Samsung Galaxy Note 2 – Un análisis (N7100)

Video Reseña:

El Galaxy Note era un dispositivo al que muchos, incluyéndome, le auguramos un fatídico destino. Con un colosal tamaño (en una era donde incluso teléfonos como el Galaxy S II, de 4.3″, parecían monstruosidades) y una crisis de identidad (Es una tablet? Es un smartphone?), creímos que no existiría un nicho para un dispositivo como este, a pesar de tener algunas características llamativas (era, después de todo, el dispositivo más veloz de la época).

Menos de un año después, podemos decir que, en efecto, nos equivocamos. El Galaxy Note logró encontrar un hogar entre 5 millones de personas (a la fecha).

Y menos de un año después, Samsung vuelve a este nuevo género de dispositivos, apodados phablets (Phones + Tablets), con el sucesor del original, el Galaxy Note 2.

La fórmula, sigue siendo la misma: meterle lo mejorcito que existe en el mercado móvil hoy en día, aprovechando el amplio espacio que este tipo de dispositivo nos brinda. Por lo tanto, tenemos:

 

IMG_5025

Hardware

CPU Exynos 4412 Quad Core a 1.6 Ghz
RAM 2 GB
Pantalla 5.5” – 1280 x 720 pixeles
Cámara 8 Megapixeles / 1.9 Megapixeles. Video a 1080p
Almacenamiento 16/32/64 GBs, expandible vía MicroSD
Peso 183 gramos
Dimensiones 151.1 x 80.5 x 9.4 mm
Otros: Radio FM, Bluetooth, WiFi, Android 4.1.1 (JB)

 

La primera vez que abran la caja y saquen el teléfono, la impresión, probablemente, sea la misma, así hayan estado utilizando el predecesor todo este tiempo: se trata de un dispositivo gigantesco. Con una pantalla ahora más grande, y con la misma crisis de identidad, el Galaxy Note 2 nuevamente se posiciona – incómodamente – entre una tablet y un smartphone, preparado a retar a los bolsillos de nuestros pantalones y prácticamente desplazar al resto de sus habitantes, a la cueva vecina. Pero todo esto, es ya historia. El Galaxy Note original probó que un dispositivo como éste puede ser popular, y su sucesor, logra mejorar casi todos los aspectos del original.

IMG_5004

 

El Galaxy Note 2 ha sido claramente inspirado, en su diseño industrial, por el Galaxy S III de Samsung. No sólo tiene prácticamente el mismo aspecto (curvas redondeadas, un botón físico central con dos botones capacitivos a los costados), sino que comparten características similares en cuando a hardware: tenemos un procesador Exynos 4412 (sólo que esta vez, a 1.6 Ghz en lugar de los 1.4 Ghz del S III), el mismo sensor / cámara, y por supuesto, el mismo material. Una de mis quejas en la Reseña del Galaxy S III era justamente el material utilizado en el dispositivo que, a la larga, hace que se sienta algo “barato”. Como ejemplo opuesto tenemos al HTC One X, el cual, a pesar de usar también plástico, logra sentirse mucho mejor al tacto. Nuevamente, esperemos que Samsung decida arriesgarse más a experimentar con otro tipo de materiales o aleaciones en el futuro.

 

IMG_5020

 

Otro aspecto del hardware que hace la migración del S III al Galaxy Note 2, es la luz de notificaciones multicolor. Es un pequeño aditamento, bastante común en el pasado pero olvidado en tiempos actuales, del cual he terminado dependiendo bastante desde que el S III se convirtió en mi teléfono principal. Y, en el caso del Galaxy Note 2, es igualmente bienvenido. La luz nos notifica de nuevos mensajes, tweets, emails, y demás. Si la aplicación lo permite, podemos personalizar el color de la misma, lo cual es una manera bastante veloz de enterarnos de lo que sucede sin tener que estar prendiendo el dispositivo.

