Un montón de características que nadie quiere, y ninguna de las características que los usuarios desean. Conozcan a Allo.

El día de hoy, Google lanzó su tan esperado nuevo cliente de mensajería, en un intento más para hacerse de un “pedazo de la torta”, dominada por Facebook Messenger, Whatsapp, entre otros. Y para sorpresa de ninguno, Google nos ofrece una app a medio terminar, con características faltantes.

Si esperaban un cliente de mensajería completo, con integración a mensajes de texto para poder usarla como única app para responder SMS / mensajes instantáneos (como puede hacer Facebook Messenger, por ejemplo), o quizás un cliente web / de escritorio, o al menos la posibilidad de utilizarlo en múltiples dispositivos, ahora que muchos usamos una combinación de gadgets (dos smartphones, un smartphone + tablet, etcétera)? Pues mala suerte. Piña. Nada e esto está disponible en Allo.ç

“Pero hey” – nos dice Google – “Tenemos AI (Inteligencia Artificial!) Chatbots!”

 Allo, un montón de características novedosas, pero nada innovador.

El problema de Allo, es que no ofrece particularmente nada lo suficientemente interesante como para hacerme dejar el resto de clientes de mensajería. Estamos en una era tan saturada de servicios y aplicaciones móviles en las que, para lograr algún tipo de tracción, para lograr que la gente migre, un app tiene que ser excepcionalmente buena; ofrecer algo tan innovador, tan útil, que haga que el mundo lo note, y se pase. Allo no ofrece nada de esto. Es, en muchos sentidos, incluso inferior a las propuestas actuales. Como típico producto de Google, se siente incompleto, una Beta lanzada antes de tiempo. Y por lo tanto, al igual que Duo, quizás termine pasando al olvido, en el cementerio de clientes de mensajería de Google que se sigue apilando en su patio trasero.

La gran novedad de Allo es su asistente personal, que, por supuesto, está en “Preview”. Esto significa que responderá la mitad de las cosas que le consultemos, y nos dará respuestas confusas, nada que ver, o totalmente fuera del tema el resto de veces. Es, en pocas palabras, como todo asistente personal que hemos visto hasta la fecha. Google sabe, como todos, que en los bots está el futuro de la comunicación. Pero como quedó demostrado con Facebook Messenger, la inteligencia artificial, la capacidad de estos bots de interpretar nuestro lenguaje natural y proveernos de una respuesta cuerda, útil, con información relevante, todavía está fuera del alcance de la mayoría. Utilizar el asistente personal de Allo es como intentar pedirle información a un niño de Kindergarten; quizás pueda darnos información útil, pero su déficit de atención e incapacidad de continuar una conversación, hicieron de mis experimentos con Allo, un ejercicio de frustración.

Una vez que nos aprendemos los comandos de voz que Allo sí puede interpretar (por cierto, sólo funciona en inglés), o usamos los más útiles comandos pre-determinados de texto, es que Allo demuestra su utilidad, donde nos dará información del clima, algunas noticias generales, etcétera. Es decir, un glorificado Google Now. Pero entonces, somos nosotros los que estamos hablando el “lenguaje de Allo”, un lenguaje de sólo una docena de comandos, en lugar de ser al revés. Y aquí es donde se desinfla la burbuja de promesas de un asistente inteligente en nuestra aplicación de mensajería. Tal y como se desinfló para todos con los bots de Facebook Messenger, o los comandos limitados de Siri / Google Now, etcétera. Un noble intento, pero que se traduce no más que en una experiencia incompleta.

 Dibujos y Stickers; lo mismo del resto.

Allo también nos permite dibujar sobre las imágenes que compartamos con nuestros contactos – quizás para aliviar las frustraciones experimentadas con el asistente de voz; dibujar es bastante terapéutico. Por supuesto, tenemos también Stickers y Emojis como en el centenar de aplicaciones de mensajería que existen en el mundo, así que eso no nos hará falta.

 Lo que le falta a Allo.

Cuando Google presentó a Allo, se escuchó un colectivo: “en serio Google? Otro cliente de mensajería?”. Sin embargo, no perdí la fe. Todavía tenía la esperanza que Google pudiese nuevamente enfocarse en lanzar una app que pudiera cumplir todos los requisitos que solicitamos de una plataforma de mensajería unificada. Por fin, pensé, podremos ver una aplicación única de mensajes, multi-plataforma, que implementara todo lo que esperamos de un cliente de mensajería moderno.

Pero no, Allo no es más que ideas dispersas, implementadas a medias.

Para empezar, Allo funciona con nuestro número telefónico, a lo Whatsapp. A diferencia de Whatsapp, estamos limitados a un sólo dispositivo para responder / escribir, porque Google no ofrece ni siquiera un cliente web, para PCs. Así que todas las conversaciones que tengamos en Allo, se quedan en un único teléfono.

Muchos teníamos la esperanza de por fin reemplazar nuestro cliente de SMS por Allo y lidiar con todo el tema de mensajería de una única app. Vamos, hasta Facebook Messenger, una app que no tiene nada que ver con Google, nos permite hacer eso, para no tener que lidiar más que con una sola app. Allo no ofrece esta opción por ningún lugar. Esto nos deja, entonces, con otro cliente de mensajería, que tiene otro proceso de login, que ocupará otro lugar más en nuestro teléfono, para unirse al resto de apps de mensajería de Android como Messages (para los mensajes de texto), Hangouts (para… algo?), y Duo (para videollamadas). Todos esperábamos que Google convirtiera a Allo en su cliente RCS por defecto (Rich Communications Services). Lamentablemente, ese no es el plan.

Allo también ofrece la posibilidad de cifrar nuestros mensajes, pero lamentablemente no es algo que viene por defecto, haciéndolo inmediatamente más inseguro que alternativas como Whatsapp, que cifran toda comunicación por defecto. Sólo al activar el modo “Incógnito” es que se realizan conversaciones cifradas. Algo que va contra lo que Google anunció inicialmente, donde se prometía mayor seguridad y cifrado por defecto.

 Y Hangouts?

Google no reemplazará a Hangouts con Allo ni Duo. Ni tampoco a su aplicación de Messages. Sí, ahora tenemos 4 (4!) aplicaciones de mensajería de Google. Pero Hangouts, según Google, será re-enfocada más como una app de videoconferencia y mensajería para negocios.

 Pruébala! (O no).

Todo lo vertido aquí es, por supuesto, mi opinión respecto a Allo después de probarlo unas cuantas horas el día de hoy. Si están interesados en darle un vistazo, estará disponible “en los próximos días” para Android y iOS. O pueden descargar el APK de APKMirror si están en un apuro.

Pero honestamente, no se pierden de nada. Como experiencia de mensajería, hay ya mejores soluciones disponibles. Y su asistente personal? No ofrece nada que no hayamos visto hasta ahora. Es decir, no es un asistente muy útil. Lo que tenemos en Allo, es otro intento fallido de Google de capturar un segmento de un mercado que ya perdió.

  • Mario Benites

    Lo que no entiendo como un gigante como Google no compró WhatsApp en su momento. Una batalla perdida…

    • Patricio Plaza Valenzuela

      Te encuentro toda la razón es raro que Google no se hubiera anticipado. Creo que podría ser un nuevo fracaso como otros. Duo no ha logrado entrar. así que difícilmente este nuevo experimento tenga éxito.