En Lifehacker encontré un genial tip de cómo amplificar el sonido del celular.

Basta con utilizar una copa de vino, con el “mango” cortado, y meter nuestro celular dentro. Denle una prueba, realmente funciona.

Claro que la idea no es que estemos cargando nuestra copa rota con nosotros aquí y allá, cada vez que no escuchemos el teléfono, pero está pensado más para las personas que utilizan el celular como alarma despertadora, y no la oigan con la amplificación normal.