LG G Pad 8.3 Review en Español

IMG 4353

Estuve probando la G Pad 8.3 de LG, cortesía de Linio. Aquí mis impresiones.

LG ha cambiado mucho como empresa. De pasar a ser un fabricante ignorado en el mundo Android por la gran mayoría, al menos en los primeros años, su fortuna cambió cuando, con un partnership con Google, lanzaron juntos el Google Nexus 4 en el 2012, un teléfono que, como todo dispositivo Nexus (salvo algunas excepciones[1]), ejemplificaba todo lo que Android debería ofrecer. El Nexus 4 resultó ser un enorme éxito para Google y LG, y ambas compañías repetirían la fórmula en el 2013, con el lanzamiento del Nexus 5.

Gracias a este voto de confianza por parte de Google, LG pasó de ser un fabricante ignorado (sobre todo cuando era comparado a su rival “paisano”), a uno de los más queridos por los fanáticos del androide, al ser el representante más cercano a una experiencia de Android más pura.

Gracias a este reconocimiento ganado, pues, LG trató de sorprendernos con su G Pad 8.3, la tablet de 8 pulgadas para competir contra el iPad Mini.

IMG 4358

Hardware

El LG G Pad es la “Nexus tablet” que LG hubiese construído, si Google hubiese elegido a la empresa koreana como fabricante oficial (puesto que ocupa ahora Asus). De hecho, es la primera tablet de LG después de varios años, pues era un segmento que la marca había abandonado. (cabe mencionar también que existe un “Google Play Edition” de la G Pad, con Android sin modificaciones)

El nuevo G Pad trae interesantes características, como:

Características  LG G Pad 
CPU  Quad Core 1.7 Ghz
 RAM  2 GBs
 Cámara  5 MPx trasera, 1.3 MPx frontal
Pantalla   8.3″ 1920×1200 IPS LCD  
 Almacenamiento  16 GBs Internos, expandibles vía microSD
Batería  4,600 mAh 
Dimensiones 216.8 x 126.5 x 8.3 mm 
Peso  338 g 

 

Rendimiento y almacenamiento.

El dispositivo es sumamente competitivo en cuanto a características. Tenemos un CPU / GPU Snapdragon 600 / Adreno 320, suficiente hardware para correr todo tipo de aplicaciones. Y superior al S4 Pro que encontramos en el Nexus 7 del 2013.

En mis pruebas, nunca tuve problemas con ninguna app o juego en velocidad. La interfaz si estuvo algo “laggy” o mostraba lentitud en transiciones, pero nada grave, y fue algo sumamente fugaz. Culpo a las terribles modificaciones hechas por LG al software, más que al hardware. Esta lentitud fue mitigada una vez que me deshice del launcher que viene por defecto (recomiendo instalar Nova o Lighning Launcher, apenas tengan la posibilidad).

IMG 4360

En cuanto a almacenamiento, el LG G Pad también tiene una ventaja frente al Nexus 7: almacenamiento externo. Podemos expandir esos limitados (y limitantes) 16 GBs internos, sobre todo para una tablet, con una tarjeta microSD. Llenar un microSD con decenas de gigabytes de videos para poder ver películas o más offline, es un lujo que no podemos darnos en la Nexus 7, condenada a quedarse siempre con sus 16 GB / 32 GBs.

IMG 4362

 

 Pantalla

IMG 4382

Pantalla del iPad Mini Retina (izquierda) vs el G Pad. 

En detalle:

IMG 4388

iPad Mini

IMG 4389

G Pad

 

Características técnicas.

La pantalla incluida por LG en el G Pad es excelente. Se trata de un panel con 1920 x 1200 de resolución. Estamos hablando de una pantalla con una relación de 16 x 10 en lugar del típico 16 x 9 de la mayoría de tablets con Android, lo que lo hace más funcional en modo vertical ( o “portrait”). Igual no es tan cómodo o versátil que una pantalla 4:3 (como el iPad), que se acomoda mejor a ambas orientaciones. Las pantallas 16×9 son excelentes para videos o películas, pero no muy buenas cuando queremos usarlas en modo vertical para leer contenido de la web porque resultan demasiado altas. La pantalla de LG, al ser un poco más ancha, se siente mejor balanceada cuando está en modo vertical. Es similar a la del Nexus 7, que tambíen tiene una relación 16 x 10 (y la misma resolución de 1920×1200).

Al tener 8.3“, tenemos una densidad de pixeles de 273 ppi, suficiente para no distinguir pixeles a la distancia ”regular” a la que sostenemos una tablet.

 Qué tal funciona?

Dejando de lado tecnicismos, la pantalla del LG G Pad 8.3 se comportó sumamente bien. Como todo panel IPS, nos da grandes ángulos de visibilidad (podemos verlo de los lados, o de arriba y abajo, y aún así distinguir fácilmente lo que está en pantalla). Además, la reproducción de colores es muy buena, dándonos una detallada reproducción de colores reales. Algo que pude notar, sin embargo, es una ligera tendencia hacia el amarillo en colores blancos. 

