasó con Symbian de Nokia, el Blackberry OS se siente anticuado cuando lo comparamos a iOS o Android, y la falta de aplicaciones en el App World (sufrí buscando una alternativa a ÜberSocial como cliente de Twitter, y nunca pude encontrar algo que se asemejara a Instapaper) es también otro gran punto en contra. De hecho, pueden dejar de leer la reseña aquí.

 

Pero para actuales usuarios de Blackberries? Los cambios son lo suficientemente significativos como para considerar migrar a este equipo.

OS 6 se siente más veloz que OS 5, además de sentirse más completo en general.

Una de las características que más me agradó, es el buscador universal. Éste nos permite encontrar cualquier aplicación, documento, canción, email, nota, contacto con sólo escribir algunas letras del nombre. Esto simplifica considerablemente al sistema operativo, pues, al estar presente en la pantalla principal, podemos acceder a cualquier cosa que necesitemos, con sólo escribir unas cuantas letras.

Debido al constante uso táctil, el OS ha tenido algunos cambios para hacer que el OS sea más amigable a nuestros dedos. Sin embargo, la navegación sigue siendo más veloz con el optical trackpad en algunos casos, como el navegador.

Hablando del navegador, uno de los cambios más importantes del OS, es que por fin RIM tiene, por defecto, un navegador bastante decente. Atrás quedaron los días del terrible navegador incluído y lo que OS 6 trae, es uno basado en Webkit que, si bien no es tan veloz como otros navegadores móviles basados en este motor, las páginas se ven bien, cargan relativamene rápido, e incluye funciones como el pinch to zoom, pestañas y algo que siempre me gustó del navegador de Android: el reformateo del texto dependiendo del nivel de zoom. Esto hace que los párrafos de texto se acomoden al nivel de zoom, algo que el iPhone todavía no hace, y que facilita bastante la legibilidad en páginas que no son muy amigables para móviles. Tenerlo implementado en el Torch, ayuda bastante.

Lamentablemente, el CPU nuevamente se mete en el camino del navegador en estos casos, pues la carga de páginas pesadas puede hacer que el equipo empiece a sentirse lento. Aún así, es un gran paso para RIM.

A pesar de que tener dos métodos de navegación en el OS traería problemas (el trackpad y la pantalla táctil), quedé sorprendido al ver lo bien que funcionaban los dos en conjunto. El trackpad resultaba perfecto para clickear en esos links para los que nuestros pulgares son demasiado grandes (problema que siempre he tenido con pantallas táctiles), mientras que navegar o hacer scrolling en una página web, resulta mucho más intuitivo con la pantalla táctil. El teclado virtual es funcional y seguramente nos sacará de un apuro, pero por supuesto, no se compara al teclado físico.

Otra aplicación de interés, es Social Feeds. Es una aplicación que unifica todas nuestras redes sociales en una sola app (Facebook, Twitter, IM y RSS). La idea es definitiviamente buena y resulta una sencilla aplicación para darle un vistazo rápido a actualizaciones de nuestros amigos, pero no se compara a las aplicaciones oficiales (o en el caso de Twitter, UberSocial), que nos ofrecen más opciones. Es buena para darle un vistazo rápido a la actividad general de nuestros contactos, pero cada vez que quería usar una red social, terminaba abriendo la aplicación oficial, no Social Feeds.

Torch 2248

 

Conclusión

Viniendo de años de haber usado iOS y Android como mis dos sistemas operativos principales, resulta difícil entusiasmarse por los pocos cambios que RIM ha hecho con el OS. Definitivamente se siente más veloz, más elegante y más completo que versiones anteriores, pero en el fondo, sigue siendo el mismo OS que hemos visto año tras año, algo que se puede notar en los confusos menús de opciones.

Como lo decía desde el título, el Torch es definitivamente el mejor Blackberry que he probado (el último que tuve en mis manos, fue el Bold 9700). Tuve la oportunidad de prestarle el equipo a un par de amigos, ambos “Blackberry-adictos” y realmente quedaron entusiasmados por los cambios realizados.

El problema, por lo tanto, no es que se trate de un mal equipo. Al contrario, para usuarios de Blackberry que no pueden vivir sin el teclado físico de RIM, su excelente cliente de correo, o el Blackberry Messenger, estarán más que contentos con el Torch. RIM ha logrado por fin armonía en su implementación de pantallas táctiles, combinándolo con el excelente teclado, en un equipo que está a kilómetros de distancia del Storm en cuanto a calidad y experiencia de usuario.

El problema, es que el Torch no ofrece suficientes excusas como para convencer a usuarios de otras plataformas, a pasarse al Torch. Si son usuarios de Blackberry, por lo tanto, es un teléfono que definitivamente querrán considerar.