Analisis: Macbook Pro

Luego de escribir el artículo sobre las diferencias entre la Macbook y la Macbook Pro, y de las novedades que ambas traen es hora de publicar, pues, mi reseña de la mía.

 

Por qué me decidí por una Macbook Pro?

Si bien en el artículo anterior veíamos que, en efecto, las diferencias entre ambas se han reducido bastante en esta generación (que hacen de la Macbook una compra más atractiva)  algo que pude notar en mi experiencia con la Macbook (de la generación anterior), es que 1280×800 no me basta.

Es decir, el tamaño del monitor, de 13.3”, no resultaba lo suficientemente espacioso como para trabajar cómodamente, como para ser un verdadero reemplazo de escritorio.

La Macbook Pro, por otro lado, trae una resolución de 1440×900, idéntica a la mayoría de monitores de 17-19” de escritorio, lo cual me da mucho más espacio para tener múltiples ventanas abiertas.

Ese fue, en realidad, el principal motivo por el cual decidí comprar una Macbook Pro, en lugar de una standard.

Bueno, eso, y las promesas de Snow Leopard.

Ahora que sacamos el por qué decidí irme por una Pro desde el comienzo, veamos que tal ha trabajado esta notebook.

El modelo reseñado? La Macbook Pro :

  • Core 2 2.4 Ghz
  • 2 GB Ram
  • 250 GB disco duro
  • nVidia 9400M / nVidia 9600M

Despues de una semana…

IMG_0935

Al igual que con las pruebas que le realicé a la Acer Aspire One, para darme una buena idea de la Macbook Pro, decidí dejar el resto de PCs de lado, y utilizarla exclusivamente.

Obvio que en este caso, fue más fácil, ya que a diferencia de la netbook de Acer, la Macbook Pro es una laptop completa, incluso pensada como reemplazo total del desktop.

Y después de toda una semana utilizándola para realizar todo tipo de trabajos, no hay ninguna sorpresa: la Macbook Pro cumple muy bien su papel como reemplazo total.

 

Hardware

 IMG_0947

Ya que el Sistema Operativo sigue siendo el mismo, el spotlight se ha centrado exclusivamente en el hardware. Y como siempre, Apple no decepciona. Utilizando un nuevo proceso para construir el “Unibody”, la parte inferior de la laptop que es “tallada” de un solo bloque de aluminio, Apple ha conseguido darle tanto ligereza a la notebook, como solidez. De hecho, sorprende ver una laptop que se sienta tan sólida, y que pese tan poco.

Además, la nueva laptop es más curva, lo que le da un aspecto más estilizado y supuestamente, mayor facilidad a la hora de llevarlo de un lado para otro.

 

El Trackpad

 

Otro cambio significativo en el diseño, es el Trackpad. Parece que por fin Steve Jobs cumplió su sueño, y se deshizo, por completo, de los botones.

Ahora todo el trackpad funciona como uno, y hacer click, es cuestión de presionar en cualquier lugar del trackpad. Incluso podemos definir la sección inferior derecha / izquierda, para que funcione como un CTRL-Click (o click derecho).

Personalmente, me encanta el nuevo Trackpad. El tamaño del mismo hace que navegar la pantalla sea mucho más preciso, y dado a que por lo general prefiero hacer un “tap” en cualquier lugar del trackpad en lugar de un click, no me molestó para nada la desaparición del botón. Existen quejas en los que el trackpad no reacciona cada cierta cantidad de clicks, pero hasta ahora no me he topado con el problema.

Los nuevos gestos, son totalmente bienvenidos. La posibilidad de rotar fotos, aumentar el tamaño del texto, saltar entre aplicaciones, abrir Exposé, se vuelven acciones naturales al poco tiempo. Aunque me gustaría que Apple nos diese la posibilidad de configurarlos (donde está el gesto para activar Spaces, maldita sea!).

El trackpad es casi del tamaño de un iPhone

IMG_0910

La integración con Safari es genial, pero lamentablemente no se utiliza en otras aplicaciones. Pueden, sin embargo, crear sus propios gestos y forzar a aplicaciones a utilizarlo, con MultiClutch. De esta forma he configurado a Firefox para que tres dedos me permitan ir atrás / adelante, y hacer el gesto de “rotar” con dos dedos, me permita saltar entre tabs. Se espera que para Firefox 3.1, estos gestos estén implementados por defecto.

 

La tarjeta Gráfica

Otro cambio significativo, es el abandono de Apple de tarjetas gráficas intel (utilizadas en las Macbook de la generación anterior), por tarjetas nVidia. Y la Macbook Pro, trae dos. Como vimos en el artículo anterior, la utilización de ambas tarjetas todavía no es una decisión crítica porque, al fin y al cabo, no se pueden utilizar simultáneamente, y cambiarlas, nos obliga a hacer un log off, lo cual resulta algo molesto.

