Aire Acondicionado: Cómo conseguir el máximo ahorro?

Una de las más grandes preocupaciones con un aire acondicionado, es el tema del consumo energético. Debido a que tenemos un dispositivo conectado que se lleva el aire caliente de la habitación para reemplazarlo por aire frío (o a la inversa si lo usamos como calefacción), esto implica un consumo energético.

Por suerte, modernos modelos han hecho enormes mejoras en este sentido, consiguiendo un máximo ahorro. Pero gran parte de este ahorro depende, también, de varios factores.

Hoy, quería comentarles cómo pueden conseguir utilizar un Aire Acondicionado por varias horas al día sin que esto implique un aumento excesivo en el recibo de la luz!

Aislar adecuadamente el ambiente

Un aspecto muy importante, es que tenemos que tener la habitación en donde vamos a instalar el aire acondicionado con el mejor aislamiento posible. Si no tenemos un ambiente adecuadamente aislado, el aire acondicionado estará trabajando de más porque le costará más llegar a la temperatura ideal. Imaginen que quieren enfriar una habitación, pero dejan la puerta o ventanas abiertas. Todo el aire frío que ingresa a través del aire acondicionado termina escapándose por estos lugares, impidiendo que el aire acondicionado cumpla su trabajo.

Esto implica ventanas que cierren adecuadamente, sin dejar una rendija por donde se pueda filtrar el aire, mantener nuestra puerta cerrada y asegurarnos que el ambiente para el que se ha colocado el aire acondicionado, permanezca cerrado.

Si es verano, se recomienda también colocar persianas o cortinas para bloquear parcialmente los rayos del sol, pues estos ocasionan que la temperatura aumente y el aire trabaje más.

Resumiendo: Vale la pena invertir un poco de tiempo y esfuerzo en asegurarnos que el ambiente donde estamos instalando el aire acondicionado sea el óptimo para mejorar el ahorro y así no hacer que el consumo aumente. Sobre todo porque está relacionado directamente con el segundo punto.

Comprar un Aire Acondicionado con tecnología Inverter.

Si, es el mismo punto que hemos visto en el primer artículo y ahí encontrarán más detalles al respecto. Pero en esencia, un aire acondicionado con la tecnología inverter, como el de Daikin que utilizo, le permite al aire regular la potencia con la que trabaja.

Aires acondicionados antiguos suelen trabajar al 100% desde el momento en que los encendemos, con el condensador trabajando al máximo por horas, lo cual ocasiona un consumo elevado.

Algunos modernos aires acondicionados implementan la tecnología Inverter. Con esta tecnología, el aire acondicionado regula su potencia de acuerdo a la necesidad; si el aire está ya enfriado, entonces este puede reducir su potencia considerablemente, generando un ahorro que va del 30 a 50% comparado con modelos sin esta tecnología. Y es algo que podemos incluso oír cuando nos ponemos al lado del condensador; el aire acondicionado trabaja al máximo – como otros – hasta llegar a la temperatura adecuada, pero apenas lo hace, inmediatamente reduce su potencia, pues mantener la temperatura del ambiente requiere menos esfuerzo.

Por lo tanto, una combinación de un ambiente adecuado, con un aire con la tecnología inverter, significa que el consumo a fin de mes no será alto, por el placer de aclimatar la habitación a nuestro gusto.

Realizar limpiezas regulares (mensualmente)

Otro aspecto que muchas veces es olvidado pero que tenemos que tener en cuenta para mantener nuestro aire acondicionado funcionando adecuadamente, es el de realizar una limpieza de los filtros de aire.

En términos sencillos, el aire acondicionado reemplaza el aire del ambiente por uno que ha sido enfriado a través del dispositivo; líquido refrigerante viaja a través de tubos internos del dispositivo que logran enfriar el aire, empujando el calor, convirtiéndolo en vapor y, eventualmente, expulsándolo hacia afuera.

El aire, por lo tanto, también hace un trabajo de filtrado, capturando partículas de polvo y otros elementos en su filtro antes de devolver el aire enfriado. De esta manera el aire acondicionado también hace un trabajo de “limpieza” del aire.

Pero estas partículas quedan en el filtro, por lo que se recomienda una limpieza de este cada mes. De esta manera, nos aseguraremos que el filtro no esté obstruido, lo que ocasionaría un trabajo adicional para el aire acondicionado.

Y ahí lo tienen! Siguiendo estos tres sencillos tips, podrán hacer uso de su aire acondicionado sin temer que la factura de fin de mes sea demasiado alta!

Más Noticias
Spotify lanza “Tus Podcasts Diarios”, un playlist con tus podcasts favoritos y recomendaciones