Análisis: Apple Magic Mouse

P1040351

Dada la cantidad de horas que paso frente a una computadora, un buen mouse es una de las cosas que simplemente, considero esenciales. En la oficina tengo alrededor de 15 ratones diferentes, abandonados todos porque finalmente, no me convencían. Ratones de Microsoft, un Mighty Mouse de Apple abandonado después de 1 semana de uso, y varios de Logitech son parte de mi arsenal. Mi favorito para la PC, actualmente, es un Logitech MX Revolution, quizás el mejor Mouse hasta el día de hoy. Pueden leer la reseña del MX Revolution, aquí

Pero desde que Apple anunció el Magic Mouse, realmente estuve lleno de curiosidad.  No sólo porque se trata del primer ratón con una superficie multi touch, sino que, además, se trataba del primer mouse de Apple que, aparentemente, valía la pena. Hace un par de semans que por fin pude conseguir uno, y aquí les dejo mis impresiones.

El Mighty Mouse, antecesor del Magic Mouse, es un desastre. En primer lugar, uno de sus puntos más llamativos, el scrollwhell (o rueda) que podía girar en cualquier dirección – permitiendo un desplazamiento horizontal y vertical con la misma facilidad – dejaba de funcionar al poco tiempo, debido a lo mal fabricado que estaba. Y si bien tenía el sello de Apple al ser llamativo, el tracking en el modelo bluetooth, es decir, la suavidad / velocidad del cursor cuando movemos el mouse, estaba a la par con los modelos Bluetooth de ese entonces: era terrible, comparándolo con otros.

Se han preguntado por qué grandes fabricantes de periféricos como Logitech tratan de evitar ratones con Bluetooth, creando en su lugar pequeñísimos receptores? La gran razón, es que lamentablemente, Bluetooth parece no ser lo suficientemente veloz como para enviar señales inalámbricas del mouse, y así conseguir un tracking decente.

El Magic Mouse, afortunadamente, no sufre de estos problemas.

 

Tracking

Magic-Mouse

El tracking del Mighty Mouse es sorprendentemente preciso. No llega al nivel de suavidad del anteriormente mencionado MX Revolution de Logitech, pero está cerquísima; tanto así, que la mayoría de personas no notará la diferencia. Y para ser Bluetooth, está definitivamente muy por encima del resto de ratones que utilizan la tecnología.

El ratón se desliza suavemente en OS X, permitiéndonos detenernos y hacer click exactamente donde queremos, lo cual es un gran avance para ratones Bluetooth. Casi me había dado por vencido con esta tecnología para ratones (para teclados funciona perfecto), pero el Magic Mouse demuestra que todavía podría ser rival.

Al ser Bluetooth, también obtenemos la ventaja de que no ocupará ningún puerto USB, y teniendo en cuenta que las Macbook Pro están limitadas a 2 puertos, es un alivio poder dedicarlo a otra cosa.

Si estaban preocupados por el tracking (debido a previas experiencias con ratones Bluetooth), pues buenas noticias: el Magic Mouse se comporta más como un típico mouse inalámbrico con transmisor, que uno Bluetooth.

Sin embargo, una queja que tengo con el Magic Mouse, es que, aún así pongamos el tracking speed al máximo, el ratón resultará algo lento, sobre todo si tenemos una iMac de 27”, o conectamos la Macbook a un monitor externo. La velocidad la podemos aumentar con un programa externo (MouseZoom) , pero es algo que debería ser arreglado por el mismo Apple.

 

Forma / Diseño

 P1040360

Aquí es donde la mayoría tendrá un problema. El mouse es completamente diferente al resto de ratones en el mercado, pues es mucho más bajo que el resto.

Yo no tuve ningún problema con la forma del mouse, y resultó fácil adaptarse a la misma.

 

P1040350 

El diseño definitivamente llama la atención. En la parte superior, tenemos toda una superficie limpia, libre de botones, y con sólo el logo de Apple visible, mientras que la parte inferior muestra un par de bandas de goma, el láser, el compartimento para pilas, y un switch para prenderlo / apagarlo.

Magic_Mouse_02_Pengo

El mouse se ve como ningún otro, y definitivamente destaca del resto.

 

MultiTouch

P1040353

Ahh, lo que realmente nos interesa, y lo que hace al Magic Mouse tan especial. El Magic Mouse tiene toda una superficie que responde a nuestros movimientos. Si han utilizado un trackpad en una laptop (y mejor aún, si han utilizado un trackpad de una Macbook / Macbook Pro), entonces reconocerán los beneficios de los gestos. De hecho, una vez que uno se acostumbra a utilizar los gestos del trackpad en una MBP, resulta difícil regresar al mouse y no tenerlos a la mano.

Es por eso que me llamó la atención el Magic Mouse, en primer lugar: la precisión de un ratón con los gestos del trackpad de una Macbook Pro? Denme dos, y ahora!

Lamentablemente, esto no ocurrió así.

Quiero dejar algo en claro: El Mouse, sin JiTouch, ese espectacular programa que descubrimos hace unos meses (y que trabaja también con trackpads de Macbook / Macbook Pro), no sirve para nada.

Por qué? Porque a pesar del potencial del Magic Mouse de reconocer múltiples dedos, taps (además de clicks), y diferentes gestos, viene, por defecto, con tres. Tres! Sólo tenemos scrolling (para subir y bajar ), un click derecho, y el gesto para avanzar y retroceder páginas.

 

 

Así es: no tenemos ni un solo gesto extra (ni siquiera el “pinching” o pellizco, popularizado por el iPhone para hacer Zoom). Ni siquiera tenemos Middle Click!

Afortunadamente, ya tenía instalado JiTouch2, que utilizaba principalmente para el Trackpad, y también trae soporte para el Magic Mouse. Y desde entonces? Pues tengo mi middle click, puedo abrir Exposé o Spaces con sólo deslizar tres dedos hacia arriba o hacia abajo; puedo saltar a la pestaña izquierda del navegador con tan solo dejar un dedo, y hacer un “tap” con otro dedo al lado izquierdo y vice-versa; puedo, incluso, saltar entre spaces, al dejar dos dedos, y deslizar el índice hacia arriba, abajo, izquierda o derecha. Es, en resumen, espectacular.

Ahora, podría recomendarles MagicPrefs, o BetterTouchTool, pero en mi experiencia, luego de probar las tres, me quedo con JiTouch2. No sólo tiene una genial manera de explicarnos cómo realizar los gestos y son los que mejor funcionan, sino que ya vienen con un set de gestos pre-definidos que funciona muy, muy bien.

 

 

Vale la pena el Magic Mouse? Utilizan Windows? Entonces la mejor opción, es esperar a que otro gran fabricante como Logitech, produzca uno de estos ratones multi-touch (créanme, este año definitivamente veremos varios), con drivers de verdad para Windows. El Magic Mouse funciona en Windows, pero pierde conexión constantemente y, lo peor de todo, no existe un programa como JiTouch2 para realmente sacarle el jugo.

 

Pero si tienen una Mac, o una Macbook, y les gustaría combinar la precisión de un ratón, pero no perder los gestos, es una buenísima inversión. El ratón funciona muy bien, siempre y cuando  decidan invertir también en JiTouch2. El mouse solo, junto con los limitados gestos de Apple, realmente no vale la pena: perderán el middle click, para ganar un simple gesto de retroceder / avanzar pestañas. Pero una vez que instalamos esta aplicación, el mouse se transforma totalmente y nos muestra de lo que es capaz. Definitivamente, se ha vuelto el ratón de preferencia en mi Mac.

No more articles