Wearable Technologies, tecnología vestible y su implicancia en nuestro futuro cercano

Wearable technology 73 0

Nos encontramos en lo que se denomina la “Era Post PC”. Y con esto, nos referimos a que la época en la que buscábamos un sólo dispositivo – ya sea PC de escritorio, laptop, ultrabook – supliera todas nuestras necesidades tecnológicas.

Hoy en día, en lugar de un dispositivo omnipresente (hogar, oficina, ocio), lo que tenemos, son múltiples dispositivos que se amoldan a nuestras necesidades. Así, por ejemplo, existe la tablet, dispositivo táctil ideal para consumir contenido, como “second screen” o pantalla secundaria mientras nos relajamos viendo la TV, o incluso si queremos crear contenido (es particularmente práctica para escribir artículos debido a la restricción que nos impone de concentrarnos en una tarea única, y también para la creación musical, donde la pantalla táctil resulta mucho más conveniente). Tenemos dispositivos especializados con una única función como el Kindle, por ejemplo, que es excelente para cargar con nosotros cientos de libros, y tener la misma comodidad (o aún incluso mayor comodidad), gracias a la tecnología e-ink en su pantalla. Y por supuesto, tenemos a los smartphones, las mini-PCs portátiles que cargamos nuestro bolsillo y que, poco a poco, están cumpliendo cada vez un rol más importante en nuestras vidas.

Precisamente, es el smartphone el que se convertirá en nuestro nexo, hub, central de nuestra vida conectada. Debido a su ubicuidad, el smartphone resulta el acompañante perfecto para mantenernos conectados, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a la web, al mundo digital que cada vez termina hilándose más al mundo real. Y es en este momento, donde estamos viendo la aparición de lo que se denomina “wearable technology”, o tecnología que vestimos.

Por Wearable Technology, nos referimos a accesorios tecnológicos que facilitan el hecho de mantenernos conectados a la web continuamente, pero buscando un balance en no distraernos demasiado del mundo real. Todos hemos pasado por lo mismo: en una reunión, ya sea social o de trabajo, de 10 personas, usualmente dos (o más) están con la cabeza enterrada en sus teléfonos, interactuando con personas que no están presentes. Esta relativa “cercanía” que nos dan los dispositivos celulares a amigos que no se encuentran presentes físicamente han creado una tendencia bastante interesante, de la cual a veces cuesta desligarse. Uno de los objetivos de este tipo de dispositivos, es de justamente simplificar este tipo de contacto. En lugar de obligarnos a sacar el teléfono de nuestro bolsillo para poder actuar sobre notificaciones, recibimos estas notificaciones directamente en los dispositivos, sin irrumpir de manera poco ética las conversaciones reales.

Un pensamiento que sigue rondando bastante, es que el mundo digital y el mundo virtual, siguen siendo dos universos totalmente diferentes. Nada más lejos de la realidad, sobre todo si tenemos en cuenta el deseo de compañías como Facebook o Google de usar nuestra identidad real para utilizar los servicios. La anonimidad que caracterizó parte de la era de la web ha desaparecido, y con esto, las interacciones individuales que podíamos tener en el mundo virtual y real, independientes entre sí, son cosa del pasado. Amigos que añadimos a redes sociales o conocemos en la realidad, o lo haremos eventualmente; es parte de la nueva era de la web. Esto tiene una influencia directa en lo mencionado en el párrafo anterior. Debido a que las interacciones, incluso digitalmente, son “reales”, a muchas personas les cuesta separarse de esta interconexión, dada la inmediatez de la comuniación y de que al otro lado, está una persona que, bueno, conocemos.

Aquí, pues, es donde entra todo el tema de wearable technologies. Dada la manera en la que tecnología está calando en todo aspecto social de nuestras vidas, una de las funciones de estos dispositivos, además de darnos información más inmediata, es la de hacerlo sin que genere masivas distracciones del mundo real. Y hay dos tecnologías, particularmente, que llaman la atención.

 

Google Glass

Google glass wallpaper hd

Google Glass es un dispositivo de Google que planea remediar este inconveniente, de una inusual manera. Como podemos deducir de su nombre, Google Glass es un dispositivo que utilizamos como si fueran lentes / gafas, como se puede apreciar en la imagen. Lo hemos visto en detalle ya múltiples veces en el blog. Pueden ver cómo funciona en detalle en esta infografía

En la parte superior del ojo derecho, tenemos un prisma, donde vemos una proyección en tiempo real de las notificaciones que podemos recibir. Y a pesar de lo futurista que se ve, es un dispositivo que se encuentra ya en Beta. Una cierta cantidad de personas – denominados “Explorers” – optaron por pagar $1,500 y tener el privilegio de ser las primeras personas en utilizar este tipo de dispositivos.

Pero en lugar de “reemplazar” nuestra realidad con una pantalla, Glass es una “ventana” que podemos apreciar en nuestro campo de visión, que nos da información cuando la necesitamos. Personas que lo han utilizado, lo comparan a ver un televisor de 32” ligeramente arriba de nuestro campo de visión, a una distancia de 1.5 – 2 metros.

De momento, su utilidad es limitada, siendo la más atrayente la posibilidad de grabar video o fotografiar el momento y lugar en el que nos encontremos, sin todo el ritual de sacar algún dispositivo de nuestro bolsillo. Un par de toques en el marco, empezará a grabar video, mientras que tomar fotos, es un proceso de similar sencillez. Otro aspecto interesante del dispositivo, es la posibilidad de recibir direcciones de calles y rutas.

 

Smart Watches

Pebble

Los Smart Watches amenazan con volver a popularizar los relojes de muñeca. Y es que en lugar de sólo darnos la hora (o, en los casos más “geek”, de incluso servir como calculadora), estos dispositivos, al igual que Glass, están conectados permanentemente a nuestro teléfono móvil.

De esta manera, son capaces de “jalar” información de nuestro terminal y, en lugar de irrumpir en conversaciones – como viene sucediendo ahora – un rápido vistazo a la muñeca nos dirá lo que necesitamos saber, ya sea la hora, quién nos está llamando, o si tenemos un email importante.

A diferencia de Glass, los Smart Watches – con Pebble, uno de los primeros en salir al mercado, a la vanguardia – tienen mayores posibilidades de volverse populares. Esto se debe a su menor costo (entre $100 – $150, contra el precio aún desconocido de Glass, pero que definitivamente será mayor), y al hecho de ser un dispositivo más familiar y menos intrusivo.

Además de notificaciones y llamadas, los smart watches actuales también tienen una limitada posibilidad de ejecutar aplicaciones (existen algunos relojes inteligentes con Android), los convierten en dispositivos bastante versátiles. Podemos convertirlos en nuestros reproductores musicales, correr aplicaciones sencillas (como un podómetro que mida los pasos / kilómetros que recorremos día a día), y más.

 

Conclusión

Esto es, finalmente, lo que se viene en un futuro cercano, algo que sucederá en los próximos 8-12 meses. La tecnología que vestimos busca, como hemos visto, ligar más el mundo virtual con el real, pero hacerlo de una manera que no termine aislándonos físicamente, so pena de convertir nuestro futuro, en un reflejo del planeta Aurora en “El Sol Desnudo”, de Isaac Asimov.

About Arturo Goga

Hey! Mi nombre es Arturo Goga. Si el artículo te agrada, no olvides suscribirte a la página. Puedes leer más en Sobre el autor, o bien ponerte en contacto conmigo. Aquí mi perfil en Google+ También puedes suscribirte en Facebook!