IMG_5060

 

Camara

La cámara es idéntica a la del Galaxy S III, así que lo que obtendremos con el dispositivo es una de las mejores cámaras en smartphones del mercado (junto con la del iPhone 5, Nokia Lumia 920 / 808 Pureview  y el HTC One X). Las fotografías salen sumamente nítidas de día, y gracias al modo nocturno implementado en el Note 2 / Galaxy S III, incluso las fotografías nocturnas son posibles. Lo mejor, sin embargo, es la falta de demora o “lag” en el disparador. Una de las grandes ventajas de tener tanto poder dentro del equipo, es que la velocidad de procesamiento de imágenes es casi instantáneo; es decir, apenas presionemos el botón de fotos, tendremos lista la imagen. Entre otras cosas, tenemos el modo panorama, HDR y otras funciones que hacen de la implementación de software / hardware de cámara en el Note 2, una de las mejores. En video, tenemos la estabilización de video por software que funciona bastante bien.

IMG_5048

 

 

S-Pen y Touchwiz

IMG_5073

Lo que hace que el Galaxy Note 2 destaque, aparte de su colosal tamaño, es la implementación de un Stylus, o lápiz, para permitirnos tomar apuntes en pantalla. El concepto no es malo, pero la implementación en el Note inicial dejaba mucho que desear. Existía una demora en el modelo original, pequeña pero notoria, que le quitaba practicidad al ingreso de texto o dibujos en las aplicaciones de Samsung. Esto ha sido remediado por completo, quizás gracias a la evolución del hardware (quad core y un chipset más maduro, comparado al Note original) y ahora ingresar texto, o realizar tareas con el stylus es no sólo posible, sino que en varias oportunidades, también conveniente. Ayuda, también, el hecho de que el stylus utiliza el Electro Magnetic Resonance (tecnología desarrollada por Wacom) que le da no sólo gran precisión al lápiz (incluso mayor a la de los “tradicionales” que utilizaban una pantalla resistiva, como los antiguos PDAs de Palm), sino que también la posibilidad de “apuntar” en pantalla sin tener que tocar la superficie.

 

IMG_5203 

 

 

Las modificaciones hechas por Samsung en Android son bienvenidas, ya que mejoran la experiencia final con el stylus. Tenemos no sólo acceso a múltiples aplicaciones diseñadas para utilizar el lápiz (como S Note, ), sino que también, podemos realizar algunas funciones que no existen en Android por defecto. El ejemplo más claro, es la funcionalidad “multi-window”. Aprovechando el gran tamaño de la pantalla, podemos dividir a la misma en dos, permitiéndonos, por ejemplo, lanzar Facebook en la parte inferior, y nuestro navegador en la parte superior, utilizando ambas en simultáneo en una suerte de multi-tasking. Y en mis pruebas, resultó sumamente conveniente para una rápida navegación. Pensé que sólo aplicaciones desarrolladas por Samsung funcionarían, pero me llevé una grata sorpresa al ver que apps como la de Facebook o Chrome podían aprovechar esta funcionalidad.

Otra función que me agradó, es el “Popup Browser”. Se trata de un navegador que aparece encima de lo que estamos viendo o haciendo, para dar un rápido vistazo a una página. Imaginen esto: están revisando su correo con la aplicación de Gmail, y alguien nos envía un Link. En lugar de tener que abrir el navegador en ventana completa, para luego regresar a Gmail, podemos acceder al Popup Browser que abrirá un navegador pequeño, sin saltar de app. Cuando terminamos de ver, simplemente lo cerramos e inmediatamente estaremos de regreso en email. Es una implementación similar a la que vimos con el Popup Video Player en el S III, pero al tenerlo con el navegador, me pareció mucho más útil.

 

IMG_5205

 

Ahora que el Stylus funciona como debería, me sorprendió la cantidad de veces que terminaba utilizándolo, quizás para tomar apuntes rápidos en S-Note, o incluso para navegar por toda la interfaz Touchwiz. Esta vez, Samsung sí logró hacerlo funcionar bien.

 

Batería

IMG_5063

Con tanto espacio que nos brinda este “phablet”, se pudo implementar una enorme batería dentro. Así, pues, tenemos 3100 mAh de energía, que fácilmente nos permitirá utilizar el Note 2, de manera constante, por un día / día y medio. Si hacemos un uso más ligero, el equipo puede tranquilamente durar dos días. Incluso con tremenda pantalla, la duración de batería no es problema para el dispositivo.

La diferencia de tamaños entre la batería del S III (2100 mAh), contra el Note 2 (3100 mAh):

IMG_5110

 

 

Pantalla / Tamaño

IMG_5028

 

A pesar de tener una menor densidad de pixeles, la pantalla del Note 2 es un verdadero espectáculo. Se trata de un panel Super AMOLED similar al S3, que nos dará colores sumamente vibrantes y una excelente calidad de imagen. Y dado el mayor tamaño del disposito, es más fácil apreciar la calidad de la misma.