 

 

Diseño Industrial

 

El dispositivo es lo suficientemente ligero para sostener con una sola mano, pues pesa tan sólo 338 gramos. Sí, más que el Nexus 7 (290 gramos), pero el tamaño de pantalla es mucho mayor. Y sí, también más pesado que el iPad Mini, pero sólo ligeramente (331 gramos).

IMG 4370

El diseño del G Pad es minimalista. No tenemos botones en la parte frontal, por lo que nuestra atención estará siempre centrada en la bella pantalla del dispositivo. Los parlantes están situados en la parte posterior de la tablet, por lo que gran porcentaje del audio, lamentablemente, se pierde. El slot para micro SD está ubicado en la parte superior del dispositivo, por lo que tenemos un rápido acceso al mismo. La tablet se siente sólida en manos, y personalmente, me gustó basante el diseño de la misma.

IMG 4364

 

 Software

El punto débil del G Pad. Al igual que el G2, el software incluído por LG es feo. Aquí se nota claramente que LG es más una empresa fabricante de hardware, no de software. LG ha decidido cambiar todos los íconos por versiones que parecen haber sido sacadas de un libro de curso de primaria. A estos íconos, los acompañan diversos fondos de pantalla que no ayudan a complementar e incluso ocultan, en muchas ocasiones, el texto de los mismos íconos. De hecho, parece un libro para primaria compuesto por múltiples diseñadores, pues varios íconos parecen sacados de diferentes icon packs; no existe una armonía en diseño (que sí existe ahora en Android por defecto, o iOS). Estos dos aspectos podemos reemplazarlos rápidamente (para ocultar la fealdad de los íconos: recomiendo Click UI). Lo que no podemos reemplazar? El reordenamiento de algunas opciones de menúes y más, que terminan más por confundir, que ayudar. Me gustaría ver a LG retroceder un poco en modificaciones para versiones de sus tablets futuras. LG: céntrate en seguir haciendo hardware de calidad, y olvídate de tratar de modificar el software.

IMG 4376

Estas modificaciones pesan cuando estamos navegando por la interfaz de G Pad. Si bien, como comentaba en la sección “hardware”, no tuve problemas de rendimiento con aplicaciones específicas (todos los juegos funcionaron impecablemente), fue durante la navegación por la interfaz y entre apps, donde era notorio cierto lag, o demora en la respuesta. Teniendo en cuenta el hardware que tenemos dentro, y lo bien que suele correr Android (el “vanilla”, sin modificaciones) en un Snapdragon 600, le echo enteramente la culpa a la poca optimización hecha por LG al software.

El G Pad 8.3 viene con Android 4.2.2, que trae casi todas las funciones más recientes y, afortunadamente, no trae la limitación impuesta por Android 4.4 KitKat de las microSDs. Por primera vez en una reseña, me alegra no ver la más reciente versión de Android, sobre todo por cómo Kitkat malogra la experiencia en dispositivos con slots para memorias externas.

Dejando de lado lo estético, LG ha incluido una función útil, que migró de G2: KnockOn. Esto es algo que habíamos visto ya en teléfonos con Windows Phone, y es una función sumamente útil: en lugar de buscar el botón de encendido cada vez que queremos activar la pantalla, basta con tocar la pantalla dos veces (un “toc, toc”) para que ésta se encienda. En el G2 era práctico. En el G Pad? Esencial, debido a que buscar el botón de encendido en un dispositivo más grande, se vuelve más incómodo. El resto de funciones, como “QPair”, “QSlide” y demás, fueron básicamente novedades de unos cuantos minutos, para luego quedar olvidadas para siempre.

Si bien existe una que otra función útil incluida con el G Pad, hubiese preferido ver menos modificaciones al sistema operativo, pues éstas terminan empeorando la experiencia de usuario final.

 

Conclusión.

El G Pad es una excelente tablet con Android, perfecta para los que están buscando una tablet de las dimensiones del iPad Mini, y el Nexus 7 se les antoja demasiado pequeño. Como ventajas, tenemos a una tablet con una pantalla de mayor tamaño que la Nexus 7 (y almacenamiento externo), y una pantalla de mejor resolución que el Galaxy Note 8.0 (notable diferencia).

Las modificaciones hechas por LG al software dejan que desear, pero por suerte, es algo que podemos modificar y / o ignorar rápidamente. Dejando esto de lado, tenemos una sólida tablet, que ocupa un vacío que existía en Android, el de las tablets de 8″, de calidad. 

 


  1. El Galaxy Nexus fue una decepción en la línea Nexus, debido a su terrible batería.   ↩

About Arturo Goga

Hey! Mi nombre es Arturo Goga. Si el artículo te agrada, no olvides suscribirte a la página.. Aquí mi perfil en Google+. También puedes suscribirte en Facebook!

  • Rayner

    Hola Arturo. ¿Cuál es la duración de la batería en promedio?

    • http://arturogoga.com arturogoga

      La batería me duró en promedio día y medio de uso moderado, o dos de uso ligero. Algo bajo para una tablet, pero aún así ofreció como 5-6 horas de screen on time. Comparable con la Galaxy Note 8.0, pero inferior al iPad Mini

  • LUIS

    ES UNA TABLET LLAMATIVA POR SU TAMAÑO Y PORTABILIDAD

Top