cup-coffee Imposible negar mi gusto por el café. Con varios artículos escritos al respecto, debo admitir que ciertamente, siempre me falta una taza de café para empezar bien el día. Y es por eso que este artículo, original de Uncle John’s Bathroom Reader (una especie de colección de artículos hechos exclusivamente para aquellos que gustan de leer en el baño). Así que ya se imaginan cómo es el artículo. Corto, al grano, y perfecto para esos momentos en el “trono”

Aquí, pues, el artículo:

Cual es la droga favorita de America? Lo adivinaron, la cafeína. Usamos más cafeína que otras drogas – legales o ilegales – combinadas. Quieren saber qué es lo que esta cosa nos está haciendo? Aquí un vistazo rápido

 

Historia

Si empiezan el día con una fuerte taza de café o te, no están solos. Los americanos ingieren el equivalente en cafeína a 530 millones de tazas todos los días. La cafeína es la droga más popular que altera el humor. Además, es una de las más antiguas: de acuerdo a los arqueólogos, el hombre ha estado cociendo bebidas de plantas basadas en la cafeína desde la Edad de Piedra.

 

Cómo la Cafeína nos levanta

La cafeína no nos mantiene despiertos al darnos energía extra; lo que hace, es engañar a nuestro cuerpo diciéndole que no estamos cansados.

Cuando nuestro cerebro está cansado y quiere detenerse, suelta un químico llamado adenosina.

La adenosina viaja a través de células especiales llamadas receptores, que luego se pone a trabajar activando los químicos que desactivan nuestro cerebro.

La cafeína imita a la adenosina; así que “atora” a los receptores y previene que pase la adenosina. El resultado: nuestro cerebro nunca obtiene la señal de detenerse, y se mantiene creando estimulantes.

 

Adictos al Java

Después de un rato, nuestro cerebro se da cuenta de lo que está pasando, y aumenta el número de células receptoras, para que tenga lo suficiente para ambos la cafeína y la adenosina.

Cuando esto ocurre, la cafeína ya no nos puede manteenr despiertos… a menos que aumentemos la cantidad que tomamos para que podamos taponear los nuevos receptores.

Este proceso sólo toma como una semana. En ese tiempo, uno esencialmente se vuelve un adicto a la cafeína. Nuestro cerebro está literalmente restructurándose a sí mismo para funcionar con cafeína; quiten la cafeína y nuestro cerebro tiene demasiados receptores para operar apropiadamente.

Si dejamos la cafeína de golpe, nuestro cerebro empieza a reducir el número de receptores inmediatamente. Pero el proceso toma dos semanas, y durante ese tiempo nuestro cuerpo manda pequeñas ondas de socorro, a manera de dolores de cabeza, fatiga, dolores musculares, nausea, y a veces, incluso síntomas como de resfrío. Como resultado, la mayoría de doctores recomiendan cortar la cafeína gradualmente.

 

Los efectos de la cafeína.

Buenos: La cafeína está científicamente probada para aumentar temporalmente nuestra estado de alerta, comprensión, memoria, reflejox, e incluso la velocidad de aprendizaje. También ayuda a aclarar nuestra mente.

Malo: Demasiada cafeína puede causar temblores en las manos, pérdida de coordinación o apetito, insomnia, y en casos extremos, tembladeras, nausea, palpitaciones del corazón y diarrea.

Variar mucho la cantidad de cafeína que uno consume puede ponerle demasiada presión a nuestro hígado, pancreas, corazón y sistema nervioso. Y si tenemos tendencia a tener úlceras, la cafeína puede empeorar realmente nuestra situación.

Si logran consumir el equivalente a 70-100 tazas en una sola sentada, pueden sufrir convulsiones y eventualmente, morir.

 

Hechos de la cafeína.

El americano promedio toma 210 miligramos de cafeína al día. Eso equivale a 2-3 tazas de café, dependiendo de qué tan fuerte es.

Como uno hace el café tiene mucho que ver con cuanta cafeína uno obtiene. Café instantáneo contiene 65 miligramos de cafeína por taza; un café pasado tiene 80 miligramos; un café usando el método de goteo, 155.

Cuatro fuentes de la cafeína en la dieta “americana”: café, bebidas, te y chocolate, en ese orden. El americano promedio obtiene el 75% de la cafeína del café. Otras fuentes incluyen pastillas para el dolor, supresores del apetito, remedios frios, y algunas medicinas por prescripción.

Qué le pasa a la cafeína que uno le quita al café descafeinado? La mayoría de esto es vendido a compañías de gaseosas (la Cola contiene ya cafeina natural, pero les agrada añadir mas).

Toman más cafeína que lo que toman sus hijos? Si lo corrigen de acuerdo al peso corporal, probablemente no. Kilo a kilo, los niños muchas veces obtienen la misma cantidad de cafeína del chocolate y gaseosas, como los adultos de café, te, y otras fuentes.

 

 

via neatorama


Hmm, no es precisamente EL artículo para todo amante del café, pero qué dicen ustedes? Dejarán la cafeína por lo dañino que resulta?

A mi, por lo pronto, me ha provocado una taza más de café… pero prometo que es la última!