 

IMG_5075

Pero al final del día, el dispositivo sigue siendo uno que difícilmente se acomodará al estilo de vida de muchos, debido al tamaño. El problema de encajar entre un smartphone y una tablet, es que ofrece ciertas limitaciones en ambos sentidos. Resulta, a veces, demasiado grande para ser un smartphone, pero demasiado pequeño para considerarlo una tablet. Pero esto, por supuesto, es una preferencia personal. Estas limitaciones no significan gran cosa si lo que uno prefiere, al final del día, es simplemente cargar un sólo dispositivo, en lugar de dos o tres que cumplan funciones similares. Y el Note 2, gracias a las mejoras que hemos visto a lo largo de la reseña, puede cumplir la función de ambas adecuadamente.

 

Conclusión

IMG_5009

 

A diferencia del Note original, el Galaxy Note 2 no tiene nada que probar. Ya descubrimos que existe un mercado para el dispositivo, y el Note 2 mejora de manera substancial todo lo que su predecesor ofrecía. El stylus ahora se comporta de una manera adecuada; las nuevas funciones de Touchwiz elevan la experiencia de Android en general, con características nuevas que no se incluyen en la versión original de Google, y en resumen, es un excelente gadget.

IMG_5179

Sin embargo, seguimos teniendo la incógnita inicial, presentada por el primer dispositivo: realmente queremos un smartphone de este tamaño? Tenemos quizás a uno de los dispositivos más poderosos del mercado, pero nada de esto importará si al final, el teléfono nos hará sentir como Hobbits. Personalmente, sigo prefiriendo un dispositivo que sea fácil de manipular con una sola mano como smartphone, y no tengo problemas en cargar un dispositivo secundario (como una tablet de 7”) cuando necesito mayor espacio, quizás para tomar apuntes o ver un video.

Si, por otro lado, disfrutaron lo que el Note original ofrecía, o si están barajando la idea de  tener un dispositivo único (aunque ofrezca ciertas limitaciones como smartphone o tablet al ubicarse entre ambos), el Note 2 es la mejor opción disponible.

Mi sugerencia, es que vayan a alguna de las tiendas o smart stores que los ofrecen, y pruébenlo. Sientan al dispositivo en las manos, prueben al S Pen. La belleza de Android, después de todo, es que nos ofrece la libertad de elegir un modelo que se amolde a nuestras vidas. Y si estuviese en la universidad aún, algo como el Note 2 hubiera resuelto muchos de mis dilemas a la hora de tomar apuntes en clase y realizar diferentes tareas.

IMG_5033

About Arturo Goga

Hey! Mi nombre es Arturo Goga. Si el artículo te agrada, no olvides suscribirte a la página. Puedes leer más en Sobre el autor, o bien ponerte en contacto conmigo. Aquí mi perfil en Google+ También puedes suscribirte en Facebook!

Comments

  1. Excelente análisis, como siempre. Ya hace tiempo que le vengo siguiendo la pista a este teléfono, y el II ha cumplido subsanando los pequeños problemas de la primera versión. Gracias.

  2. Irving Copi says:

    Excelente smartphone, sin embargo, con el tema del plan de datos, al parecer no se podrá disfrutar plenamente.

    Esta no identidad también creo que le ocurre al Galaxy Note 10.1 que tiene el tamaño de una tablet, pero permite realizar llamadas.

  3. Héctor negroe says:

    Acabo de adquirir este gadget y lo que les puedo comentar es que la experiencia con el equipo hasta hoy a sido muy satisfactoria.

  4. Maikel says:

    Lo bueno de Samsung es que puedes tener muchas apps gratis, personalizar tu móvil pero algo que todavía no le interesa a esta marca es cuidar a sus usuarios de la delincuencia; si te roban el teléfono pues después de que lo reinicien de fabrica que es muy fácil ya no se puede ubicar por medio de la pagina y si bloqueas el IMEI todavía los ladrones lo pueden vender como un muy fino reproductor de video, música y navegador web por medio de WiFi; por eso aunque es un gran producto no se compara con la seguridad de Apple; si bloqueas el IMEI pues al ladrón le queda un muy costoso pisa papeles.