Sin embargo, luego de probar la tarjeta nVidia 9600M tanto en algunos juegos para MAc (como Spore, Call of Duty 4), y en Windows Vista (corriendo en BootCamp), debo decir que el performance es bastante bueno, para una portátil.

Es decir, la Macbook Pro puede bien servir como una genial gaming laptop, gracias al hardware que trae. Siempre y cuando, claro, le instalemos Windows en una partición.

La 9400M, por otro lado, no pudo correr los juegos en alto detalle y en la resolución nativa de la Pro (1440×900). Tanto porque el chipset no es tan poderoso como la 9600M, como porque usa el RAM como memoria. Así que si planean comprar una Mac y jugar en ella, la Pro es una mejor opción.

 

La pantalla

IMG_0920

Observar la calidad de la pantalla LED contra los LCDs utilizados en el pasado es realmente difícil de mostrar con fotos. La pantalla es mucho más brillante, los colores son más vibrantes, y en resumen, se ve mucho más espectacular, gracias a que ha heredado ese mismo aspecto de las iMacs, donde tanto la pantalla como el marco, están recubiertos por un vidrio (no hay “hendiduras”)

IMG_0921

El problema “Glossy”. Ahora, muchas de las quejas presentadas por todos, es que ya no se incluye la opción de pedir una pantalla matte, en vez de glossy, algo que sí se podía hacer con las anteriores MBPs.

Sí, la pantalla de la Macbook Pro parece reflejar más que la anterior Macbook, y la causa, aparte de ser “glossy”, parece ser el vidrio que recubre toda la pantalla. Afortunadamente, esto se puede compensar con el nuevo display LED, que, gracias a que puede llegar a un mayor nivel de brillo, compensan, en la mayoría de casos, los reflejos. Probé la laptop contra una ventana, y contra luz fluorescente, y tuve que aumentarle considerablemente el brillo para que los reflejos dejaran de ser una molestia.

Sin embargo, siempre he sido fan de pantallas glossy por su mayor calidad de imagen, pero es lamentable que aquellos que preferían una pantalla matte, no tengan la opción de poder elegirla.

El problema de los reflejos en pantalla existen, pero no son tan dramáticos como se cree. De hecho, no me cuesta admitir que la nueva pantalla de la Macbook Pro es quizás una de las mejores que he visto.

 

Conclusión

Estoy bastante contento con la compra. A pesar de ser más grande que a Macbook, encuentro que pesa casi exactamente lo mismo, y esos pixeles de más son más que bienvenidos porque, por fin, se puede trabajar tal y como si lo estuviera haciendo en una PC de escritorio.

Picture 6

 

Pero como se habrán dado cuenta por la reseña, aparte de los cambios de hardware, no hay muchas novedades. Parece que esta actualización se llevará a cabo en dos pasos: primero el hardware, luego el sistema operativo.

Aparte de juegos, no hay muchas razones por las cuales tener una 9600M, ya que la 9400M que se incluye en las Macbook y las nuevas Air basta para la mayoría de tareas. Pero si es que Snow Leopard realmente utiliza el GPU para añadir poder de procesamiento a tareas comunes, y Apple desbloquea la posibilidad de usar ambas tarjetas en SLI, las ventajas de la Macbook Pro aumentarían considerablemente.

Por qué comprar la Pro? Yo compré la Pro porque no me interesaba mucho ganar unos cuantos centímetros de más, si esto significaba una mejor resolución (después de todo, la Aspire One me la llevo a todos lados cuando necesito algo más portátil).

Pero ahora, sinceramente, es más difícil recomendar una Macbook Pro frente a una Macbook, ya que la línea que separaba a ambas se ha hecho bastante borrosa. En este cambio, es la Macbook la que ha salido más beneficiada, pues no sólo tiene, por fin, el mismo aspecto “pro” de su hermana mayor, sino que también, ha ganado la mayoría de características de la misma. La nueva Macbook es, por lo tanto, la mejor compra, y la mejor Macbook que ha salido hasta el día de hoy.

Si realmente necesitan esos pixeles extra, o esa tarjeta de video más poderosa con memoria independiente, (o si tienen camaras de video que utilicen Firewire 800) vayan por una Macbook Pro. Lo mejor que pueden hacer, es preguntarse si realmente necesitan estas características, o preferirían tener una laptop un tanto más portátil, y es ahí donde podrán darse cuenta si realmente vale la pena pagar esos $400 de más.

Aspire One vs Macbook Pro

IMG_0952

 

Lo que sí puedo afirmar, sin embargo, es que la Macbook Pro es la mejor notebook que he tenido. Y después de esta semana de usarla exclusivamente? Sinceramente no extraño mi antiguo setup. Se ha vuelto mi nueva oficina, por completo.

 

No se olviden que pueden ver más fotos, en el Unboxing