Otra prueba de que los dispositivos vestibles (wearables) son “the next big thing”

 Screenshot 2014 03 18 11 31 28

Adoro a mi Pebble. Desde que reseñé a los smartwatches más importantes del mercado, no he podido despegarme de éste. poder recibir información directamente en la muñeca sin tener que sacar mi celular me parece genial. Poder controlar mi música y ver qué se está reproduciendo (a través, por supuesto, de audífonos bluetooth) es también fascinante. 

Pero los smartwatches deberían hacer mucho más.Y eso es lo que Google planea conseguir con Android Wear, un sistema operativo dedicado exclusivamente a smartwatches.

 

 

Con la cantidad de información que estaríamos suministrándole a un dispositivo vestible, la información que deberíamos recibir a cambio debe ser mucho mayor; y eso es algo a lo que Android Wear apunta. El dispositivo vestible “sabe” de alguna manera lo que estamos haciendo – ya sea por información recibida del celular como geolocalización, o información que obtiene de nuestra actividad (por si estamos corriendo, caminando, durmiendo, bailando) –  y Android Wear es una manera de darnos información contextual de acuerdo a dicha actividad. No sólo se trata de mostrarnos notificaciones por mostrarlas, sino mostrar notificaciones relevantes.

Con esta versión especial de Android, Google estará haciendo un fuerte uso de Google Now para darnos información (tráfico, clima, direcciones). Es decir, notificaciones similares a las que recibimos en el celular, pero enviadas de manera pasiva a nuestra muñeca cuando Google crea que es relevante. 

Podremos también hacer búsquedas y dar comandos de voz con el “Ok Google”. 

 

Android Wear parece ser el producto que Google quería lanzar cuando anunciaron Google Glass; un componente “vestible” que nos suministre información en todo momento de una manera que no perturbe nuestra interacción con el mundo real. Sólo que un smartwatch es mucho más cómodo y fácil de usar que unos lentes. Google se ha juntado ya con varios partners, y el primero en lanzarse, será el LG G Watch que, según LG, tendrá un “bajo costo de entrada” (léase: barato), para el siguiente trimestre.

 

 LG G Watch 2

 

Con la fuerza de Google y sus partners, además de un sistema operativo “serio”, no nos cabe ninguna duda: Los Wearables, o dispositivos vestibles, han venido para quedarse y son la siguiente gran revolución tecnológica, como lo describimos aquí a mitades del año pasado

 

via Google